Un activista prodemocracia de Hong Kong denuncia que ha sido agredido por agentes chinos

Howard Lam, un destacado activista prodemocracia de Hong Kong ha denunciado agentes del Gobierno chino le agredieron y amenazaron para que no entregara a la viuda del premio Nobel Liu Xiaobo una foto firmada por el futbolista Lionel Messi.

Howard Lam ha contado a la prensa que cuando estaba en el exterior de una tienda de deportes se le acercaron varios hombres que hablaban chino mandarín, la lengua habitual en Pekín pero no la principal en Hong Kong, donde se habla más el chino cantonés.

Los individuos se llevaron a Lam durante nueve horas, le interrogaron y le golpearon en repetidas ocasiones mientras le llamaban "antipatriota". Según su relato, quedó inconsciente y le dejaron tirado en una playa en el distrito de Sai Kung.

Esta agresión llega en un momento en el que ha crecido la hostilidad hacia las autoridades de Pekín en Hong Kong por la presión del movimiento prodemocracia. La antigua colonia británica se mantiene desde 1997 como una región administrativa especial de China, rigiéndose por el principio "un país, dos sistemas", que garantiza que los hongkoneses disfrutan de más libertades que los chinos del territorio continental.

Los activistas prodemocracia sostienen que las libertades en la antigua colonia china están siendo cada vez más recortadas por la presión de las autoridades del Partido Comunista chino (PCCh). En julio, un tribunal de Hong Kong expulsó a cuatro parlamentarios partidarios de la independencia de la Asamblea de Hong Kong, tras invalidar sus tomas de posesión, una decisión que fue considerada como impulsada por el Gobierno de Pekín.

El secuestro en 2015 de varios comerciales de libros de Hong Kong que vendían obras críticas con los líderes chinos hizo crecer el temor de los hongkoneses ante una mayor intervención del Gobierno de Pekín en la antigua colonia británica, según los activistas.

Lam ha dicho que recibió una llamada desde el territorio continental chino de una persona que aseguró ser del servicio de Inteligencia y que le advirtió de que no debía entregar una foto del futbolista del Barcelona Lionel Messi a la viuda de Liu Xiaobo, el premio Nobel que falleció en julio víctima de un cáncer.

En julio, el presidente de China, Xi Jinping, advirtió en la toma de posesión del nuevo líder de Hong Kong que las autoridades chinas no permitirán desafíos en la antigua colonia británica, justo cuando se cumplen 20 años de su retorno al dominio de Pekín.

Howard Lam ha contado a la prensa que cuando estaba en el exterior de una tienda de deportes se le acercaron varios hombres que hablaban chino mandarín, la lengua habitual en Pekín pero no la principal en Hong Kong, donde se habla más el chino cantonés.

Los individuos se llevaron a Lam durante nueve horas, le interrogaron y le golpearon en repetidas ocasiones mientras le llamaban "antipatriota". Según su relato, quedó inconsciente y le dejaron tirado en una playa en el distrito de Sai Kung.

Esta agresión llega en un momento en el que ha crecido la hostilidad hacia las autoridades de Pekín en Hong Kong por la presión del movimiento prodemocracia. La antigua colonia británica se mantiene desde 1997 como una región administrativa especial de China, rigiéndose por el principio "un país, dos sistemas", que garantiza que los hongkoneses disfrutan de más libertades que los chinos del territorio continental.

Los activistas prodemocracia sostienen que las libertades en la antigua colonia china están siendo cada vez más recortadas por la presión de las autoridades del Partido Comunista chino (PCCh). En julio, un tribunal de Hong Kong expulsó a cuatro parlamentarios partidarios de la independencia de la Asamblea de Hong Kong, tras invalidar sus tomas de posesión, una decisión que fue considerada como impulsada por el Gobierno de Pekín.

El secuestro en 2015 de varios comerciales de libros de Hong Kong que vendían obras críticas con los líderes chinos hizo crecer el temor de los hongkoneses ante una mayor intervención del Gobierno de Pekín en la antigua colonia británica, según los activistas.

Lam ha dicho que recibió una llamada desde el territorio continental chino de una persona que aseguró ser del servicio de Inteligencia y que le advirtió de que no debía entregar una foto del futbolista del Barcelona Lionel Messi a la viuda de Liu Xiaobo, el premio Nobel que falleció en julio víctima de un cáncer.

En julio, el presidente de China, Xi Jinping, advirtió en la toma de posesión del nuevo líder de Hong Kong que las autoridades chinas no permitirán desafíos en la antigua colonia británica, justo cuando se cumplen 20 años de su retorno al dominio de Pekín.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios