Condenado a 4 años de prisión 'Tío Hilario' por la 'Operación Nevera' contra el tráfico de drogas

El fallo del tribunal condena también a su compañero de banquillo, Alfredo G.M, vecino de Mojados y para quien inicialmente se pedían ocho años y 60.000 euros, a una pena de tres años de cárcel y multa de 3.000 euros, tal y como éste acordó con el fiscal, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

Tan sólo quedaba por despejar la incógnita sobre la pena que recaería en 'Tío Hilario', que en el acto del juicio oral solicitó la nulidad de actuaciones tras denunciar que los 379 gramos de speed que la policía halló en su domicilio, y que según alega eran para "autoconsumo", se transformaron luego en 657 gramos durante su análisis por el departamento de Sanidad.

'Tío Hilario', como así es apodado, mantuvo su inocencia--asegura que la droga era para su propio consumo debido a su grave adicción--y, con carácter subsidiario a su absolución, su letrada invocó la nulidad de actuaciones por rotura de la cadena de custodia, ante las serias dudas respecto de la cantidad de speed que fue hallada en el domicilio de su patrocinado.

Y es que si bien la policía le ocupó 379 gramos de dicha sustancia, durante el pesaje posterior efectuado en Sanidad la báscula arrojó 657 gramos, algo que los responsables de la prueba no han llegado a aclarar, salvo que, como así han advertido, se efectuara con una fiambrera de plástico o 'tupperware'.

Pese a ello, el procesado ha sido condenado a cuatro años de cárcel y al pago de una multa de 6.000 euros, frente a los cinco años y 12.000 euros que pedía el fiscal y la absolución o, alternativamente, una mínima de tres que había interesado su letrada defensora.

DISTRIBUCIÓN EN LUGARES DE OCIO

Las detenciones practicadas el pasado día 7 de abril en la persona de Hilario M.M, de 44 años, y Alfredo G.M, de 28, son fruto de las pesquisas iniciadas en diciembre de 2015 cuando se detectó que ambos se dedicaban a distribuir sustancia estupefaciente en la provincia, concretamente en lugares de ocio de distintos pueblos de Valladolid.

Tras realizar las primeras gestiones, los investigadores consiguieron averiguar la identidad del principal responsable que se encargaba de abastecer de droga a otro de los detenidos y éste, a su vez la vendía a consumidores, principalmente en discotecas.

Con los oportunos mandamientos judiciales, se procedió al registro de las viviendas de dos de los arrestados, con la constancia que en las mismas, una en Íscar y otra en Mojados, pudiera encontrarse sustancia estupefaciente.

Fruto de los registros, los agentes se incautaron de un total de 3.320 euros, así como de 64,5 gramos de cocaína, 379 gramos de speed, 3,30 gramos de marihuana, 20 gramos de hachís y nueve pastillas de éxtasis, además de útiles y efectos para la preparación, distribución y venta de droga a media escala.

Con la venta de toda la sustancia intervenida, los dos detenidos podrían haber obtenido unos ingresos superiores a los 24.000 euros.

La mayor parte de la sustancia intervenida se encontraba preparada para su venta. Asimismo, fueron intervenidos tres vehículos, siete teléfonos móviles, un ordenador portátil, tres básculas de precisión y una picadora de marihuana.

La investigación fue realizada por el Grupo de Estupefacientes de la Brigada Provincial de Policía Judicial, pertenecientes a la Comisaría de Valladolid.

Ahora en portada

Comentarios