El Govern tiene "plena confianza" en los Mossos y desvincula a los directores de instituto de la votación

El portavoz del Govern, Jordi Turull, ha asegurado este martes que el Ejecutivo catalán tiene "plena confianza" en los Mossos d'Esquadra y en su actuación con el referéndum, y ha desvinculado a los directores de los institutos catalanes de la votación.

El Govern tiene "plena confianza" en los Mossos y desvincula a los directores de instituto de la votación

Preguntado por la instrucción de la Fiscalía Superior de Catalunya para que los Mossos identifiquen a los responsables de los centros electorales --que en buena parte son institutos--, Turull ha defendido que "ellos saben lo que deben hacer y cómo lo deben hacer".

Ha descartado decir si los Mossos van a desobedecer las instrucciones de la Fiscalía y ha insistido en que "el mando de los Mossos compete a la jerarquía de los Mossos, que tiene muy claras sus competencias".

Turull ha destacado que el Govern se desvincula de cualquier polémica relacionada con la actuación de los Mossos y que se limita a "denunciar, sobre todo pensando en los tribunales europeos, todas las actuaciones del Estado que no están ajustadas a derecho ni son legítimas", como considera que es precisamente el requerimiento de la Fiscalía.

EL GOVERN "NO SE METE"

Turull ha dicho que el Govern "nunca se ha metido en lo que debían hacer o dejar de hacer los Mossos en un operativo" policial, tampoco en el 1-O, y ha dicho que el Gobierno central no puede decir lo mismo de su actuación con los cuerpos y fuerzas del Estado.

Según Turull, "si alguien ha politizado a la policía y puesto policías a destruir a sus adversarios" ha sido el Ministerio del Interior, tal y como, a su juicio, demuestra la 'Operación Catalunya' de presunta guerra sucia del Estado contra cargos electos de ideología soberanista.

"Me refiero a las cloacas del Estado. Por parte del Ministerio, cero lecciones de cómo se ha de dirigir a policía", ha precisado, y ha recordado que el Fiscal General del Estado, José Manuel Maza, ha sido reprobado por el Congreso de los Diputados.

Que Maza siga en su cargo demuestra que, en realidad, al Gobierno central "no le importa la soberanía nacional del Congreso, que tanto defiende", sino que su objetivo es impedir a cualquier precio que los catalanes puedan votar, ha considerado.

NO CAER EN "PROVOCACIONES"

Preguntado por lo que deben hacer los ciudadanos si al ir a votar se encuentran a la policía impidiéndolo, Turull ha dicho que "no hay que caer en ninguna provocación: esto es un movimiento absolutamente pacífico y alegre, y hay que mantenerlo hasta despedir el proceso".

Ha aprovechado para pedir a los ciudadanos que vayan a votar sin miedo porque "no es ningún delito y la gente tiene derecho a ser protagonista de este episodio histórico" para Catalunya.

DIRECTORES DE LOS CENTROS

Sobre los directores de los centros, ha destacado que es absurdo que se les identifique porque "uno que sea identificado hoy, quizás está el fin de semana con su familia y no allí: se está confundiendo la labor del director con otra cosa".

Precisamente el delegado del Gobierno en Catalunya, Enric Millo, envió el viernes una carta a los directores de los institutos catalanes para advertirles de que pueden cometer un delito penal si abren su centro el 1 de octubre para facilitar la votación.

Turull ha insistido en que la prioridad para el Govern es que ningún ciudadano --tampoco los directores de los institutos-- "sea víctima del asedio y el acoso del Estado", y ha calificado de error la instrucción de la Fiscalía para identificar a los responsables de los centros.

Ahora en portada

Comentarios