El mercado navideño atacado en Berlín reabre al público

Entre otras cosas, la Policía de Berlín ha instalado bloques de hormigón en torno al mercadillo con el fin de evitar que se produzca de nuevo un ataque como el del lunes, en el que un presunto terrorista arrolló intencionadamente a decenas de personas, matando a doce de ellas e hiriendo a 48.

Según ha explicado la emisora local RBB, aunque el mercadillo suele contar con 170 puestos, por ahora solo estarán abiertos 33, entre otras cosas por que la zona que se vio golpeada por el atentado sigue cerrada por motivo de la investigación.

Hasta el mercadillo se han acercado algunos ciudadanos que han depositado velas y flores en memoria de las doce víctimas mortales, entre las que se ha confirmado que hay una ciudadana italiana y una israelí.

Desde que se produjo el atentado, las autoridades alemanas han insistido en la necesidad de que los ciudadanos sigan con sus vidas y no se dejen atemorizar por los terroristas.

En este sentido, el alcalde de la ciudad, Michael Mueller, ha recordado a las víctimas de atentado en su mensaje navideño y ha reconocido que lo sucedido el lunes "ha eclipsado" las celebraciones navideñas y de Año Nuevo.

"Deseamos que nuestra ciudad sea una metrópolis de las personas, en la que todos podamos vivir juntos y en paz", ha sostenido. "El odio no tiene cabida en nuestro Berlín", ha subrayado, instando a los ciudadanos a no dejar que les arrebaten el "espíritu festivo".

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios