Miércoles, 17.01.2018 - 21:25 h

El menor sacado del hospital por su madre cuando esperaba un trasplante está en planta y estable

La madre, de 22 años y origen marroquí, fue interceptada en la estación de tren con el niño en brazos cuando huía con el pequeño en el AVE con destino a Valencia. Los agentes encontraron al niño con la tez azulada, somnoliento y con dificultades para respirar, por lo que fue atendido en la propia estación por los servicios médicos.

La mujer fue arrestada como presunta autora de un delito de omisión del deber de socorro. Sobre ella pesaba una orden de detención, tras haber sustraído a su propio hijo del hospital de Málaga, incluso tras haber sido advertida de que si el niño no recibía tratamiento continuado podría fallecer en pocas horas.

Los agentes de la Policía Nacional tuvieron conocimiento, gracias al hospital malagueño y al servicio de seguridad de la estación de tren de la capital, de que la mujer viajaba en el AVE Córdoba-Valencia, por lo que desplegaron un dispositivo en la estación de tren de Cuenca, donde había prevista una parada. También se desplazó una UVI móvil para atender de inmediato al pequeño.

Los efectivos, en constante coordinación con el interventor del tren, ubicaron el vagón y asiento en el que viajaba la mujer. Cuando llegaron al mismo, observaron que el niño presentaba dificultades para respirar, por lo que de inmediato fue atendido por los servicios médicos e ingresado en el hospital de Cuenca. Después, fue trasladado a Málaga al Hospital Materno Infantil.

Asimismo, el Juzgado de Instrucción número 1 de Málaga, en funciones de guardia, decretó este pasado miércoles la puesta en libertad de la mujer detenida en Cuenca por, supuestamente, sacar a su hijo de cuatro años de un hospital de la capital malagueña cuando este esperaba un trasplante de pulmón. No obstante, la mujer está investigada por un delito omisión del deber de socorro.

Además, se remitió a la Policía un oficio para que mantenga bajo custodia al menor mientras no reciba el alta médica, lo que ya se dispuso. Por su parte, la Junta de Andalucía, a través de la coordinación de los dispositivos competentes de Salud y Políticas Sociales, activó el protocolo de protección para el menor.

Fue el personal sanitario del hospital malagueño quien al no haberse producido un alta hospitalaria del menor dio el aviso de su ausencia a la Policía Nacional, cuyo operativo policial concluyó con el traslado del niño al centro en el que está recibiendo tratamiento.

En coordinación con las actuaciones sanitarias, el Servicio de Protección de Menores de la Junta de Andalucía en Málaga ha iniciado el procedimiento previo para la recopilación de la información necesaria del ámbito sanitario, familiar y judicial referente a este menor, que podría ser requerida en el caso de que se adoptasen medidas cautelares.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios