El sindicato de Mossos víctima de un 'hackeo': "Estas detenciones son una alegría"

El sindicato de los Mossos d'Esquadra SME, cuya página web y cuenta de Twitter fueron víctimas de un 'hackeo' en mayo de 2016 en el que se filtraron datos personales de 5.600 policías, ha celebrado las tres detenciones de este martes vinculadas con el caso: "Son una gran alegría".

En declaraciones a Europa Press, el portavoz del SME, Toni Castejón, se ha mostrado prudente pero ha indicado que desde el sindicato están "contentos y satisfechos" por el trabajo de la Unidad Central de Delitos Informáticos (UCDI).

"Este es un caso muy complicado y demuestra un gran prestigio del Cuerpo de Mossos que se pueda resolver", ha afirmado Castejón.

Respecto al hecho de que el 'hacker' conocido como Phineas Fisher haya reivindicado ser el autor de la acción, Castejón se ha limitado a decir que nunca han creído que fuera él.

El sindicato SME se ha personado en el caso, que instruye el Juzgado de Instrucción 33 de Barcelona, como acusación particular, en nombre del sindicato y de los posibles afectados.

También se ha personado como acusación popular otro sindicato de los Mossos, el Uspac, que presentó querella por un delito de descubrimiento y revelación de secretos al considerar que algunos de los afectados eran afiliados suyos.

El ataque informático supuso el robo y filtración de los datos personales de los policías, que luego se difundieron en un twit emitido desde la propia cuenta de Twitter del sindicato, que fue también 'hackeada'.

La cuenta, de la que suplantaron la identidad, emitió varios twits, entre ellos, uno diciendo que estaban en huelga porque estaban cansados de servir a los poderosos y luchar contra el pueblo, otro diciendo que se refundaban y otro con el mensaje 'La lucha continua! #mossospelsddhh #mossosenvaga'.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios