A juicio este lunes por intentar matar a un hombre ante su esposa en un paraje de Pulianas

El escrito de conclusiones provisionales, al que ha tenido acceso Europa Press, detalla que el procesado, de iniciales A.J.D.P., inició una "acalorada discusión" con este otro hombre, de 42 años de edad en el momento de los hechos que sucedieron el 5 de mayo de 2015 en las proximidades del Camino de los Yeseros del municipio del Área Metropolitana granadina.

Ambos se enzarzaron en una pelea en la que el acusado "con evidente ánimo de acabar con la vida" del otro, según el fiscal, "le asestó de forma sorpresiva, sin posibilidad de defensa, un golpe en el costado izquierdo con un cuchillo de cocina de 16,5 centímetros de hoja previamente aprehendido de su domicilio con el ilícito ánimo de trasladarse con él hasta el lugar donde había quedado" con su supuesta víctima y "hallándose el domicilio del procesado a escasa distancia".

El fiscal prosigue señalando que, tras el primer golpe, "trató de propinarle otros con el mismo cuchillo e idéntico ánimo" hasta el punto de que le produjo varios cortes al otro hombre que se defendió con las manos y "siendo precisa la intervención" de la esposa de este último "allí presente, tratando entre ambos de reducirle".

En este punto el procesado "la agredió también a ella con el mismo cuchillo aunque con el único ánimo de lesionarla, hasta que ambos lograron desarmarle haciendo entrega del cuchillo a los efectivos de la Guardia Civil desplazados hasta el lugar".

Las heridas causadas al hombre pudieron comprometer su vida "de no haber mediado tratamiento quirúrgico urgente" llegando a causarle una lesión inciso contusa de unos dos centímetros de longitud que "se extiende en profundidad con trayecto anterior y ascendente unos doce centímetros" seccionando músculos.

El Ministerio Público pide cinco años y medio de prisión por el supuesto delito de homicidio en grado de tentativa, y dos años y medio por el de lesiones con instrumento peligroso, además de prohibición de acercamiento a menos de 500 metros y de comunicación en periodos de diez y cinco años; además, indica que el procesado "presenta suficiente capacidad para entender y razonar los acontecimientos acaecidos pero bajo la influencia de una psicosis delirante, de tipo persecutorio, que le distorsiona su realidad" por lo que concurren en los dos delitos la "eximente incompleta de anomalía/alteración psíquica".

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios