Domingo, 19.11.2017 - 08:03 h

Guerra abierta entre el Gobierno y los empresarios catalanes a 20 días del 1-O

Moncloa y los grandes capos de las finanzas catalanas se cruzan reproches y críticas entre sí en vísperas del referéndum independentista. 

El Ejecutivo se siente solo y los empresarios aseguran que llevan años presentando propuestas a Rajoy para desencallar el 'procés', pero que no les han hecho caso.

Te interesa leer: La 'operación diálogo' de Sáenz de Santamaría en Cataluña descarrila

Guerra abierta entre Gobierno y empresarios catalanes a 20 días del 1-O

Quedan menos de tres semanas para el 1 de octubre y la relación entre el Gobierno de Rajoy y los grandes empresarios catalanes ha estallado. Ambas partes se entrecruzan, en privado, duras críticas por el papel que han jugado a lo largo de todo el 'procés' y se culpan de manera mutua de haber llegado hasta esta situación sin una solución a la vista. El divorcio es patente y la confianza se ha perdido.

"Cuando nos hemos reunido con ellos nos dicen que están con nosotros al 100%, pero también sabemos que cuando se reúnen con los independentistas les dicen lo mismo". Esta frase, que pronuncia una fuente cercana al Consejo de Ministros sobre los principales empresarios catalanes, refleja cuál es la opinión que tiene el Gobierno sobre el papel que están jugando algunos presidentes y consejeros delegados con despacho en Cataluña en la crisis independentista.

En Moncloa hablan de "malestar" y "cabreo" por haberles dejado solos a la hora de plantar cara a los secesionistas en un momento como el actual. Echan de menos una mayor implicación por parte de estos empresarios y que dejen a un lado su "tibieza" para posicionarse del lado del bloque constitucionalista. Lo dijo el exministro Margallo en Lainformacion.com, pero la opinión es generalizada en el actual gabinete de Rajoy. De hecho, ninguno de ellos se oculta en comentarlo 'sottovoce' en los círculos empresariales o políticos a los que acude. Los empresarios catalanes dicen que ayudaron a Rajoy

Entre los principales empresarios catalanes la opinión sobre el papel que han jugado en el desafío independentista es muy diferente a la que tiene el Gobierno de Rajoy. Fuentes cercanas a estos 'prohombres' del mundo de la empresa catalana explican a Lainformacion.com que esa crítica de Moncloa les parece "injusta e injustificada". Consideran que el problema secesionista es una realidad que ya no se puede frenar: "Si no ha podido pararlo el Gobierno con toda su maquinaria, ¿como van a poder hacerlo unos empresarios?", afirman.

Estas mismas fuentes añaden que desde el empresariado catalán se ha intentado ayudar al Gobierno en varias ocasiones para paralizar el llamado 'procés' desde, al menos, el año 2014. Lo han hecho -aseguran- presentando documentos a Moncloa con propuestas concretas para frenar el creciente sentimiento independentista que ha ido incrementándose en la región desde la sentencia del Estatut en 2010 y que ha provocado que, a día de hoy, el choque de trenes ya sea inevitable.

En esos documentos que han llegado al despacho de Rajoy, los empresarios catalanes advertían de que la inacción del Gobierno estaba provocando que buena parte de la población comenzara a simpatizar con la secesión y que en los sondeos se incrementara el número de partidarios de un referéndum para decidir su futuro. Incluso, según comenta otra fuente, se ha venido detectando cómo familias catalanas de clase media que nunca simpatizaron con el independentismo comenzaron a girar en sus postulados y a hablar de "desprecio" por parte del Ejecutivo central. En Cataluña, venían advirtiendo estos empresarios al Gobierno de Rajoy, que el déficit de inversiones en la región era otro de los problemas que había que solucionar.El empresariado catalán afirma que ha intentado ayudar al Gobierno de Rajoy en varias ocasiones para paralizar el llamado 'procés'

Estos capos de empresas estratégicas catalanas lamentan que en Madrid nunca les hicieran caso. "Nos decían que era un suflé", aseguran. Creen que en Moncloa nunca se creyeron que Artur Mas, Junqueras y Puigdemont fueran en serio y creían que la división entre ellos iba a hacer descarrilar el 'procés'. El diálogo, se quejan, tampoco ha funcionado. "Les avisamos", concluyen las mismas fuentes empresariales."¿Qué quieres, que nos ocupen la sede?"

"Ya no vamos a hacer nada, es un problema del Gobierno", afirma un gran empresario catalán. Insiste en que la salida al 1 de octubre tiene que gestionarse en La Moncloa y que el Ejecutivo de Rajoy no puede culparles a ellos de "un problema político, no empresarial". "Esto no se va a solucionar en un mes, se tenía que haber empezado a hacer hace quince años", añade.

Entre estos directivos también existe un cierto temor a tomar posiciones de cara al 'procés'. Las conversaciones que mantienen entre ellos destacan especialmente el clima de tensión social que va en aumento en Cataluña y que podría perjudicar seriamente a sus negocios. Ya lo dijo en Lainformacion.com el presidente de la ANC, Jordi Sànchez: "Ocuparemos las calles si el Gobierno no nos deja votar". Es decir, habrá una gran acampada al estilo 15-M en el centro de Barcelona si finalmente no se celebra el referéndum. Creen, además, que esas "ocupaciones pacíficas" podrían trasladarse a sus oficinas en caso de que se posicionen en contra de los independentistas en este momento.

Esto explica esa postura equidistante de determinadas empresas ante el 1-0. Lo afirma un importante responsable de una gran compañía cuyo comité de dirección se encuentra en Barcelona: "¿Qué quieres, que nos ocupen la sede durante un mes?"

Ahora en portada

Comentarios