Domingo, 22.10.2017 - 14:34 h

Sin acuerdo con patronal y sindicatos el Congreso no aprobará la Ley de la estiba

El PSOE, como hiciera hace un mes, subordina su apoyo a la liberalización de la estiba al pacto previo con las partes implicadas, mientras Ciudadanos, que se abstuvo el 16 de marzo, dice que "no hay" negociación.

Los trabajadores exigen el borrador del decreto, que aún no conocen, mientras el ministro anuncia su aprobación "inminente" y apela a la "responsabilidad" de los partidos políticos.

Estibadores cargan contenedores en un barco en el puerto de Valencia
Estibadores cargan contenedores en un barco en el puerto de Valencia

Fomento busca los apoyos necesarios para que el Congreso apruebe el nuevo Real Decreto que liberaliza la estiba en España, que es "inminente" según el titular del ramo, Íñigo de la Serna, pero nadie, ni patronal ni estibadores ni los grupos del Congreso... Incluso ni la Comisión Europea, tienen aún el borrador de norma que anuncia el Gobierno que va a aprobar de manera "inminente".

Para no sufrir el 'revolcón' en el Congreso del pasado 16 de marzo -hacía casi 40 años, cuando gobernaban la UCD y Adolfo Suárez, que un ejecutivo no veía cómo la cámara baja rechazaba un Real Decreto Ley- el Gobierno de Rajoy necesita los apoyos del PNV, el único grupo que le apoyó entonces, de Ciudadanos, la abstención del partido naranja en aquella votación fue, sin duda, el momento de mayor tensión entre los populares y los de Rivera desde que ambas formaciones firmaran el acuerdo de investidura, y al menos, la abstención del PSOE, ya que parece complicado que el resto de grupos, Unidos Podemos, Compromís, PdCAT, ERC o EH Bildu den su plácet a iniciativa alguna que lleve la firma del gabinete del PP.

Cuenta a favor del Gobierno que un Real Decreto Ley no necesita, como sí es necesario para leyes orgánicas, la mayoría absoluta, 176 votos a favor, para ser aprobado. Es suficiente con la mayoría simple (más síes que noes) por lo que la abstención del Grupo Socialista sería suficiente.Será necesario el acuerdo con los estibadores

En este sentido desde el PSOE, repetimos, grupo vital para que la norma pase el fielato de la cámara baja, se vuelve a reiterar: "Si hay acuerdo con los trabajadores nosotros nos plantearíamos dar el ok al texto, si no es así nuestro voto seguirá siendo negativo. Es condición imprescindible para el sí del PSOE que haya acuerdo con los trabajadores".

Vamos, la misma posición de hace un mes cuando la Ley de la estiba llegó por vez primera al palacio de la Carrera de san Jerónimo. La diferencia: Los socialistas se encuentran ya en pleno proceso de primarias y el apoyo a la norma del Gobierno podría ser entendido, y utilizado por los 'sanchistas', como un ejemplo de 'sumisión' del PSOE de la Gestora (al que se asimila con la presidenta andaluza Susana Díaz) al PP.

Por ello será imprescindible para ablandar la postura socialista el acuerdo previo entre Gobierno, patronal y los trabajadores de la estiba, que parece estar cerca... pero no acaba de llegar. 

El ministro, por su parte, asegura que está en contacto con los distintos grupos parlamentarios, aunque éstos aseguran no saber nada. "Confío en que esta vez exista responsabilidad política", indica De la Serna. "Es esencial para la imagen del país", remarca.Ciudadanos asegura que "no hay negociaciones"

Lo cierto es que el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, justificaba la controvertida decisión de abstenerse de su partido (pese a que llevaba en su programa electoral la liberalización de los trabajos portuarios) por la "cerrazón" del Gobierno a negociar y por "actuar como si siguiera teniendo mayoría absoluta".

Ahora, la mención de De la Serna a los "contactos" con otros grupos daba a entender que hacía referencia a Ciudadanos. Pero desde el partido naranja, de manera oficial, se aseguró ayer a www.lainformacion.com que "No hay negociación. Primero que el Gobierno lo presente a los trabajadores y después ya lo valoraremos", comentaron en Ciudadanos.

Aunque lo cierto es que el Gobierno lleva desde el día en que vio tumbado el primer decreto apelando a la "razón de estado" para que los diferentes grupos del congreso le apoyen en este tema.

Pero un miembro del PSOE que pertenece a la Comisión de Fomento del Congreso lo deja bien claro: "tiene que haber un acuerdo entre las partes para que sea posible que el grupo socialista lo apoye" y emplaza al Gobierno a "poner el acuerdo encima de la mesa y hablar con las partes previamente a llevar al Consejo de Ministros un nuevo decreto".

Mientras ocurre todo ésto, el Ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, asegura que la aprobación en Consejo de Ministros del Real Decreto Ley de reforma de la estiba será "inmediata", si bien aún no puede determinar si lo hará en la reunión de este viernes, 21 de abril, ya que, como explicamos el Gobierno no ha amarrado, a 18 de abril, los apoyos necesarios para aprobar la norma en el Congreso ni el de patronal y trabajadores del sector.

El Gobierno quiere, esta vez, curarse en salud y no pasar así por el 'sonrojo' de ver cómo la ley es rechazada. Además de tener también el ok de los empresarios del sector, agrupados en la patronal Anesco, y de los 6.150 estibadores que trabajan en los puertos españoles.Todavía no han recibido el borrador

Pero lo cierto es que, al menos hasta este martes, ni unos ni otros han recibido el borrador de la Ley para realizar sus alegaciones, tal y como anunció hace unos días el Secretario de Estado de Fomento, Julio Gómez Pomar, que comunicó a los sindicatos que una vez que el Gobierno finalizara la redacción del Real Decreto se les enviaría el texto para que pudieran hacer sus observaciones al mismo.

"Aquí estamos esperando", aseguran desde la Coordinadora de Trabajadores del Mar, sindicato que agrupa a la mayoría de trabajadores del sector. "No sabemos nada del nuevo decreto. El Ministerio no nos ha enviado el borrador y por lo tanto, poco podemos decir. Tenemos un preacuerdo con las empresas, pero a partir de ahí, es necesario conocer de qué 'percha' cuelga el mismo y cuál es la normativa, pero lo único que hay por ahora desde Fomento es silencio", sentencian. Estibadores: "Inaudito que aún no tengamos el decreto"

En una nota pública emitida este lunes, la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar explica que "a los estibadores les parece inaudito que el ministro se dedique a explicar a los medios lo urgente de la presentación del Real Decreto Ley, en vez de enviar a las partes algún documento sobre el que presentar alegaciones, tal como le exigieron en el Congreso el resto de partidos políticos y tal y como se comprometió", aseguran.

La respuesta desde la patronal de la estiba y desde los diferentes grupos políticos del Congreso de los Diputados es la misma: "No sabemos nada del nuevo decreto". 

Incluso, técnicos del departamento de transportes de la Comisión Europea aseguraron en Bruselas a representantes de la Coordinadora de Trabajadores, con quienes se reunieron justo antes de Semana Santa, que no pueden opinar sobre la norma, y si la misma se atiene a la normativa europea, hasta no tener en su poder el Decreto bis que está 'recocinando' el Gobierno."La segunda sentencia está al caer"

El Ministro, por su parte, insistía este lunes en que, "es necesaria la inmediata aprobación del Real Decreto Ley, porque está al caer la segunda sentencia", indicó en referencia a la nueva multa que el Tribunal Superior de Justicia de la UE puede imponer a España por incumplir la normativa europea con el sector de la estiba.

El titular de Fomento indicó que, además de "cumplir con Europa", la reforma de la estiba se traducirá en un incremento de la productividad de los puertos del 30%.

De la Serna ratificó que el nuevo Real Decreto Ley que promoverá para la reconversión del sector de carga y descarga de los barcos incluirá otro Real Decreto con la propuesta de acuerdo de mediación sobre los aspectos laborales de la restructuración de la actividad."El último monopolio real que queda en España"

"Creo que hay una unánime posición en la calle de que hay que resolver el asunto de la estiba, para evitar que por mantener un monopolio y unas condiciones de un colectivo no suponga un coste para el bolsillo de todos los españoles", afirmó el titular de Fomento.

El Ministro, que recordó que la subrogación por ley de los trabajadores "no es posible porque no lo permite la Unión Europea", hizo hincapié en que el Gobierno pondrá 120 millones de euros del erario público para prejubilaciones y reiteró que "ya llevamos 22 millones de euros de multa" y "ésta aumenta día a día, mientras no se apruebe la liberalización del sector, se acabe con el único monopolio de hecho que queda en España y se cumpla así con lo que dicta el Tribunal de Justicia Europeo". 

Palabras del titular de Fomento que han tenido una rápida e inmediata respuesta por parte de los trabajadores:  "Para dar solución a cualquier conflicto hay que ponerse a trabajar. Si no, lo que pasa es lo que ha ocurrido en España desde el 11 de diciembre de 2014, el día que conocimos la sentencia del TJUE. A los estibadores les da la impresión que la posición unánime que hay en la calle es la de no seguir manteniendo de sus bolsillos a ministros que no cumplen con sus obligaciones y compromisos, que no respetan su palabra y se desdicen, de manera continua, sin la menor consideración con más de seis mil trabajadores directos y toda una industria que ha logrado que, en plena crisis, su sector haya sido de los más productivos del país", explican los trabajadores en una dura nota de respuesta a lo manifestado por De la Serna.Garantías en el empleo

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, por su parte, ha anunciado que aprobará un real decreto ley como el anterior, y otro decreto con un reglamento para desarrollar el primero que reproducirá fielmente la propuesta de mediación del presidente del Consejo Económico y Social (CES), Marcos Peña, con el recorte de sueldos ofrecido por los sindicatos, del 10% para los estibadores que ganen más de 30.000 euros al año. Y garantizando, de forma genérica, el empleo de los estibadores no prejubilables.

Pero los sindicatos ven lagunas en la fórmula de subrogación de los contratos. Y la patronal pide al gobierno que concrete los excedentes laborales, las ayudas públicas para su salida y para pagar a los estibadores que mantengan su empleo como compensación por el mayor coste que les atribuyen frente a las nuevas contrataciones. El gobierno dice que les mostrará el texto antes de tramitarlo, aunque no aclara si está dispuesto a negociarlo.



Fomento busca los apoyos necesarios para que el Congreso apruebe el nuevo Real Decreto que liberaliza la estiba en España, que es "inminente" según el titular del ramo, Íñigo de la Serna, pero nadie, ni patronal ni estibadores ni los grupos del Congreso... Incluso ni la Comisión Europea, tienen aún el borrador de norma que anuncia el Gobierno que va a aprobar de manera "inminente".

Para no sufrir el 'revolcón' en el Congreso del pasado 16 de marzo -hacía casi 40 años, cuando gobernaban la UCD y Adolfo Suárez, que un ejecutivo no veía cómo la cámara baja rechazaba un Real Decreto Ley- el Gobierno de Rajoy necesita los apoyos del PNV, el único grupo que le apoyó entonces, de Ciudadanos, la abstención del partido naranja en aquella votación fue, sin duda, el momento de mayor tensión entre los populares y los de Rivera desde que ambas formaciones firmaran el acuerdo de investidura, y al menos, la abstención del PSOE, ya que parece complicado que el resto de grupos, Unidos Podemos, Compromís, PdCAT, ERC o EH Bildu den su plácet a iniciativa alguna que lleve la firma del gabinete del PP.

Cuenta a favor del Gobierno que un Real Decreto Ley no necesita, como sí es necesario para leyes orgánicas, la mayoría absoluta, 176 votos a favor, para ser aprobado. Es suficiente con la mayoría simple (más síes que noes) por lo que la abstención del Grupo Socialista sería suficiente.Será necesario el acuerdo con los estibadores

En este sentido desde el PSOE, repetimos, grupo vital para que la norma pase el fielato de la cámara baja, se vuelve a reiterar: "Si hay acuerdo con los trabajadores nosotros nos plantearíamos dar el ok al texto, si no es así nuestro voto seguirá siendo negativo. Es condición imprescindible para el sí del PSOE que haya acuerdo con los trabajadores".

Vamos, la misma posición de hace un mes cuando la Ley de la estiba llegó por vez primera al palacio de la Carrera de san Jerónimo. La diferencia: Los socialistas se encuentran ya en pleno proceso de primarias y el apoyo a la norma del Gobierno podría ser entendido, y utilizado por los 'sanchistas', como un ejemplo de 'sumisión' del PSOE de la Gestora (al que se asimila con la presidenta andaluza Susana Díaz) al PP.

Por ello será imprescindible para ablandar la postura socialista el acuerdo previo entre Gobierno, patronal y los trabajadores de la estiba, que parece estar cerca... pero no acaba de llegar. 

El ministro, por su parte, asegura que está en contacto con los distintos grupos parlamentarios, aunque éstos aseguran no saber nada. "Confío en que esta vez exista responsabilidad política", indica De la Serna. "Es esencial para la imagen del país", remarca.Ciudadanos asegura que "no hay negociaciones"

Lo cierto es que el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, justificaba la controvertida decisión de abstenerse de su partido (pese a que llevaba en su programa electoral la liberalización de los trabajos portuarios) por la "cerrazón" del Gobierno a negociar y por "actuar como si siguiera teniendo mayoría absoluta".

Ahora, la mención de De la Serna a los "contactos" con otros grupos daba a entender que hacía referencia a Ciudadanos. Pero desde el partido naranja, de manera oficial, se aseguró ayer a www.lainformacion.com que "No hay negociación. Primero que el Gobierno lo presente a los trabajadores y después ya lo valoraremos", comentaron en Ciudadanos.

Aunque lo cierto es que el Gobierno lleva desde el día en que vio tumbado el primer decreto apelando a la "razón de estado" para que los diferentes grupos del congreso le apoyen en este tema.

Pero un miembro del PSOE que pertenece a la Comisión de Fomento del Congreso lo deja bien claro: "tiene que haber un acuerdo entre las partes para que sea posible que el grupo socialista lo apoye" y emplaza al Gobierno a "poner el acuerdo encima de la mesa y hablar con las partes previamente a llevar al Consejo de Ministros un nuevo decreto".

Mientras ocurre todo ésto, el Ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, asegura que la aprobación en Consejo de Ministros del Real Decreto Ley de reforma de la estiba será "inmediata", si bien aún no puede determinar si lo hará en la reunión de este viernes, 21 de abril, ya que, como explicamos el Gobierno no ha amarrado, a 18 de abril, los apoyos necesarios para aprobar la norma en el Congreso ni el de patronal y trabajadores del sector.

El Gobierno quiere, esta vez, curarse en salud y no pasar así por el 'sonrojo' de ver cómo la ley es rechazada. Además de tener también el ok de los empresarios del sector, agrupados en la patronal Anesco, y de los 6.150 estibadores que trabajan en los puertos españoles.Todavía no han recibido el borrador

Pero lo cierto es que, al menos hasta este martes, ni unos ni otros han recibido el borrador de la Ley para realizar sus alegaciones, tal y como anunció hace unos días el Secretario de Estado de Fomento, Julio Gómez Pomar, que comunicó a los sindicatos que una vez que el Gobierno finalizara la redacción del Real Decreto se les enviaría el texto para que pudieran hacer sus observaciones al mismo.

"Aquí estamos esperando", aseguran desde la Coordinadora de Trabajadores del Mar, sindicato que agrupa a la mayoría de trabajadores del sector. "No sabemos nada del nuevo decreto. El Ministerio no nos ha enviado el borrador y por lo tanto, poco podemos decir. Tenemos un preacuerdo con las empresas, pero a partir de ahí, es necesario conocer de qué 'percha' cuelga el mismo y cuál es la normativa, pero lo único que hay por ahora desde Fomento es silencio", sentencian. Estibadores: "Inaudito que aún no tengamos el decreto"

En una nota pública emitida este lunes, la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar explica que "a los estibadores les parece inaudito que el ministro se dedique a explicar a los medios lo urgente de la presentación del Real Decreto Ley, en vez de enviar a las partes algún documento sobre el que presentar alegaciones, tal como le exigieron en el Congreso el resto de partidos políticos y tal y como se comprometió", aseguran.

La respuesta desde la patronal de la estiba y desde los diferentes grupos políticos del Congreso de los Diputados es la misma: "No sabemos nada del nuevo decreto". 

Incluso, técnicos del departamento de transportes de la Comisión Europea aseguraron en Bruselas a representantes de la Coordinadora de Trabajadores, con quienes se reunieron justo antes de Semana Santa, que no pueden opinar sobre la norma, y si la misma se atiene a la normativa europea, hasta no tener en su poder el Decreto bis que está 'recocinando' el Gobierno."La segunda sentencia está al caer"

El Ministro, por su parte, insistía este lunes en que, "es necesaria la inmediata aprobación del Real Decreto Ley, porque está al caer la segunda sentencia", indicó en referencia a la nueva multa que el Tribunal Superior de Justicia de la UE puede imponer a España por incumplir la normativa europea con el sector de la estiba.

El titular de Fomento indicó que, además de "cumplir con Europa", la reforma de la estiba se traducirá en un incremento de la productividad de los puertos del 30%.

De la Serna ratificó que el nuevo Real Decreto Ley que promoverá para la reconversión del sector de carga y descarga de los barcos incluirá otro Real Decreto con la propuesta de acuerdo de mediación sobre los aspectos laborales de la restructuración de la actividad."El último monopolio real que queda en España"

"Creo que hay una unánime posición en la calle de que hay que resolver el asunto de la estiba, para evitar que por mantener un monopolio y unas condiciones de un colectivo no suponga un coste para el bolsillo de todos los españoles", afirmó el titular de Fomento.

El Ministro, que recordó que la subrogación por ley de los trabajadores "no es posible porque no lo permite la Unión Europea", hizo hincapié en que el Gobierno pondrá 120 millones de euros del erario público para prejubilaciones y reiteró que "ya llevamos 22 millones de euros de multa" y "ésta aumenta día a día, mientras no se apruebe la liberalización del sector, se acabe con el único monopolio de hecho que queda en España y se cumpla así con lo que dicta el Tribunal de Justicia Europeo". 

Palabras del titular de Fomento que han tenido una rápida e inmediata respuesta por parte de los trabajadores:  "Para dar solución a cualquier conflicto hay que ponerse a trabajar. Si no, lo que pasa es lo que ha ocurrido en España desde el 11 de diciembre de 2014, el día que conocimos la sentencia del TJUE. A los estibadores les da la impresión que la posición unánime que hay en la calle es la de no seguir manteniendo de sus bolsillos a ministros que no cumplen con sus obligaciones y compromisos, que no respetan su palabra y se desdicen, de manera continua, sin la menor consideración con más de seis mil trabajadores directos y toda una industria que ha logrado que, en plena crisis, su sector haya sido de los más productivos del país", explican los trabajadores en una dura nota de respuesta a lo manifestado por De la Serna.Garantías en el empleo

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, por su parte, ha anunciado que aprobará un real decreto ley como el anterior, y otro decreto con un reglamento para desarrollar el primero que reproducirá fielmente la propuesta de mediación del presidente del Consejo Económico y Social (CES), Marcos Peña, con el recorte de sueldos ofrecido por los sindicatos, del 10% para los estibadores que ganen más de 30.000 euros al año. Y garantizando, de forma genérica, el empleo de los estibadores no prejubilables.

Pero los sindicatos ven lagunas en la fórmula de subrogación de los contratos. Y la patronal pide al gobierno que concrete los excedentes laborales, las ayudas públicas para su salida y para pagar a los estibadores que mantengan su empleo como compensación por el mayor coste que les atribuyen frente a las nuevas contrataciones. El gobierno dice que les mostrará el texto antes de tramitarlo, aunque no aclara si está dispuesto a negociarlo.



Ahora en portada

Comentarios