Martes, 17.10.2017 - 02:31 h

La irrupción de la Guardia Civil en El Prat inflama el ánimo de los independentistas

Sectores independentistas arremeten contra el Gobierno de Rajoy por echar mano de la Guardia Civil para solucionar el conflicto de El Prat.

Hablan de una "campaña de imagen" para que Fomento aparezca como el responsable de haber solucionado el problema con los vigilantes de Eulen.

Te interesa leer: Guardias civiles piden al Gobierno que asuma el error de privatizar la seguridad

Caos y nerviosismo en el primer día de huelga en el aeropuerto de Barcelona
Caos y nerviosismo en el primer día de huelga en el aeropuerto de Barcelona

El Gobierno ha enviado a la Guardia Civil a suplir a los trabajadores de seguridad privada en los controles de El Prat y los independentistas han estallado. Critican que el Ejecutivo de Rajoy eche mano del instituto armado para solucionar un problema que -dicen- ha creado el propio Ministerio de Fomento a través de Aena. También se quejan de que Moncloa ha querido tener un gesto de autoridad en Cataluña a falta de apenas un mes y medio para el 1 de octubre, fecha en la que está anunciado el referéndum.

"El Gobierno español no puede esconder la inoperancia y dejadez de Aena en El Prat enviando a la Guardia Civil; han dejado que el conflicto estallara para ahora aparentar que son quienes han encontrado una solución". Así se expresan desde el entorno cercano al Govern catalán, que se ha encontrado con un grave problema en su principal aeropuerto en plenas vacaciones de agosto.

"El Ministerio del Interior es el único responsable de esta huelga, ya que si hubieran querido podrían haber evitado el conflicto", afirma por su parte Jordi Sànchez, presidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y uno de los principales defensores del referéndum, en conversación telefónica con Lainformacion.com. "El Gobierno español cree que aporta la solución pero en realidad lo que quieren es esconder que ellos son el problema", añade el líder del movimiento secesionista.

Sànchez no pasa por alto la mayor presencia de la Guardia Civil en el aeropuerto de El Prat cuando quedan menos de 50 días para el 1 de octubre: "Buscan tener un gesto de autoridad, aparentar que tienen todo bajo control y que son contundentes", advierte el líder de la ANC. La propia alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha criticado también el desembarco de guardias civiles en el aeródromo barcelonés asegurando que le parece "una barbaridad" y que "atenta contra el sentido común" el hecho de sustituir a vigilantes de seguridad por agentes de la Benemérita.

Desde la Generalitat no se cortan a la hora de criticar la gestión de Aena en El Prat. Un detalle que llaman la atención es que la gestora de los aeropuertos españoles ofrezca precios más bajos para gestionar un mismo servicio. En Barcelona, denuncian, las contratos ofrecidos han sido más reducidos en comparación con los del aeropuerto de Barajas, en Madrid. "Ante la precarización de los contratos, los trabajadores van a la huelga, es lo normal", apuntan desde el entorno de la Generalitat.Després de la pèssima gestió del Govern espanyol a El Prat és al.lucinant q Rajoy s'atreveixi a donar lliçons sobre com tractar els turistes— Josep Rull i Andreu (@joseprull) 9 de agosto de 2017

"El problema con El Prat viene desde el Estatut", señala Jordi Sànchez, que en una reciente entrevista con este diario dejaba clara su intención de "ocupar las calles" si el Gobierno no les dejaba votar el próximo 1 de octubre. En las negociaciones para aprobar el texto que luego fue modificado en el Tribunal Constitucional se llegó a contemplar que la gestión del aeropuerto barcelonés pasara a la Generalitat.

Sin embargo, en ese punto, tanto socialistas como populares se unieron en el Congreso para tumbar esta propuesta y, finalmente, Aena ha seguido controlando el día a día del complejo. Es en este punto donde los soberanistas sitúan el origen de todos los problemas. La solución, dicen, solo vendrá a través de la "gestión no centralizada" del aeropuerto.

El Gobierno ha enviado a la Guardia Civil a suplir a los trabajadores de seguridad privada en los controles de El Prat y los independentistas han estallado. Critican que el Ejecutivo de Rajoy eche mano del instituto armado para solucionar un problema que -dicen- ha creado el propio Ministerio de Fomento a través de Aena. También se quejan de que Moncloa ha querido tener un gesto de autoridad en Cataluña a falta de apenas un mes y medio para el 1 de octubre, fecha en la que está anunciado el referéndum.

"El Gobierno español no puede esconder la inoperancia y dejadez de Aena en El Prat enviando a la Guardia Civil; han dejado que el conflicto estallara para ahora aparentar que son quienes han encontrado una solución". Así se expresan desde el entorno cercano al Govern catalán, que se ha encontrado con un grave problema en su principal aeropuerto en plenas vacaciones de agosto.

"El Ministerio del Interior es el único responsable de esta huelga, ya que si hubieran querido podrían haber evitado el conflicto", afirma por su parte Jordi Sànchez, presidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y uno de los principales defensores del referéndum, en conversación telefónica con Lainformacion.com. "El Gobierno español cree que aporta la solución pero en realidad lo que quieren es esconder que ellos son el problema", añade el líder del movimiento secesionista.

Sànchez no pasa por alto la mayor presencia de la Guardia Civil en el aeropuerto de El Prat cuando quedan menos de 50 días para el 1 de octubre: "Buscan tener un gesto de autoridad, aparentar que tienen todo bajo control y que son contundentes", advierte el líder de la ANC. La propia alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha criticado también el desembarco de guardias civiles en el aeródromo barcelonés asegurando que le parece "una barbaridad" y que "atenta contra el sentido común" el hecho de sustituir a vigilantes de seguridad por agentes de la Benemérita.

Desde la Generalitat no se cortan a la hora de criticar la gestión de Aena en El Prat. Un detalle que llaman la atención es que la gestora de los aeropuertos españoles ofrezca precios más bajos para gestionar un mismo servicio. En Barcelona, denuncian, las contratos ofrecidos han sido más reducidos en comparación con los del aeropuerto de Barajas, en Madrid. "Ante la precarización de los contratos, los trabajadores van a la huelga, es lo normal", apuntan desde el entorno de la Generalitat.Després de la pèssima gestió del Govern espanyol a El Prat és al.lucinant q Rajoy s'atreveixi a donar lliçons sobre com tractar els turistes— Josep Rull i Andreu (@joseprull) 9 de agosto de 2017

"El problema con El Prat viene desde el Estatut", señala Jordi Sànchez, que en una reciente entrevista con este diario dejaba clara su intención de "ocupar las calles" si el Gobierno no les dejaba votar el próximo 1 de octubre. En las negociaciones para aprobar el texto que luego fue modificado en el Tribunal Constitucional se llegó a contemplar que la gestión del aeropuerto barcelonés pasara a la Generalitat.

Sin embargo, en ese punto, tanto socialistas como populares se unieron en el Congreso para tumbar esta propuesta y, finalmente, Aena ha seguido controlando el día a día del complejo. Es en este punto donde los soberanistas sitúan el origen de todos los problemas. La solución, dicen, solo vendrá a través de la "gestión no centralizada" del aeropuerto.

Ahora en portada

Comentarios