Miércoles, 18.10.2017 - 00:49 h

El PSOE, a la caza del voto de Podemos en el congreso que ensalzará a Sánchez

La nueva ejecutiva de Sánchez tiene una tarea complicada: tratar de recuperar el voto que ha abandonado a los socialistas

Los electorados de PSOE y Podemos son totalmente opuestos: Podemos arrasa entre la clase alta, con estudios superiores y entre los menores de 34 años.

Te interesa leer: Sánchez crea una ejecutiva 'pretoriana' y encarga a Patxi la patata caliente catalana

El PSOE busca recuperar el voto joven, urbano y con estudios/ Elaboración propia con datos del CIS

Dijo Carolina Bescansa una vez que si en España solo votaran los menores de 45 años, Pablo Iglesias sería presidente del Gobierno. Afortunadamente para el PSOE, y sobre todo para el PP, también votan los mayores de esa edad. ”El trabajo de la sociología consiste en identificar las pautas que nos permiten entender mejor lo que ocurre en nuestra sociedad", tuvo que explicar la diputada de Podemos, también doctora en Sociología y Ciencia Política.

Los barómetros del CIS proporcionan mucha información sobre estas variables sociodemográficas que aportan luz sobre cómo votan los españoles. El CIS postelectoral del 26J da algunas claves. Los datos, con los mismos líderes que entonces, dan ahora una ligera recuperación socialista por el renovado 'efecto Sánchez'. 

¿Quién vota a quién en España? A rasgos generales, el votante de Podemos es un hombre joven, que vive en una ciudad grande y tiene estudios superiores. El votante socialista es mujer de mediana edad o jubilada, vive en pueblos o ciudades pequeñas y no tiene estudios. La nueva ejecutiva de Sánchez  tiene la misión de recuperar el voto perdido que un día apoyó al PSOE. El voto joven es de Podemos

En las recientes elecciones británicas casi el 70% de los jóvenes votaron a Corbyn, un dato descomunal en el que se basó la remontada (infructuosa) del laborista. En España no llegamos a ninguna cifra similar pero sí hay datos muy llamativos y marcan tendencia. Es verdad que el voto joven es de Podemos de forma mayoritaria. Entre los 18 y los 34 años Podemos arrasa a todos los partidos, pero al PSOE casi le triplica.

El voto joven es, a tenor de los datos, el que más preocupa a los socialistas. Lejos queda el 50% que aupó a Zapatero a La Moncloa o incluso el 22% que votó a Rubalcaba en 2011. En la franja de entre 25 a 34 años los socialistas son últimos, por detrás incluso de Ciudadanos. Y eso que con Sánchez se recuperó ligeramente ese voto del 20-D al 26J.

Los socialistas tienen también un problema en las grandes ciudades, sobre todo en Madrid y Barcelona.  En los demás municipios PSOE y Podemos mantienen una cierta igualdad hasta que llegamos a los pueblos de menos de 2.000 habitantes. Ahí los socialistas sacan nueve puntos a los morados (20,5 frente a 11,5).Clase social, estudios y sexo

Los ricos votaban a la derecha y los pobres a la izquierda. Ese eslogan tantas veces escuchado ya no sirve. Desde hace años la clase social ya no es un indicador válido para la intención de voto. Así, por ejemplo, Podemos se lleva el gato al agua entre la clase alta y media alta. En 2016 le votaron el 24,7% de esta población, por delante incluso del PP (19,1%). El PSOE, muy por debajo con el 13,9%, aunque gana, curiosamente, a Ciudadanos (12,8%).

En cuanto a las clase medias hay cierta igualdad entre podemistas y socialistas, los morados ganan entre la nueva clase media y el PSOE entre la vieja. Donde sí hay diferencia es entre los obreros, tanto cualificados como no cualificados, donde arrasan los socialistas con más de diez puntos sobre Podemos. Los jubilados prefieren a los socialistas y los parados a los morados. 

En esta línea, el votante de Podemos está más formado que el votante socialista. Los que prefieren a Pablo Iglesias suelen ser universitarios o han estudiado Formación Profesional. La diferencia es casi el doble (26% frente a 14,2%). En este apartado Podemos también supera el PP. Las personas sin estudios eligen a los socialistas de manera abrumadora, con el 38,1%, frente apenas el 4,8% de Podemos. El PSOE domina también entre las personas que solo tienen Primaria y ambos se igualan entre los que tienen secundaria. En 2008, el PSOE superó al PP en estos indicadores en los que ahora está horas bajas.

En las últimas elecciones el género sí  fue una batalla de la izquierda. Por citar un ejemplo la brecha de género en el PP (1,2 a favor de las mujeres) y Ciudadanos (+0,5 a favor de las mujeres) apenas existe. No hay casi diferencia, tanto a populares como a naranjas les votan los mismos hombres que mujeres. Sin embargo en la izquierda hay un sesgo importante. Los hombres prefieren a Podemos (+6,0 a favor de los hombres) y las mujeres a los socialistas (+3,7 a favor de las mujeres). Esto se nota a la hora de valorar a los líderes políticos.

Hombres y mujeres suelen puntuar más o menos igual a los líderes políticos, las mujeres algo mejor que los hombres. Sin embargo con Pablo Iglesias eso no se cumple: los hombres le dan un 4,31 frente al 3,82 que le dan las mujeres.

Ahora en portada

Comentarios