Miércoles, 22.11.2017 - 10:32 h

Puigdemont usa el éxito de los Mossos para pedir una policía más independiente

El presidente de la Generalitat ha aprovechado el éxito policial de los Mossos para reclamar un cuerpo autónomo menos dependendiente de la Policía española.

La cuestión soberanista ha sobrevolado la gestión de los atentados, tras afirmar Puigdemont que no cambiaría nada o la polémica entre víctimas españolas y catalanas.

Puigdemont y Rajoy durante el gabinete de crisis

Puigdemont quiere una policía catalana más independiente de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. El president de la Generalitat apenas dejó pasar unos minutos desde que los Mossos d'Esquadra abatieran a tiros al último yihadista de la célula que atentó en Barcelona para destacar el trabajo realizado por el cuerpo que dirige el major Josep Lluís Trapero y reivindicar un cuerpo autonómico con presencia activa y reconocimiento en organismo internacionales. Es decir, reclamó que otros cuerpos de seguridad traten de tú a tú con los Mossos y que no tenga que intervenir ni la Policía Nacional ni la Guardia Civil.

En la rueda de prensa para informar de la muerte de Younes Abouyaaqoub, el autor del atropello indiscriminado de Las Ramblas, Puigdemont destacó la "eficacia" y "profesionalidad" demostrada por los Mossos d'Esquadra en la gestión de los atentados. En el Govern destacan que el cuerpo policial acotó en apenas unas horas la investigación y fue tirando de los hilos que dejaban las pesquisas o la colaboración ciudadana para abatir o detener a la célula y a sus supuestos cooperadores. Ya "nadie discute" que los Mossos deban tener presencia en organismos internacionales, destacó el president.

Para Puigdemont, incluso antes del "triste episodio" de los atentados de Barcelona y Cambrils, los Mossos d'Esquadra ya se habían ganado "por méritos propios" y por sus competencias estatutarias el derecho a estar presentes en organismos internacionales en los que se gestiona "información sensible y crítica", para poder prestar su labor de seguridad ciudadana "con eficiencia y eficacia". "Esto ahora ya no lo discute nadie; se ha hecho evidente que la reclamación (de que los Mossos tengan presencia en foros como Europol, acordada en julio pasado en la Junta de Seguridad) tenía todo el sentido del mundo", ha sostenido.

La petición de Puigdemont coincide con las palabras que ha pronunciado en la mañana de este lunes el portavoz del PDeCAT en el Congreso, Carles Campuzano, que acudió a la reunión del Pacto Antiterrorista en calidad de observador. El diputado afirmó que los Mossos "necesitan compartir esa información con Europol para combatir el terrorismo, deben tener toda la información posible". Unas horas, en una entrevista en RNE, aseguró que la policía autonómica catalana merece tener un sillón en "cualquier espacio donde se comparta información".

Ya esta martes, el conseller de Interior, Joaquim Forn, ha afirmado que la participación de los Mossos d'Esquadra en investigaciones de la Europol debería ser "una cosa normal y de oficio", sobre todo después de "demostrar" que su labor puede ser "perfectamente comparable a la (policía) de cualquier Estado". Forn ha explicado que son "muchas" las policías europeas que "no entienden" por qué el cuerpo de los Mossos no está presente en los organismos internacionales, y que es un asunto por el que "no se debería estar peleando". 

La reclamación desde el Govern para que los Mossos se conviertan en una policía independiente a la española y a la Guardia Civil nunca ha sido atendida por otros cuerpos internacionales. "Es como si la Policía Nacional interlocutara con la de Arkansas, en lugar con el FBI o la CIA; eso nunca lo van a aceptar en el extranjero", indican a Lainformacion.com fuentes de la Seguridad del Estado.El atentado y el proceso independentista

El proceso independentista ha sobrevolado la gestión de los atentados. A esta petición para que los Mossos gocen de una mayor autonomía policial hay que añadir que desde un primer momento la Generalitat dejó claro que, pese a los ataques de los yihadistas, la hoja de ruta que contempla un referéndum para el próximo 1 de octubre no se va a modificar. La amenaza de secesión, por tanto, continúa presente y se deberá poner en marcha en el Parlament en cuestión de días.

El consejero de Interior, Joaquim Forn, contribuyó a ahondar aún más en la polémica cuando el pasado sábado se refirió de manera distinguida a las víctimas catalanas y españolas de los atentados, como si se tratasen de personas de nacionalidades diferentes: "Hay 13 muertos, de los cuales hemos identificado ya a siete personas: una mujer italiana, una mujer portuguesa, una mujer con doble nacionalidad española y argentina, dos personas catalanas y dos personas de nacionalidad española. Estas son las siete personas que han sido identificadas", explicó en declaraciones a TV3 el titular de Interior catalán.

No hay que olvidar tampoco que en un primer momento los cargos políticos catalanes y del Gobierno central mantuvieron reuniones por separado. Así ocurrió el mismo día del atentado de Las Ramblas, cuando Rajoy y Puigdemont se encerraron con sus equipos de manera independiente.

La gota que colmó el vaso de la paciencia de algunos han sido las ruedas de prensa ofrecidas por el mayor Trapero y el consejero de Interior de la Generalitat, en las que ha hablado en catalán de manera prioritaria y ha utilizado el castellano para responder solo a las cuestiones que le planteaban en este idioma. Algún periodista se marchó, incluso, de la sala de prensa por este motivo. 

Ahora en portada

Comentarios