Domingo, 22.10.2017 - 05:18 h

Rajoy sale indemne del primer 'no' y la batalla se libra entre PSOE y Podemos

El candidato a la investidura Mariano Rajoy no ha tenido problemas para defender su postura en la segunda sesión del debate.

La batalla está en quién es el primer partido de la oposición, un PSOE sin liderazgo y dividido, o un Podemos que más polémico que proactivo.

TODO LA SESIÓN DE INVESTIDURA DE MARIANO RAJOY.

Rajoy suspenderá los efectos académicos de las 'reválidas' hasta alcanzar el pacto por la Educación

Mariano Rajoy sale victorioso del primer round del debate de investidura. El candidato popular no ha tenido rival durante la jornada en la que los líderes de los partidos representados en el Congreso han estado más pendientes de otras cosas que de desmontar el discurso del que será investido presidente del Gobierno el próximo sábado por la tarde.

Antonio Hernando, el encargado de defender el 'no' en primera votación y la abstención en la segunda, ha protagonizado un discurso plano, poco agresivo y muy diferente al que pronunció Pedro Sánchez hace algo menos de dos meses, cuando la primera investidura de Rajoy no salió adelante. Mientras el exsecretario general se erigió en defensor de la socialdemocracia, Hernando se ha limitado a defender que tomaban una decisión histórica por el bien de España.

El portavoz socialista ha lanzado una serie de propuestas. Pero no ha habido grandes novedades ya que las más importantes salieron de la resolución del Comité Federal del domingo y están incluidas en el pacto de agosto entre PP y Ciudadanos.

Rajoy ha zanjado el debate sobre la brecha entre los dos partidos más votados asegurando que en esta nueva etapa está dispuesto a hablar de todo y que solo tiene dos líneas rojas: no frenar la creación de empleo (dejando caer que no está dispuesto a derogar la Reforma Laboral) y la unidad de España.Estamos ante una legislatura que debe suponer una oportunidad para España desde el diálogo, el entendimiento y el acuerdo #InvestiduraRajoy pic.twitter.com/4STmus4sAB— Mariano Rajoy Brey (@marianorajoy) October 27, 2016

El más agresivo ha sido Pablo Iglesias, hablando de "potenciales delincuentes" en el Congreso. Bronca aparte, Rajoy ha protagonizado una réplica algo más contundente hacia Podemos que la que hizo al PSOE. Esto ha dado alas a los de Iglesias como principal fuerza de la oposición, pero es que el candidato no podría hacer otra cosa, ya que los socialistas aún no tienen líder.

Para hacerse una idea de lo plácida que ha sido la jornada para Rajoy basta mencionar que los focos han estrado centrados durante una buena parte del tiempo en el ahora diputado Pedro Sánchez o entre sus fieles y si han aplaudido o no. 

Podemos no ha hablado de ninguna propuesta. Se ha limitado a hacer una enmienda a la totalidad de todo lo que signifique PP o Rajoy.

Rajoy incluso ha tenido tiempo para el humor: "Con el Twitter voy mejorando. Con los SMS [a Bárcenas] me manejé peor, pero ahora también voy mejorando]. Rajoy en estado puro reconociendo uno de los errores que más daño le ha hecho en su primera legislatura.▶ Rajoy a Iglesias: Según usted ¿1.100.000 jóvenes envejecieron de golpe? #InvestiduraRajoy pic.twitter.com/J8kHQ3ag8x— Partido Popular (@PPopular) October 27, 2016

El debate, en definitiva, ha estado centrado en el duelo Rajoy-Iglesias, mientras el PSOE se ha limitado a ejercer de espectador. Si el líder de Podemos tiraba de sorna, Rajoy hacía lo propia recordando el más de millón de votantes que se marcharon de la formación morada el 26J. 

Ahora en portada

Comentarios