Lunes, 22.01.2018 - 07:22 h

De Vistalegre I a Vistalegre II: así ha cambiado el discurso de Podemos en dos años

Lo referente a renta universal, al impago de la deuda o a la edad de jubilación son algunos de los cambios que ha sufrido el discurso de Podemos en dos años.

En un par de semanas, la formación regresará a Vistalegre con posturas más enfrentadas que nunca. 

De Vistalegre I a Vistalegre II: así ha cambiado el discurso de Podemos en dos años

Han pasado dos años desde que Podemos celebrara su asamblea constituyente, Vistalegre I, el 18 octubre 2014. En un par de semanas, la formación regresará al mismo escenario con posturas más enfrentadas que nunca. 

Durante este tiempo, Podemos ha dejado atrás algunas de sus principales propuestas, precisamente aquellas que les colocaron en el punto de mira de la opinión pública.

Ahora, a solo unos días de celebrar Vistalegre II, estos los 10 cambios en la política y discurso de la formación moradaDe la renta universal a la renta garantizada

Una de las propuestas estrella de Podemos era una renta universal para todos, sin requisitos. Tras la polémica que generó esa medida, la formación morada propone ahora una renta garantizada de 600 euros mensuales, solo para quienes no tienen ingresos.

Esta propuesta se incluye en el plan contra la pobreza y la desigualdad y tendría que contar con la implicación de todas las administraciones. Esta "renta garantizada" ya no es "universal" como promulgaba el partido en las europeas y sólo se otorgaría a las personas que acrediten no tener ningún ingreso.

Esta prestación se calcularía en función de lo que Podemos llama "unidad de convivencia", de forma que se otorgaría un 35 % más si hay una persona adicional y otro 20% por cada una de las siguientes integrantes de dicha unidad familiar.Del proceso constituyente a "mejorar la Constitución"

En su primer discurso tras ser proclamado oficialmente secretario general de Podemos, el 15 de noviembre de 2014, Iglesias dejó claras las intenciones de su formación: Defender el "derecho a decidir sobre todas cosas". "Discutamos de todo y con todos. Un proceso constituyente para abrir el candado del 78", sentenció el líder de la formación morada ante el Nuevo Teatro Apolo.

No obstante, ahora la formación ha abandonado la pretensión de iniciar un proceso constituyente, y la ha sustituido por la necesidad de llevar a cabo una reforma --a fondo, eso sí-- de la Constitución. El motivo, que dudan "que haya una mayoría social en España que quiera una nueva Constitución".De criticar el 'régimen' del 78 a recuperar el 'espíritu de la Transición'

"El cambio tiene que ver con la posibilidad de construir una alternativa frente a un régimen que se derrumba, el régimen de la corrupción", defendió también Iglesias aquel 15 de noviembre de 2014, cuando la palabra "régimen" para hacer referencia al sistema surgido de la Transición se había convertido ya en eje del argumentario de Podemos.

Dos años después, sin embargo, los dirigentes de Podemos apenas usan este término para referirse al modelo surgido del 78, y cada vez son más sus alabanzas al "pacto constitucional" alcanzado entonces. "Aquella Transición, a pesar de sus límites, fue un éxito político", afirma Iglesias, a la vez que defiende la necesidad de recuperar el "espíritu" del 78 para actualizar el "gran acuerdo" que supuso.Del "cielo se toma por asalto"... a "llamar al timbre"

Pablo Iglesias recurrió a Karl Marx para proclamar en la Asamblea constituyente de Podemos celebrada en Vistalegre, en octubre de 2014, que "el cielo no se toma por consenso, se toma por asalto".

Ahora, Iglesias matiza que en democracia, "los asaltos se hacen llamando al timbre".Del impago de la deuda a la reestructuración

Lejos ha quedado también una de las 'medidas estrella' que sirvieron a Podemos para hacerse notar y generar los recelos de las tan criticadas "élites económicas y políticas": El impago de la deuda pública. "Hay que derogar el artículo 135 de la Constitución española y una moratoria para llevar a cabo una auditoría ciudadana de la deuda que determine qué partes de la misma no son legítimas; las deudas ilegítimas no se pagan", asegura el manifiesto 'Mover ficha: convertir la indignación en cambio político', germen de Podemos.

Aunque la formación sigue firme en su determinación de derogar el artículo 135 de la Carta Magna, que consagra el principio de estabilidad presupuestaria, ya no pide el impago de la deuda, sino la puesta en marcha de una auditoría y una reestructuración "de la deuda pública vinculada a las ayudas públicas al sector financiero".De la nacionalización de la banca privada a la auditoria

En aquel manifiesto que precedió a la presentación de Podemos en sociedad en enero de 2014 también se pedía "la nacionalización de la banca privada".

Esta propuesta se fue diluyendo y ahora piden, por ejemplo, realizar una "auditoría independiente de todas las entidades financieras que han recibido ayudas públicas para determinar las que debe asumir el sistema bancario privado".De nacionalizar sectores estratégicos a que hacerlo sea "algo excepcional"

En su programa de las europeas, Podemos también defendía la "recuperación del control público en los sectores estratégicos de la economía" tales como telecomunicaciones, energía o transporte.

Aunque Iglesias siguió defendiendo esta medida meses después, poco a poco ha ido rebajando el tono, hasta admitir que "las nacionalizaciones son algo excepcional".De jubilarse a los 60 a hacerlo a los 65

El programa de las europeas recogía la reducción de la jornada laboral a 35 horas semanales y de la edad de jubilación a 60 años.

Podemos sigue manteniendo su aspiración de conseguir una jornada laboral de 35 horas, pero sube la edad de jubilación a los 65.De rechazar el pacto antiyihadista a asistir a las reuniones

Podemos sigue sin suscribir el pacto antiyihadista que PP y PSOE firmaron en febrero de 2015 para combatir este tipo de terrorismo.

Sin embargo, ahora sí quiere estar presente en las reuniones, según defienden, para poner sus propuestas sobre la mesa, aunque no estén de acuerdo con el contenido del acuerdo.De salir de la OTAN a pedir más autonomía desde dentro

El mencionado manifiesto 'Mover ficha: convertir la indignación en cambio político' de enero de 2014 reclamaba el surgimiento de una candidatura que rechazara "las intervenciones militares" y que defendiera "la salida de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN)".

A ello se comprometió públicamente el propio Iglesias en noviembre de 2014. No obstante, esta promesa se ha transformado ahora en el compromiso de "buscar dotar de una mayor autonomía estratégica tanto a Europa como a España" en el seno de esta organización.

Ahora en portada

Comentarios