Viernes, 15.12.2017 - 11:27 h

Puigdemont y Colau se unen para convocar un referéndum pactado con el Estado

La reunión para constituir el Pacto Nacional por el Referéndum de Cataluña ha servido para elegir los ocho miembros de la comisión ‘de vigilancia’ de una futura votación.

La alcaldesa de Barcelona ha sido invitada a participar directamente en el proceso. En el encuentro convocado por Puigdemont han estado presentes 80 políticos y referentes.

Puigdemont y Colau

Este viernes ha tenido lugar la cumbre para constituir el Pacto Nacional por el Referéndum de Cataluña. La misma ha contado con la presencia del presidente catalán, Carles Puigdemont; la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau; y Artur Mas, bajo el foco mediático por su juicio.

La reunión, ya convertida en el Pacte Nacional pel Referèndum, ha servido para elegir los ocho miembros de la comisión ‘de vigilancia’ de la futura votación.

Poco después de las 17.40 horas, los cerca de ochenta representantes de instituciones, partidos y entidades invitados al encuentro convocado por Puigdemont para iniciar los preparativos del referéndum que prevé convocar para 2017 han ido tomando asiento en la gran mesa rectangular dispuesta en la sala donde los componentes del Pacto Nacional por el Derecho a Decidir se solían reunir. Ante decenas de fotógrafos y cámaras de televisión apostados en la entrada del auditorio, algunos de los participantes en la cumbre han ido desfilando ante el atril instalado para hacer declaraciones.

La imagen más buscada, junto a Puigdemont y Colau, era la de Mas, después de que el expresidente de la Generalitat haya sabido este viernes que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña lo juzgará a él y a las exconselleras Joana Ortega e Irene Rigau del 6 al 10 de febrero por desobedecer al Tribunal Constitucional al organizar la consulta soberanista del 9N de 2014.

Después de casi tres horas de reunión, bajo la copresidencia fáctica de Carles Puigdemont y de la propia Colau, los asistentes han convenido en centrar esfuerzos en conseguir el referéndum a través de una campaña nacional, estatal e internacional. En cierto modo, la cumbre de este viernes ha sido una invitación expresa a que Colau se sume al carro del proceso.

En declaraciones después de la cumbre, Puigdemont ha defendido el cambio de nomenclatura del Pacto por "lógica" y diferenciarlo del 9N y de las elecciones plebiscitarias, que se vendieron en su día como un referéndum. "Es un salto adelante", ha asegurado Puigdemont. "Queremos un referéndum acordado con el Estado español y que explicaremos en el Estado español y en Europa para resolver una demanda catalana con una herramienta que todos convenimos que es la mejor", ha señalado el president obviando el referéndum unilateral.

"Es una herramienta que puede servir para ampliar el apoyo del referéndum y que nos mantiene fieles a lo aprobado por el Parlament", ha enfatizado en su intervención ante la prensa, en la que no ha admitido preguntas. Puigdemont ha avanzado que se redactará un 'manifiesto' para que las entidades y ciudadanos puedan adherirse.

La alcaldesa de Barcelona ha sido una de las ganadoras de la cumbre. Colau ha asegurado su "compromiso con la defensa de la soberanía de Cataluña y sus instituciones". En este sentido ha ofrecido en la cumbre trabajar "lealmente", aprovechar sus buenas relaciones con Madrid y apoyar la "fuerza transversal que supone el referéndum. Que se recupere este espacio del referéndum nos parece una buena noticia, aunque algunos hablaban de pantalla pasada o nos llamaban ingenuos a los que lo defendíamos", ha dicho.

Además de Forcadell, Puigdemont y Colau, han asistido a la cumbre, los expresidents del Parlament, Núria de Gispert, Joan Rigol y Ernest Benach; los consellers Oriol Junqueras, Meritxell Borràs, Carles Mundó, Neus Munté, Raül Romeva; los presidentes de las cuatro diputaciones, Mercè Conesa de barcelona, Pere Vilà, Girona, Josep Poblet de Tarragona y Joan Reñé de Lleida; el primer teniente de alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello; de la CUP asisten Quim Arrufat , Mireia Boya, y Anna Gabriel; Alfons Palacios de MES; Lluís Maria Corominas, vicepresidente primero del Parlament; Joan Coscubiela, Albano Dante Fachín, Joan Josep Nuet, Lluís Rabell y Marta Ribas, de CSQP; Lluís Llach y Jordi Turull de Junts pel Sí; Glòria Planas de Avancem; Marta Pascal de PDeCat; Marta Rovira de ERC; diputados al Congreso, Joan Tardà (ERC), Francesc Homs de PDECat; los eurodiputados Josep Maria Terricabras y Ramon Tremosa y senadores como Santi Vidal y Josep Lluís Cleries.

Ahora en portada

Comentarios