Ahora Madrid y PSOE acusan a Delegación, con complicidad del PP, de "boicotear" y querer parar 577 actuaciones

Ahora Madrid y PSOE han acusado a Delegación de Gobierno, con la complicidad del Grupo Municipal Popular, de querer "boicotear" y parar 577 actuaciones a acometer en la ciudad. Con sus votos en solitario ha salido adelante una proposición en el Pleno mostrando el rechazo de la institución a los requerimientos del departamento con Concepción Dancausa al frente sobre los créditos extraordinarios y suplementos de créditos.

"Además de basarse en una errónea interpretación de la ley, constituiría una grave irresponsabilidad política no llevar a cabo los proyectos", recoge la proposición conjunta. El delegado de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, ha apuntado que se trata de Inversiones Financieramente Sostenibles (IFS) "sujetas a la legislación vigente y financiadas con remanente de tesorería del ejercicio anterior", es decir, que "no tienen nada que ver con la regla de gasto".

Sánchez Mato ha arremetido contra la bancada popular porque en el Pleno "han votado a favor de algunas de esas inversiones" que, posteriormente, tratan de "boicotear" "llamando a Delegación de Gobierno" para que las paren. El delegado ha opinado que dieron el sí a esas inversiones en los plenos porque el PP "tiene complicado decir a la gente que no va a tener autobuses, que nones, que no se van a arreglar 93 colegios" o que no se van a acometer mejoras en 43 centros de mayores, propuestas por el PP.

"Madrid seguirá adelante a pesar de Cs y PP", ha asegurado Sánchez Mato. La concejala socialista Erika Rodríguez ha descrito que, como se incumplió la regla de gasto, el Ayuntamiento acometió los acuerdos de no disponibilidad requeridos por el Ministerio de Hacienda. Además, en virtud de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, el superávit de 2016 se destinó a IFS o a amortización anticipada de deuda.

"El Ayuntamiento lo ha hecho cumpliendo escrupulosamente la Ley de Haciendas Locales y la Ley de Estabilidad Presupuestaria", ha destacado la edil, que ha añadido que Delegación "dice que no se use ese superávit", en definitiva, que se vaya "en contra de la Ley General de Presupuestos". Cree que Delegación de Gobierno "trata de anclar a Madrid en 2012, en los peores años de la crisis, no dejando que el crecimiento llegue a Madrid", sin tener en cuenta que las obras "tienen nombres y apellidos", los de las personas más vulnerables. Al PP le ha pedido "valentía".

Sánchez Mato, por su parte, ha destacado que la Ley de Estabilidad no dice que se renuncie a las políticas públicas si hay una financiación pública que lo permita. "La Delegación de Gobierno quiere parar 577 actuaciones, que tienen nombres y apellidos, quiere sabotear la acción del gobierno, como la compra de 268 autobuses nuevos o desfibriladores para los mercados municipales", ha lanzado.

El concejal de Cs Miguel Ángel Redondo ha acusado al delegado de ser él quien sabotea la acción del gobierno cuando en este septiembre se debería haber aprobado un nuevo Plan Económico-Financiero (PEF), por ejemplo, o por "haber gastado 200 millones en los últimos días de diciembre".

Para el popular Íñigo Henríquez de Luna, Sánchez Mato es el "bombero pirómano" por "colocar las cuentas fuera de la ley". "¿Qué le hubiera costado cumplir con la regla de gasto en 2015 por 17 millones de euros? ¿Por qué no compró el Palacio de Perdiciones (en referencia a la sede de la concejalía) en 2017?", le ha preguntado.

Henríquez de Luna le ha instado a que deje "la demagogia y el falso victimismo" de que el ministro Cristóbal "Montoro asfixia Madrid" cuando ha dado "cómodos plazos para cumplir con la regla de gasto". Por último, el concejal ha pedido a Sánchez Mato que "por dignidad" se fuera a casa. Para el delegado esto no son más que "maniobras de despiste" de PP y Cs para poner el foco en él.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios