Arranca la instalación de las placas de 51 calles con nuevos nombres para cumplir la Ley de Memoria Histórica

El Ayuntamiento de València inicia a primera hora de este sábado la instalación de las placas con las nuevas denominaciones de 51 calles para dar cumplimiento a la Ley de Memoria Histórica. Esta intervención va acompañada del envío de 20.000 cartas a los vecinos que viven en esas vías, donde el alcalde, Joan Ribó, les comunica los cambios y les añade información.

Arranca la instalación de las placas de 51 calles con nuevos nombres para cumplir la Ley de Memoria Histórica

La instalación de las nuevas placas arranca a partir de las 9 horas. Para facilitar la adaptación de todos los vecinos y de las personas que trabajan en las calles, los antiguos nombres se mantendrán durante un año junto a las nuevas denominaciones, informa el consistorio en un comunicado.

Además, la página web del Ayuntamiento incluirá a partir del próximo lunes un 'banner' desde donde se podrán descargar las certificaciones de equivalencia del cambio de denominación de vía pública para los bienes inmuebles afectados. Este enlace también permitirá acceder a una certificación que identifica que el nombre antiguo y la nueva denominación corresponden a la misma calle, así como a la nueva certificación de empadronamiento.

En el mismo apartado de la web municipal se podrá consultar la carta del alcalde, el informe de la Universitat de València que ha servido como base para tomar el acuerdo de modificación y que determina qué vías incumplían la Ley de Memoria Histórica, el acuerdo del cambio de denominaciones y el folleto que se ha remitido a los vecinos de las zonas afectadas.

"VALÈNCIA SALE DE LA ILEGALIDAD"

"Por fin València deja de honrar en sus calles y plazas a la dictadura franquista y sale de la ilegalidad en la que la había sumido el Partido Popular al no respetar la ley de Memoria Histórica", ha reivindicado la concejala de Cultura, Glòria Tello, en relación a la medida.

Al respecto, ha señalado que "hace muchos años que el Gobierno municipal debería haber acabado con esta anormalidad democrática, pero, afortunadamente, el Gobierno de Joan Ribó, como en muchos otros aspectos del día a día, ha devuelto a nuestra ciudad al camino de la dignidad y el respecto a la ley".

Tello ha recordado que la actuación municipal se ha basado en un informe de la Universitat de València como órgano consultivo oficial, así como que complementa otras intervenciones del Govern de la Nau para "desvincular a nuestra ciudad de la exaltación al franquismo, como con la retirada de distinciones a personas relacionadas con la dictadura o la retirada de símbolos que aún lucían en varios edificios de València". "Sumamos así otro motivo para sentirnos muy orgullosos, más que nunca, de nuestra ciudad", ha manifestado.

Ahora en portada

Comentarios