RAJOY DEFINE A BARBERÁ COMO UNA PERSONA “EXCELENTE” Y ”DECENTE” CUYA MEMORIA PERDURARÁ SIEMPRE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, describió este martes a la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá como una persona “excelente” y “decente” al concederla la FEMP a título póstumo la Llave de Oro del Municipalismo, máxima distinción de la Federación.

Rajoy cerró el acto en el que se entregó esta Llave de Oro a las hermanas de Barberá, Asunción, María José y Carmen Luisa, y definió a la exalcaldesa, también presidenta de la FEMP entre 1995 y 2003, como “una extraordinaria alcaldesa” que “consiguió que su ciudad se trasformara en lo que es”.
En su opinión, el homenaje ha sido “un acto de las más estricta justicia” para “honrar y reivindicar su memoria”, y la entrega de la máxima distinción de la FEMP; que agradeció “de manera muy especial” al presidente de la misma, el socialista Abel Caballero, “no podía estar más justificada”.
“Todos los que tuvimos la suerte de ser sus amigos sabemos que fue una de las grandes personalidades políticas de España, y sobre todo una excelente persona”, la ensalzó. “Era una persona buena, decente, trabajadora, que siempres intentaba resolver los problemas de la gente”.
Para Rajoy, la “bonhomía” de Barberá y sus “ganas de ayudar” y “espíritu constructivo” tuvo que ver en que “fuera tan buena alcaldesa”, al tiempo que reconoció como “una fortuna” y “un honor ser su amiga”. También destacó que nunca quiso nada más que ser alcaldesa de Valencia, aunque “tuvo oportunidad de haber sido muchas más cosas”.
El presidente aseguró tener “gran pena por su muerte” y que “su memoria perdurará para siempre”, y en ningún momento entró en temas polémicos como su imputación por supuesta corrupción ni su expulsión del PP tras negarse Barberá a dejar su acta de senadora.
Asunción Barberá, que hizo de portavoz de la familia, tampoco entró en controversias por ese supuesto abandono del PP a su hermana y dio las gracias a Rajoy por asistir al acto “y apoyar a una vieja, gran y leal amiga”. Ante la distinción de la FEMP, “la primera que recibe tras su dolorosa muerte”, que también agradeció a Caballero, dijo que hoy “sólo podemos tener palabras de gratitud”. Eso sí, subrayó que la exalcaldesa defendió siempre “la democracia, la libertad, la seguridad jurídica y la estabilidad institucional” y “entregó toda su vida a trabajar por los valencianos” y “fue una municipalista de los pies a la cabeza”.
También el presidente de la FEMP, que intervino entre Asunción Barberá y Rajoy, subrayó que la homenajeada, como antecesora suya al frente de la Federación, “asumió la bandera del municipalismo “con la fuerza que le caracterizaba” y reflejó su “querencia y vocación por lo fundamental”.
Además, reivindicó la “dimensión humana de la política”, que luego le agradeció Rajoy por entender que ha influido en que Caballero promoviera esta distinción, y citó a Barberá para denunciar que los ayuntamientos siguen siendo “los grandes olvidados de la democracia”, por lo que pidió delante de Rajoy una mejor financiación local. En este sentido, emplazó a la reunión que el lunes mantendrá con la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos.
El presidente del Gobierno reconoció en su intervención que los ayuntamientos, con su superávit de los últimos, han colaborado a cuadrar las cuentas y compensado en parte “lo que otras administraciones podíamos haber hecho mejor”.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios