La Caja Rural de Soria entrega desfibriladores a veinte ayuntamientos de la provincia

La provincia se convierte en uno de los territorios con mayor número de aparatos por cada 100.000 habitantes

La Caja Rural de Soria, a través de su Fundación Científica, ha hecho entrega esta mañana de una veintena de desfibriladores a otros tantos ayuntamientos que se acogieron en su día a la oferta lanzada por la entidad financiera, que abonaba el 50% de los mismos. Inicialmente, la intención de la Caja era subvencionar diez desfibriladores.

Como la cifra de ayuntamientos que lo pidió dobló esa cantidad, al final todos estos pueblos de Soria y por tanto sus comarcas tendrán un desfibrilador en un lugar de acceso sencillo.

En este acto de entrega han participado los presidentes de la Caja Rural, Carlos Martínez, y de la Fundación Científica, Juan Manuel Ruiz Liso.

Ruiz Liso ha remarcado que con esta entrega la provincia superará el centenar de desfibriladores, cuya ubicación podrá consultarse a través de la aplicación 'Soria Corazón'.

HAN SALVADO DIEZ VIDAS

Confía en que ese número vaya subiendo, ya que conoce que hay incluso comunidades de vecinos que están interesadas en la adquisición de uno.Liso asegura que "no se trata de un lujo. Ojalá estuvieran y no se utilizaran, pero desde la Fundación ya tenemos al menos constancia de que se han salvado diez vidas, dos en Soria capital y ocho en la provincia".

El médico ha explicado en su intervención que el uso de estos aparatos debe desdramatizarse. Cada aparato tiene un sistema que, cuando se aplica a una persona que no lo necesita pero que ha sufrido algún desvanecimiento por otra causa, el propio aparato lanza un aviso de que la desfibrilación no procede.

Liso también ha comentado que hace once años, cuando empezó este proyecto de Soria Cardioprotegida, únicamente había siete desfibriladores en la provincia, y ahora es una de las zonas del mundo con mayor número de ellos por cada 100.000 habitantes.

El presidente de la Caja, por su parte, ha agradecido el entusiasmo de Ruiz Liso a la hora de lanzar y sostener este proyecto. Carlos Martínez ha asegurado que una de las obsesiones de la Caja es "devolver en salud todo lo que nos han dado los sorianos", y anima a que le sean presentadas más iniciativas de este tipo o de cualquier otro.

En el acto de entrega han estado presentes alcaldes o concejales de los Ayuntamientos que han solicitado el desfibrilador. También ha acudido la Mancomunidad de Tierras Altas.

Los municipios son Covaleda, Duruelo, Ágreda, Cueva de Ágreda, Valdemaluque, Alconaba, Fuentecantos, Almazán, San Leonardo de Yagüe, Fuentearmegil, Soria, Retortillo, Arcos de Jalón, Almarza, Golmayo, Narros, Medinaceli y Montejo de Tiermes.

Cada aparato tiene un coste de 1.500 euros más IVA, y es costeado al 50% por la Caja Rural y por cada ayuntamiento.

El ayuntamiento, además, debe encargarse de su mantenimiento y de la formación de las personas para poder utilizarlo.

El siguiente paso de este proyecto, ha explicado Juan Manuel Ruiz Liso, es crear una geolocalización de estas personas, similar a la que ya existe para los propios desfibriladores.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios