El Pleno de la Diputación aprueba iniciar el procedimiento para rescindir el contrato del Museo Taurino

El Pleno de la Diputación aprueba iniciar el procedimiento para rescindir el contrato del Museo Taurino

Este punto, que ha sido apoyado por unanimidad, se ha solapado con una moción presentada por el PSOE relativa a este mismo centro de arte taurino Colección Juan Barco y que ha sido rechazada.

El portavoz del PSOE, Francisco Conejo, ha incidido en que este museo ha sido un "fracaso" del presidente de la Diputación, Elías Bendodo, en el proceso administrativo y también en cuanto al público recibido ya que "no ha tenido ni el aval ni el apoyo de los visitantes". Además, ha recordado que desde noviembre del año 2015 "no se ha pagado nada, con un incumplimiento reiterado en la empresa".

Según Conejo, hay que ir más allá y abrir un expediente sancionador "exigiendo daños y perjuicios para despejar dudas y mandar un mensaje de que la Diputación cumple con la legalidad".

Por su parte, la portavoz de Málaga Ahora, Rosa Galindo, y el de IU Para la Gente, Guzmán Ahumada, han destacado que se inicie el procedimiento de extinción "de una vez" porque "ha habido suficientes incumplimientos por parte del adjudicatario".

Tras criticar el "ridículo" canon por el que se estaba cediendo el edificio del antiguo Patronato de Turismo, en pleno centro de Málaga, Ahumada ha criticado el "fracaso" del presidente de la Diputación: "fue él quien eligió la temática, el adjudicatario y como se constata en el expediente en ningún momento ha pagado ni un solo euro: ni canon, ni agua, ni luz, ni IBI. Por menos tiempo incurriendo en esas faltas contractuales cualquier hijo de familia se ve en la calle".

Por su parte, el diputado provincial del Área de Cultura, Víctor González, ha dicho a Conejo que le ha "sentado mal" el haber traído a esta sesión plenaria el procedimiento de rescisión del contrato y, a pesar de ello, presenta "la enésima moción" sobre este Museo Taurino: "es repetitiva, obsoleta y extemporánea".

Ha dejado claro también que es él mismo el que pide al Área Económica la revocación del contrato "por impago". El propietario de la Colección tendrá diez días para presentar sus alegaciones.

En este punto, Conejo ha recordado al diputado de Cultura que se ha advertido en diversos plenos a través de mociones y escritos dirigidos a la Presidencia y al propio González de que "se estaban cometiendo irregularidades en la cesión demanial que esta institución hizo con el adjudicatario", emplazando a González a que "no diga que cuando se formalizó el contrato se dejaron de cometer irregularidades".

"He entregado pruebas que constatan que la tienda seguía facturando y que en el inmueble han estado actuando sociedades diferentes a la que tenía la adjudicación y eso era un alquiler a terceros, que está prohibido expresamente en el pliego de condiciones", ha apostillado Conejo.

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, Gonzalo Sichar, ha sostenido que a pesar de compartir la "preocupación" del PSOE "no nos podemos entrometer en un hecho que va a ir por la vía contenciosa-administrativa".

A juicio de Sichar el equipo de gobierno de la Diputación "sí podría haber hecho un esfuerzo por incidir en otros puntos reflejados en la moción presentada", como la cesión de un local para una tienda y el ático para un restaurante: "la instalación en la terraza de publicidad hostelera tenía más impacto que la del propio museo".

Es más, para el portavoz de la formación naranja, a pesar del "gran valor de la Colección de Juan Barco, parece que era la excusa para llevar a cabo otras actividades como el restaurante y la tienda". Ha añadido que el inicio del procedimiento de rescisión y el informe presentado por el Área de Cultura "es bastante flojito".

"Con el Museo Taurino se constata el fracaso de una de las mayores apuestas políticas de Bendodo, cuando en pleno apogeo de la Málaga museística eligió en solitario una temática, a dedo quién era el adjudicatario y le ha salido rana. Le puso un lazo que no era otra cosa que un canon que es un regalo", ha destacado Ahumada.

En este punto del orden del día y en el debate de la moción IU y PSOE han sacado a colación la moción de censura que no se llegó ni a votar el pasado miércoles en Alhaurín el Grande, acusando ambas formaciones de izquierdas a Bendodo de no apostar por la "regeneración democrática" y haber hecho "un papelón".

Mientras tanto, el portavoz del PSOE ha pedido al diputado de Cultura que de Alhaurín el Grande "hablen poco porque el papelón que ha hecho el PP es digno de que los malagueños constaten que cuando el PP tiene que apostar por la regeneración política apuestan por la corrupción". Conejo ha acusado al PP de Málaga de "avalar" en esta localidad del Valle del Guadalhorce que "gobierne la corrupción cuando tenían una magnífica oportunidad de avalar la regeneración".

UNA DEUDA DE MÁS DE 153.000 EUROS

El informe del servicio de Cultura de la Diputación se constata que el concesionario (Colección Juan Barco, SL) mantiene una deuda con la institución provincial de 153.658,25 euros.

Este informe se realizó tras la moción presentada por el grupo de Ciudadanos en la Diputación, aprobada en el pleno del mes de septiembre, en la que se solicitaba la resolución del contrato al entender que se habían producido incumplimientos por parte del concesionario, matizando que no se seguiría adelante ni se revocaría la concesión si la asesoría jurídica estimase que no se había producido ese incumplimiento.

Dicho documento concluye que por "incumplimiento grave del contrato procede la revocación de la concesión demanial directa del edificio de la Plaza del Siglo a favor de Colección Juan Barco, S.L. para su uso como Centro de Arte de la Tauromaquia, concedida en mayo de 2015".

A fecha de 14 de diciembre, el concesionario no ha abonado el canon anual de 2015 (41.341,67 euros) ni el de 2016 (62.012,50 euros), a los que hay que añadir sus correspondientes recargos e intereses de demora, ni tampoco los importes relativos al suministro de electricidad, agua e IBI del edificio de la Plaza del Siglo.

El pliego de condiciones económico-administrativas que rigen esta concesión establece en su condición 10 la obligación del adjudicatario de abonar el canon de ocupación del edificio e instalaciones, y en la condición 16 califica de 'incumplimiento grave' la falta de abono del canon, lo que puede ser causa de la resolución de la concesión además de la imposición de una sanción económica de entre 2.000 y 30.000 euros.

También, la legislación estatal básica aplicable (Ley 33/2003 del Patrimonio de las Administraciones Públicas) y la legislación autonómica (Ley 7/1999 de Bienes de Entidades Locales de Andalucía) respaldan que la falta de pago del canon sea considerado un incumplimiento grave y, por tanto, sea causa para extinguir las autorizaciones y concesiones demaniales.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios