El alcalde de Vitoria cree que el rechazo de EH Bildu a los presupuestos responde a "una estrategia" de dejarles "solos"

El alcalde de Vitoria cree que el rechazo de EH Bildu a los presupuestos responde a "una estrategia" de dejarles "solos"

El alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, ha lamentado que EH Bildu haya decidido "abandonar el barco" del "cambio político" en la capital alavesa y, en este sentido, ha criticado que su rechazo a negociar las cuentas para 2017, con "argumentos peregrinos", responde a "una estrategia preconcebida" de dejarles "solos". En todo caso, ha asegurado que intentará hasta "el último día" consensuar la aprobación de los presupuestos.

En una entrevista concedida a Onda Vasca, recogida por Europa Press, se ha pronunciado de este modo después de que anunciara este pasado lunes su intención de solicitar la devolución del proyecto de presupuestos municipales, una situación que el regidor de la capital alavesa ha confiado en que "se pueda revertir".

Urtaran se ha mostrado "bastante decepcionado" con la actitud de EH Bildu ya que, con el proyecto de presupuestos para 2017 "íbamos a consolidar el cambio político" que se impulsó en la capital alavesa en 2015 y en el que hasta ahora "se ha hecho un trabajo importante".

Sin embargo, ha lamentado, EH Bildu "de la noche a la mañana parece que se quieren bajar del tren y parece que abandonan este barco".

El regidor jeltzale ha manifestado que no puede "entender" su actitud teniendo en cuenta los "argumentos peregrinos" que aduce la coalición soberanista. En este sentido, ha insistido en que "no es cierto que no se haya ejecutado el presupuesto" y ha recalcado que, de todas las partidas del acuerdo presupuestario del pasado año, "el 80% está ejecutado o comprometido su gasto".

Según ha indicado, "algunas partidas presupuestarias, tanto de las planteadas por los socios presupuestarias como por el Gobierno", no se han ejecutado "únicamente porque no se han materializado los ingresos para poder ejecutar ese gasto".

También ha criticado "la forma" que ha utilizado EH Bildu, "con ultimátum de dos o tres días" para presentar una enmienda a la totalidad y, además, evitando "presentar enmiendas parciales para evitar correr la tentación de llegar a acuerdos".

"Me parece que tanto en el fondo como en la forma todo esto responde a una estrategia preconcebida de dejarnos solos en Vitoria-Gasteiz cuando precisamente tenemos que ir unidos para consolidar el cambio político en la ciudad", ha manifestado.

Tras asegurar que hasta ahora la relación entre PNV y EH Bildu y el PNV "ha sido muy buena", ha subrayado que su partido mantiene "una voluntad de diálogo absoluta" y sigue "tendiendo la mano a EH Bildu" para que Vitoria sea "el espacio en que poder trabajar los acuerdos políticos entre PNV y EH Bildu".

En cualquier caso, ha señalado que su intención es "agotar todas las posibilidades" para "dialogar con EH Bildu" e intentar "consensuar con ellos un presupuesto para 2017, que es mucho mejor que el de 2016". Según ha señalado, tratará de alcanzar un acuerdo "con las fuerzas políticas que impulsaron el cambio político" hasta "el último día" antes de la votación de las cuentas.

"Es muy difícil entender que, tras el movimiento ciudadano, social y político que se produjo en junio de 2015, año y medio después sin una razón de peso un grupo político lo abandone. Por eso, creo que tengo que hacer todos los esfuerzos para intentar reconducir esta situación", ha insistido.

En caso de que no sea posible, ha explicado que "tendremos que analizar el impacto de la prórroga presupuestaria en los proyectos estratégicos de ciudad para tomar una u otra decisión".

Urtaran ha advertido de que, "si las fuerzas del cambio no somos capaces de consensuar las políticas, de compartir protagonismos, al final el beneficiario es el PP". Por ello, ha planteado que EH Bildu tendrá, "ante la disyuntiva de quién preferimos en el Gobierno de Vitoria-Gasteiz", que elegir "entre PNV y el conjunto de fuerzas del cambio o si prefieren al PP".

En relación al Partido Popular, el alcalde de Vitoria ha lamentado que mantenga en la ciudad una "oposición del no por el no" e intente "obstaculizar cualquier acuerdo que suponga un avance para la ciudad".

Además, ha admitido que con esta formación "hay una ruptura no solo en la forma de entender la política local", sino también en la forma de entender "los principios éticos que nos impulsan a funcionar en la política y en la vida", por lo que hay "una brecha muy importante" entre el PNV y el PP en Vitoria.

No obstante, ha asegurado que, por su parte, "siempre" ha tendido la mano "a todos" y también al PP para "llegar a acuerdos" porque es su "deber y obligación, siempre trabajando por el bien de Vitoria".

'CASO SAN ANTONIO'

Por otro lado, ha reiterado que el Ayuntamiento "agotará todas las vías jurídicas" en el denominado 'caso San Antonio', después de que el Tribunal de Cuentas decidiera absolver al vicesecretario de Acción Sectorial del PP, Javier Maroto, y al presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, por la firma de un contrato público de alquiler durante su etapa al frente del Gobierno municipal de Vitoria.

Urtaran ha remarcado que llama la atención que el Tribunal de Cuentas, que fue "muy tajante" en la tramitación del caso y en la sentencia inicial "indicando que había un perjuicio económico que se cifraba en 400.000 euros de multa", meses después "diga que hay que absolverles porque no hay caso".

Aunque ha reconocido que el recurso de casación ante el Tribunal Supremo es "un camino muy difícil", ha apostado por "agotar todas las vías jurídicas que tenemos para defender el interés general" porque aquel contrario fue "muy beneficioso" para el propietario del local y "muy perjudicial" para el Ayuntamiento.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios