Más de 20 ayuntamientos andaluces acaban el año con un alcalde diferente del que lo empezaron

Más de 20 ayuntamientos andaluces acaban el año con un alcalde diferente del que lo empezaron

Además de ellos, el municipio sevillano de Espartinas atraviesa una situación particular porque comenzó el año sin alcalde investido, tras la renuncia en diciembre de José María Fernández, el único que Ciudadanos había conseguido tras las elecciones del mes de mayo. El 5 de enero se proclamó alcaldesa Olga Hervás, también de la formación naranja, sin embargo, tras un año convulso, con la renuncia y el cese de varios ediles, la regidora se ha dado de baja médica y ha nombrado alcalde en funciones a Iván Gómez, que previamente había renunciado a ser portavoz municipal del partido.

Málaga ha sido la provincia con más movimientos, un total de siete, seguida de Sevilla, con seis, entre ellos el de Alanís, cuyo regidor renunció al cargo por motivos de salud; mientras que Huelva, Cádiz, Almería y Granada tienen dos municipios cada una que han vivido cambios de alcalde en este 2016; y Jaén, uno.

En los consistorios andaluces este año han prosperado nueve mociones de censura --un total de diez en lo que va de mandato--, convirtiéndose en el motivo que más se repite en los relevos de alcalde. Cinco de ellas en la provincia de Málaga (Pizarra, Ronda, Manilva, Arenas y Cuevas del Becerro); dos en Sevilla (Constantina y Santiponce), una en Quéntar (Granada) y otra, la más reciente, en Cádiz, la de Jimena de la Frontera.

Debido a esas mociones, el PSOE ha perdido cuatro bastones de mando y el PP, tres, entre ellos el del municipio más poblado, Ronda. IU ha perdido la Alcaldía de Santiponce y Ciudadanos por Constantina ha dejado la de este ayuntamiento sevillano.

Entre las causas que han motivado cambios en otros muchos consistorios están los nombramientos de los anteriores alcaldes para diferentes cargos de responsabilidad en la Junta o las diputaciones --situación que ha estado detrás de los relevos en las alcaldías de los municipios sevillanos de Cañada Rosal y Castilblanco de los Arroyos o el malagueño de Cómpeta-- y también la imposibilidad de compaginar el trabajo que supone un ayuntamiento con el orgánico de partido e incluso con el de otras cámaras.

Ése es el caso de la hasta hace unos meses alcaldesa de Valverde del Camino, Loles López, que acabó renunciando al cargo para centrarse en su trabajo como número dos del PP andaluz y en su escaño del Senado. El que fuera alcalde de Gádor durante casi 30 años, Eugenio Gonzálvez (PP), también renunció este año a la Alcaldía para centrarse en su actividad política en la misma Cámara Baja, donde es senador desde el año 2007.

Otro veterano de la política municipal, en este caso socialista, Antonio Gutiérrez Limones, dejó en mayo la Alcaldía de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) tras dos décadas como alcalde. Justificó su renuncia en que repetiría como número tres de la lista del PSOE al Congreso y para no continuar con la "incompatibilidad orgánica" en la que había incurrido en la anterior y breve legislatura. Sobre él se cernía una moción de censura que estaban promoviendo IU-Alternativa Alcalareña, el PA y Alcalá Puede.

Alhaurín el Grande (Málaga) también llevaba dos décadas --con la interrupción de un año en el que estuvo inhabilitado-- con el 'popular' Juan Martín Serón al frente del Ayuntamiento pero a principios de este año renunció al cargo para permitir un acuerdo con el PP que evitase una moción de censura.

El cambio de alcalde más sonado de este año, por tratarse de una capital de provincia y por resultar su alcalde investigado dentro de una supuesta trama de corrupción urbanística ha sido el de Granada. José Torres Hurtado fue detenido en abril en una redada contra la corrupción municipal en el conocido como caso Serrallo y la investigación judicial le imputa ocho presuntos delitos, entre ellos los de cohecho, blanqueo de capitales, tráfico de influencias, fraude en la contratación, asociación ilícita o prevaricación. La situación provocó de facto la ruptura del pacto de Gobierno entre 'populares' y Ciudadanos y Francisco Cuenca recuperó para el PSOE la Alcaldía de la ciudad nazarí.

Por otro lado, en Punta Umbría (Huelva), Gonzalo Rodríguez Nevado (PSOE), dimitió después de ser investigado por su supuesta implicación en el fraude de los cursos de formación.

TRES EN ALBOX

Los pronunciamientos judiciales también están tras los cambios de alcalde en Albox (Almería), que ha conocido a tres regidores este año. El que ganó las elecciones de mayo de 2015, Rogelio Mena, y que había concurrido por el PSOE, fue condenado a dos años y medio de inhabilitación, por lo que su partido le obligó a dimitir. Para evitarlo, Mena abandonó el partido y formó Socialistas por Albox, siglas bajo las que fue investido alcalde.

Cuando en el mes de febrero la Audiencia Provincial hizo firme la condena, el regidor tuvo que renunciar al cargo y le sucedió Sonia Cerdan, concejal que había sido elegida bajo las siglas del PSOE y que, como Mena, también se había pasado al nuevo grupo. Sin embargo, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) anuló su nombramiento al considerar que contravino la Ley Electoral al ser investida por un partido distinto al que se presentó a las elecciones.

Finalmente, el PSOE pactó con Ciudadanos Libres y Unidos (Cilus) la Alcaldía para evitar que el PP se la arrebatase y Francisco Torrecillas, de la formación independiente, es el actual alcalde.

Tras la renuncia del hasta entonces alcalde de Chipiona (Cádiz), Antonio Peña (PP), hubo otros motivos muy diferentes, la imposibilidad "moral" de cumplir la orden judicial que le obligaba a derribar 26 viviendas construidas ilegalmente hace más de diez años, cuando gobernaba el PSOE.

El exregidor explicó entonces que se encontraba en "un callejón sin salida" puesto que no consideraba justo tener que demoler unas viviendas habitadas cuando en el resto del municipio hay muchas más en la misma situación y sobre las que no pesa orden de demolición porque no fueron denunciadas. Además, si no cumplía la sentencia, Peña se exponía una condena de seis meses de cárcel por desacato y en el momento de su renuncia explicó que no podía asumir ese enfrentamiento con la Justicia.

PACTO TRIPARTITO

En el municipio jiennense de Villanueva del Arzobispo el cambio ha venido motivado por el cumplimiento del pacto tripartido que alcanzaron tras las elecciones de mayo de 2015 la Agrupación de Electores Independientes por Villanueva (AEIV), la Agrupación por Villanueva (AXV) y el PP.

Por parte de la primera formación, María Isabel Rescalvo ocupó el cargo hasta este mes de diciembre, cuando fue sucedida por Jorge Martínez, de la segunda formación y que estará en el cargo 18 meses, mientras que la 'popular' Isabel Nogueras cerrará como regidora el último año de mandato.

En lo que va de mandato, desde que en junio de 2015 fueran investidos los alcaldes resultantes de las elecciones de mayo, un total de 35 municipios andaluces han cambiando de alcalde en todas las provincias a excepción de Córdoba, en la que no ha habido traspasos en la vara de mando. Algunos, como el mencionado de Albox, o el jiennense de Rus, han conocido a tres regidores, en el caso de este último por el nombramiento de su primer alcalde para un cargo de la Diputación y el posterior fallecimiento del que fue su sucesor.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios