"Tiene pinta de ser una vendetta", dice Sarasola sobre la investigación por el cobro de dietas

"Tiene pinta de ser una vendetta", dice Sarasola sobre la investigación por el cobro de dietas

"Tiene pinta de ser una vendetta", ha señalado, en declaraciones a Europa Press, Sarasola, quien ha recalcado que hay una sentencia que dice que es legal el cobro de dietas por ediles liberados o semiliberados por su asistencia a los Consejos de Administración de empresas municipales o a las Juntas Rectoras de los organismos públicos.

Sarasola ha dejado claro que desde que tomó posesión de su cargo como concejal en este mandato solo cobró dos dietas por asistencia a los consejos de la Empresa Municipal de Servicios Medioambientales y Limpieza de Gijón (Emulsa), que suman una cantidad de 172 euros -restados ya impuestos--. Unas dietas que dejó de cobrar tras el acuerdo de Pleno, de 11 de noviembre de 2015, en el que se prohibía su abono a ediles con dedicación exclusiva o parcial.

El portavoz municipal de C's ha precisado que si bien es representante de su grupo municipal en la Empresa Municipal de Aguas de Gijón (EMA) y en el Centro de Transportes, no cobró nunca dietas de ninguna de estas.

Ha insistido, además, en la reciente sentencia que avala que es legal que se cobren esas dietas, en la que se señala, asimismo, que el Pleno es competente para fijar o anular estas, como así fue en el caso del Ayuntamiento de Gijón.

Por todo ello, ha reiterado que esta querella tiene pinta de ser algo personal contra él. "No estoy imputado -actualmente se denomina investigado-- ni nada", ha remarcado, para añadir después que "no hay delito ni nada parecido".

COBRO LEGAL DE DIETAS

"No hay nada ilegal, el cobro de dietas es totalmente legal", ha insistido. Para Sarasola, esta querella judicial no tiene "ningún sentido", y no ha descartado que provenga de gente cercana a su partido.

El portavoz de Ciudadanos ha dicho no entender por qué se le menciona solo a él y al portavoz del Gobierno local, Fernando Couto (Foro), y más que se pida información a algunos organismos en los que no están ninguno de ellos, al margen que se solicita desde 2011, cuando él no formó parte de la Corporación hasta 2015. Aunque ha dicho no conocer quién está detrás de esta asociación, sí sabe de la relación que guarda una de las abogadas que presenta la querella con uno de los militantes.

El Grupo Municipal de Ciudadanos, al margen de estas declaraciones, ha remitido un comunicado a los medios de comunicación en el que se hace referencia a las Juntas Generales de las empresas municipales celebradas el 1 de agosto de 2015, en las que se fijaron en 138 euros --brutos--, en concepto de dietas, por asistencias de concejales o representantes de los Grupos Políticos, a las reuniones de los Consejos de Administración, sin que se reflejara alguna incompatibilidad para su cobro por parte de los que estuvieran liberados o semiliberados.

Asimismo, se hace alude al acuerdo de Pleno, de 11 de noviembre de 2015, en el que se aprueba por mayoría, con el solo voto en contra de Foro, el que se prohíba el cobro de estas dietas a los concejales con algún tipo de dedicación. Un acuerdo en el que incluso se introduce la enmienda presentada por Ciudadanos para que la prohibición se extendiera a cualquier órgano en que se representara al Ayuntamiento de Gijón.

"Tiene pinta de ser una vendetta", dice Sarasola sobre la investigación por el cobro de dietas

Ahora en portada

Comentarios