Sábado, 21.10.2017 - 23:29 h

Miembros de la dirección del PP piden a Camps "medidas ejemplarizantes" como las que tomó Aguirre en Madrid

Creen que Costa está en una "situación muy complicada", sobre todo tras archivar la Fiscalía su denuncia contra el informe policial

Creen que Costa está en una "situación muy complicada", sobre todo tras archivar la Fiscalía su denuncia contra el informe policial

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

Miembros del Comité Ejecutivo Nacional del PP consideran que el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, debe tomar "medidas ejemplarizantes" tras la implicación del PP valenciano en el 'caso Gürtel', en la línea de las que tomó hace varios meses en Madrid la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, aseguraron a Europa Press fuentes 'populares'.

A raíz de las investigaciones del juez Baltasar Garzón vinculando a dirigentes del PP madrileño en el 'caso Gürtel', se suspendió temporalmente de militancia a los cargos implicados, entre ellos tres diputados autonómicos --Alberto López Viejo, Benjamín Martín Vasco y Alfonso Bosch--. También dejaron su cargo como alcaldes Jesús Sepúlveda (Pozuelo de Alarcón), Arturo González Panero (Boadilla del Monte) o Ginés López (Arganda del Rey).

Dentro de la Ejecutiva del PP hay dirigentes que comparan las dos situaciones y coinciden en que, con el comportamiento que ha mantenido hasta ahora el PP valenciano, la sensación que se traslada a la ciudadanía es que existe una "doble vara de medir".

Los cargos consultados comparten la idea de que en la Comunidad Valenciana deben depurarse responsabilidades. "Camps debe tomar la iniciativa y debe tomar medidas", dice un miembro de la dirección, en línea con las declaraciones que estos días ha realizado la secretaria general, María Dolores de Cospedal, exigiendo "contundencia".EN EL PARTIDO Y EL GOBIERNO

Es más, apuntan que esas medidas "ejemplarizantes" deben tomarse tanto en el PP valenciano como en el seno del Gobierno, después de que en las conversaciones publicadas con el responsable de Orange Market, Álvaro Pérez, --que recoge el informe de la Brigada Policial de Blanqueo-- figuren nombres como el del secretario general del PPCV, Ricardo Costa, el vicesecretario de Organización, David Serra, o el vicepresidente del Gobierno, Vicente Rambla.

Las fuentes consultadas consideran que la posición de Ricardo Costa es "muy complicada", sobre todo después de que la Fiscalía Superior de la Comunidad Valenciana haya archivado hoy la denuncia que interpuso el propio Costa contra el informe policial.

En el PP hay quien compara "la resistencia" de Costa a dejar su cargo con la que en su día tuvo el senador y tesorero nacional del PP, Luis Bárcenas, que finalmente acabó marchándose pero después de muchos meses aferrándose a su puesto al frente de las finanzas del PP, señalan fuentes 'populares'.NO OPTAR POR LA PASIVIDAD.

En el Grupo Popular ha provocado malestar la "pasividad" que hasta ahora está teniendo el presidente de la Generalitat a raíz de las informaciones que apuntan una supuesta financiación irregular del PP valenciano. A su entender, este asunto ha tomado nuevas dimensiones que obligan a Camps a tomar decisiones.

Los parlamentarios consultados consideran que, si Camps quiere que el partido le siga mostrando su apoyo y respaldándole 'como una piña', debe despejar cualquier tipo de duda sobre posibles irregularidades en las finanzas de la organización en la Comunidad Valenciana. "Esto ya no es lo de los trajes", resumió ayer gráficamente un veterano parlamentario.

Creen que Costa está en una "situación muy complicada", sobre todo tras archivar la Fiscalía su denuncia contra el informe policial

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

Miembros del Comité Ejecutivo Nacional del PP consideran que el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, debe tomar "medidas ejemplarizantes" tras la implicación del PP valenciano en el 'caso Gürtel', en la línea de las que tomó hace varios meses en Madrid la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, aseguraron a Europa Press fuentes 'populares'.

A raíz de las investigaciones del juez Baltasar Garzón vinculando a dirigentes del PP madrileño en el 'caso Gürtel', se suspendió temporalmente de militancia a los cargos implicados, entre ellos tres diputados autonómicos --Alberto López Viejo, Benjamín Martín Vasco y Alfonso Bosch--. También dejaron su cargo como alcaldes Jesús Sepúlveda (Pozuelo de Alarcón), Arturo González Panero (Boadilla del Monte) o Ginés López (Arganda del Rey).

Dentro de la Ejecutiva del PP hay dirigentes que comparan las dos situaciones y coinciden en que, con el comportamiento que ha mantenido hasta ahora el PP valenciano, la sensación que se traslada a la ciudadanía es que existe una "doble vara de medir".

Los cargos consultados comparten la idea de que en la Comunidad Valenciana deben depurarse responsabilidades. "Camps debe tomar la iniciativa y debe tomar medidas", dice un miembro de la dirección, en línea con las declaraciones que estos días ha realizado la secretaria general, María Dolores de Cospedal, exigiendo "contundencia".EN EL PARTIDO Y EL GOBIERNO

Es más, apuntan que esas medidas "ejemplarizantes" deben tomarse tanto en el PP valenciano como en el seno del Gobierno, después de que en las conversaciones publicadas con el responsable de Orange Market, Álvaro Pérez, --que recoge el informe de la Brigada Policial de Blanqueo-- figuren nombres como el del secretario general del PPCV, Ricardo Costa, el vicesecretario de Organización, David Serra, o el vicepresidente del Gobierno, Vicente Rambla.

Las fuentes consultadas consideran que la posición de Ricardo Costa es "muy complicada", sobre todo después de que la Fiscalía Superior de la Comunidad Valenciana haya archivado hoy la denuncia que interpuso el propio Costa contra el informe policial.

En el PP hay quien compara "la resistencia" de Costa a dejar su cargo con la que en su día tuvo el senador y tesorero nacional del PP, Luis Bárcenas, que finalmente acabó marchándose pero después de muchos meses aferrándose a su puesto al frente de las finanzas del PP, señalan fuentes 'populares'.NO OPTAR POR LA PASIVIDAD.

En el Grupo Popular ha provocado malestar la "pasividad" que hasta ahora está teniendo el presidente de la Generalitat a raíz de las informaciones que apuntan una supuesta financiación irregular del PP valenciano. A su entender, este asunto ha tomado nuevas dimensiones que obligan a Camps a tomar decisiones.

Los parlamentarios consultados consideran que, si Camps quiere que el partido le siga mostrando su apoyo y respaldándole 'como una piña', debe despejar cualquier tipo de duda sobre posibles irregularidades en las finanzas de la organización en la Comunidad Valenciana. "Esto ya no es lo de los trajes", resumió ayer gráficamente un veterano parlamentario.

Ahora en portada

Comentarios