Domingo, 22.10.2017 - 10:46 h

Falta "mucho" para avanzar en el acuerdo de la UE y Mercosur, dice el embajador de la UE

Montevideo.- Las negociaciones de la Unión Europea con el Mercosur para un acuerdo de asociación están estancadas y falta "mucho" para poder avanzar, dijo hoy el jefe de la Delegación de la Comisión Europea en Uruguay y Paraguay, Geoffrey Barrett.

Falta "mucho" para avanzar en el acuerdo de la UE y Mercosur, dice el embajador de la UE
Falta "mucho" para avanzar en el acuerdo de la UE y Mercosur, dice el embajador de la UE

Montevideo.- Las negociaciones de la Unión Europea con el Mercosur para un acuerdo de asociación están estancadas y falta "mucho" para poder avanzar, dijo hoy el jefe de la Delegación de la Comisión Europea en Uruguay y Paraguay, Geoffrey Barrett.

El responsable comunitario se expresó así en la oficina de la Comisión Europea en Montevideo, ciudad donde se encuentra la sede permanente del Mercosur, después de presentar un informe de dicho órgano en el que se define la nueva estrategia de la UE en sus relaciones con América Latina y El Caribe para los próximos años.

El informe, presentado también hoy en Bruselas, establece las prioridades y los desafíos que comparten la UE y el continente latinoamericano en materias como la crisis económica internacional, el cambio climático, los recursos energéticos y la innovación.

Respecto al proceso para llegar a un acuerdo en materia comercial, política y de cooperación entre la UE y el Mercosur, bloque de integración regional formado por Uruguay, Paraguay, Argentina y Brasil, Barrett reconoció que ninguno de los dos organismos tiene "intención de lanzar de manera formal las negociaciones otra vez".

Según el embajador, hay un "debate muy rico y continuo" en otros asuntos, como el de la migración, pero para hablar acerca de una asociación comercial, "hay que esperar el buen momento", aseguró.

"Si empezamos a negociar otra vez será para terminar y concluir un acuerdo", afirmó Barrett, quien advirtió de que los debates de la ronda de Doha para la liberalización comercial "siguen con sus dificultades y su ritmo muy particular".

No obstante, dichas negociaciones, que se llevan a cabo en el seno de la Organización Mundial del Comercio, "siguen siendo una prioridad absoluta" para la UE y el Mercosur, subrayó el embajador.

El delegado de la Comisión Europea en Uruguay señaló también que "la integración económica en el Mercosur tiene mucho trabajo que hacer todavía para poder avanzar".

El informe presentado hoy será trasladado al Parlamento Europeo y al Consejo de la UE para "estimular un debate entre los socios" de cara a la Cumbre UE-América Latina que se celebrará en Madrid el próximo año, dijo Barrett.

El embajador instó a que la Cumbre de Madrid, que se centrará en el tema de la innovación y las nuevas tecnologías, sirva para "fijar objetivos más concretos" e implicar en el debate a otros actores, como la sociedad civil, el mundo académico y las instituciones financieras.

Asimismo, destacó el objetivo de la UE de profundizar en sus relaciones con "cada uno de los países de la región", tanto con los que existe un lazo de "determinado nivel de madurez", como en el caso de México, como con el resto de los Estados, en una política "inclusiva", agregó.

Barrett aseguró que los vínculos entre la UE y América Latina son "más que una relación birregional" y reflejan el "diálogo entre sociedades que quieren hablar de los desafíos de este mundo".

Durante los últimos diez años, la Comisión Europea ha financiado más de 450 proyectos en América Latina y El Caribe por un importe superior a los 3.000 millones de euros (unos 4.380 millones de dólares).

En el período 2007-2013, el Instrumento de Cooperación al Desarrollo de la UE en la región asciende a 2.690 millones de euros (3.927 millones de dólares), destacó Barrett, quien reconoció que "el desafío principal de la UE en América Latina sigue siendo la lucha contra la pobreza".

Montevideo.- Las negociaciones de la Unión Europea con el Mercosur para un acuerdo de asociación están estancadas y falta "mucho" para poder avanzar, dijo hoy el jefe de la Delegación de la Comisión Europea en Uruguay y Paraguay, Geoffrey Barrett.

El responsable comunitario se expresó así en la oficina de la Comisión Europea en Montevideo, ciudad donde se encuentra la sede permanente del Mercosur, después de presentar un informe de dicho órgano en el que se define la nueva estrategia de la UE en sus relaciones con América Latina y El Caribe para los próximos años.

El informe, presentado también hoy en Bruselas, establece las prioridades y los desafíos que comparten la UE y el continente latinoamericano en materias como la crisis económica internacional, el cambio climático, los recursos energéticos y la innovación.

Respecto al proceso para llegar a un acuerdo en materia comercial, política y de cooperación entre la UE y el Mercosur, bloque de integración regional formado por Uruguay, Paraguay, Argentina y Brasil, Barrett reconoció que ninguno de los dos organismos tiene "intención de lanzar de manera formal las negociaciones otra vez".

Según el embajador, hay un "debate muy rico y continuo" en otros asuntos, como el de la migración, pero para hablar acerca de una asociación comercial, "hay que esperar el buen momento", aseguró.

"Si empezamos a negociar otra vez será para terminar y concluir un acuerdo", afirmó Barrett, quien advirtió de que los debates de la ronda de Doha para la liberalización comercial "siguen con sus dificultades y su ritmo muy particular".

No obstante, dichas negociaciones, que se llevan a cabo en el seno de la Organización Mundial del Comercio, "siguen siendo una prioridad absoluta" para la UE y el Mercosur, subrayó el embajador.

El delegado de la Comisión Europea en Uruguay señaló también que "la integración económica en el Mercosur tiene mucho trabajo que hacer todavía para poder avanzar".

El informe presentado hoy será trasladado al Parlamento Europeo y al Consejo de la UE para "estimular un debate entre los socios" de cara a la Cumbre UE-América Latina que se celebrará en Madrid el próximo año, dijo Barrett.

El embajador instó a que la Cumbre de Madrid, que se centrará en el tema de la innovación y las nuevas tecnologías, sirva para "fijar objetivos más concretos" e implicar en el debate a otros actores, como la sociedad civil, el mundo académico y las instituciones financieras.

Asimismo, destacó el objetivo de la UE de profundizar en sus relaciones con "cada uno de los países de la región", tanto con los que existe un lazo de "determinado nivel de madurez", como en el caso de México, como con el resto de los Estados, en una política "inclusiva", agregó.

Barrett aseguró que los vínculos entre la UE y América Latina son "más que una relación birregional" y reflejan el "diálogo entre sociedades que quieren hablar de los desafíos de este mundo".

Durante los últimos diez años, la Comisión Europea ha financiado más de 450 proyectos en América Latina y El Caribe por un importe superior a los 3.000 millones de euros (unos 4.380 millones de dólares).

En el período 2007-2013, el Instrumento de Cooperación al Desarrollo de la UE en la región asciende a 2.690 millones de euros (3.927 millones de dólares), destacó Barrett, quien reconoció que "el desafío principal de la UE en América Latina sigue siendo la lucha contra la pobreza".

Ahora en portada

Comentarios