La oposición se queja de que el decreto de empleo parcial tenga otras medidas

Los grupos de la oposición en el Congreso se han quejado hoy de que el decreto ley para la protección de los trabajadores a tiempo parcial incluya medidas que nada tienen que ver con el tema central de la norma, que fue pactado con agentes sociales y políticos.

Madrid, 12 sep.- Los grupos de la oposición en el Congreso se han quejado hoy de que el decreto ley para la protección de los trabajadores a tiempo parcial incluya medidas que nada tienen que ver con el tema central de la norma, que fue pactado con agentes sociales y políticos.

Durante el debate de convalidación, los portavoces parlamentarios han lamentado que el acuerdo político que ha permitido cambiar con consenso la regulación de la cotización a tiempo parcial no haya podido tener reflejo en la votación del decreto ley, al haber introducido el Gobierno en la misma norma cuestiones que afectan a otros ámbitos y que no han sido consultadas con los grupos.

Tras las quejas formuladas, la portavoz del PP, Carolina España, ha anunciado que el decreto se tramitará como proyecto de ley "por respeto a la Cámara", algo que luego ha confirmado la propia ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez.

La portavoz socialista, Isabel López i Chamosa, lo ha considerado un gesto de buena voluntad y ha anunciado momentos antes de la votación que su grupo se abstendría en lugar de votar en contra.

De esta forma, el decreto ley ha sido convalidado con 190 votos a favor, 15 en contra y 111 abstenciones, en tanto que la votación para que se tramite como proyecto de ley por el procedimiento de urgencia ha salido adelante casi por unanimidad, salvo por una abstención.

Una de las cuestiones que incluye el decreto ley es la decisión de desarrollar un reglamento para la asistencia a los afectados por accidentes de transporte ferroviario, así como la autorización para abonar a las víctimas de accidente de Santiago de Compostela indemnizaciones superiores a las de la aseguradora, en los casos que proceda.

Con este punto del decreto todos los grupos se han mostrado de acuerdo.

Sin embargo, la norma recoge también cambios en materia de despidos colectivos, entre otras cosas, la relegación de la impugnación individual a casos excepcionales -cuestión muy criticada por la oposición- y la reformulación de los requisitos para los perceptores de prestaciones y subsidios por desempleo.

En este sentido, la diputada del PSOE Isabel López i Chamosa, que se ha felicitado por el buen acuerdo en materia de cotización a tiempo parcial, ha lamentado "la persecución total a los parados" y los cambios "inasumibles para los socialistas" en materia de despidos colectivos.

El portavoz del PNV, Emilio Olabarría, ha recordado al Gobierno que las leyes de acompañamiento que regulaban en una solo norma todo tipo de materias fueron declaradas inconstitucionales.

Los portavoces de CiU, Carles Campuzano, y de UPyD, Álvaro Anchuelo, también han mostrado su disconformidad con la mezcla de asuntos incluidos en el decreto, que también regula la atribución a la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (SAREB) la condición de entidad colaboradora en la gestión de las ayudas de los planes estatales de vivienda.

La diputada de Geroa Bai Uxue Barkos ha considerado que el Gobierno "ha fulminado" la posición de consenso en torno al empleo parcial y ha asegurado que "el dar derechos a unos trabajadores no pueden servir de paraguas para recortar los de todos", en tanto que el diputado de Amaiur Sabino Cuadra ha tachado el decreto de "chapuza jurídica extrema".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING