S.Santamaría quiere sumar a la oposición al plan de regeneración democrática

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, se reúne hoy en el Congreso con los grupos parlamentarios para explicarles los proyectos de ley de lucha contra la corrupción y de regeneración democrática, aprobados por el Gobierno en febrero y a los que quiere sumar a la oposición.

Madrid, 19 mar.- La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, se reúne hoy en el Congreso con los grupos parlamentarios para explicarles los proyectos de ley de lucha contra la corrupción y de regeneración democrática, aprobados por el Gobierno en febrero y a los que quiere sumar a la oposición.

Unas reformas legislativas que pretenden reforzar el control de la financiación de los partidos y el ejercicio de los altos cargos y sobre las que la oposición, sin embargo, tiene sus dudas.

En una carta que envió a los grupos, Sáenz de Santamaría explicó que deseaba escuchar sus sugerencias y propuestas para afrontar el problema de la corrupción, que ha sufrido un fuerte repunte en la lista de preocupaciones ciudadanas según el último barómetro del CIS.

Fuentes del Gobierno han explicado a Efe que están abiertos a una tramitación de los dos proyectos totalmente consensuada con los grupos, con comparecencias de expertos y sin prisas, con el modelo seguido con la aprobada Ley de Transparencia y Buen Gobierno.

Grupos como el PSOE han planteado la posibilidad de abordar este asunto en una subcomisión parlamentaria, con tiempo y de forma integral.

La cita se celebrará por la tarde en la zona de Gobierno del Congreso, apenas unas horas después de que en la sesión de control la portavoz de UPyD, Rosa Díez, pregunte al jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, por la evaluación que hace de sus planes para acabar con la lacra de la corrupción.

El pasado día 21 de febrero el Gobierno aprobó los dos proyectos nucleares de su plan de regeneración democrática: el primero trata de reforzar el control público de la financiación de los partidos políticos y el segundo regula el ejercicio de los altos cargos de la Administración del Estado.

Los partidos estarán obligados a publicar en su web todas sus cuentas y los créditos recibidos, además de todas las subvenciones y donaciones de más de 50.000 euros que reciban.

Se prohíbe que los bancos condonen las deudas a las fuerzas políticas, incluidos los intereses, y los tesoreros estarán obligados a comparecer en el Parlamento para explicar la contabilidad de los partidos.

El segundo de los proyectos es la ley reguladora del ejercicio del cargo público, que entre sus novedades incluye que los condenados por delitos especialmente graves, como el terrorismo, no puedan ser ocupar cargos mientras no se cancelen sus antecedentes penales.

Además, se regula el régimen retributivo y las indemnizaciones tras su cese y se refuerza el control y las limitaciones de los gastos de representación.

S.Santamaría quiere sumar a la oposición al plan de regeneración democrática

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios