Insultos y escraches

Interior pone escolta a cargos de PP y Cs en Cataluña por las amenazas de muerte

La Secretaría de Estado de Seguridad también ha reforzado la seguridad de algunos políticos que ya tenían protección personal.

Carteles contra políticos catalanes.
Carteles contra políticos catalanes.

El Ministerio del Interior ha tomado medidas con carácter de urgencia ante la oleada de amenazas, algunas de muerte, que están recibiendo en los últimos días políticos del Partido Popular y Ciudadanos. A algunos que hasta ahora no tenían protección se les ha puesto un servicio de seguridad especial y a otros que sí contaban con escolta se les ha reforzado la vigilancia por temor a posibles acciones violentas contra ellos.

Según ha podido confirmar La Información a través de fuentes de ambas formaciones políticas, la Secretaría de Estado de Seguridad ha decidido desplegar este plan especial de protección después de constatar que los insultos, escraches y actitudes de amedrentamiento contra estos cargos electos se han incrementado de manera notable. Algunos no solo han sido increpados en la calle, en las inmediaciones del Parlament o en otros lugares de trabajo, sino que ya se han empezado a registrar algunas acciones de carácter violento contra sus domicilios o entorno personal.

La Información conoce el número de personas que han aceptado acompañar a su día a día (la medida la tiene que aceptar el protegido) el acompañamiento de escoltas, así como los políticos cuya seguridad ha sido reforzada mientras se encuentran en Cataluña, pero por motivos de seguridad no va a hacer públicos sus nombres. La medida afecta tanto a parlamentarios de ambas formaciones, como a concejales de diferentes puntos de Cataluña, tanto de ciudades como de municipios con un menor número de habitantes. 

La seguridad personal de estos políticos de PP y Ciudadanos está siendo cubierta por agentes de los Mossos d'Esquadra como por funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía, según indican las fuentes consultadas. El plan de protección personal es ofrecido por la Secretaría de Estado de Seguridad en base a informes sobre amenazas y posibilidades de sufrir una acción violenta.

Incremento de las amenazas

En las últimas semanas los ataques de radicales contra personalidades en Cataluña se han incrementado de manera notable. Algunas acciones no han salido a la luz por expreso deseo de las víctimas, pero otras sí. La Informacion ya contó los tres escraches que ha sufrido el presidente de la Fundación de La Caixa, Isidro Fainé. Pero ha habido más. 

El comercio en Granollers de los padres del presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, apareció hace unos días con pintadas intimidatorias, pegatinas y carteles independentistas. "Ciudadanos, no es vuestra tierra ni vuestra lucha" o "Albert 'cocas'" se podía leer en la pared. La familia decidió tomar medidas legales.

Rivera avisa a los independentistas, tras las pintadas en el negocio de sus padres, de que no le van a "callar"
Rivera avisa a los independentistas, tras las pintadas en el negocio de sus padres, de que no le van a "callar" / EUROPA PRESS

La noche del pasado jueves, el objetivo de los radicales fue Inés Arrimadas. En concreto, el barrio Fontajau de Girona amaneció con una pintada en la calle Valentí Almirall i Llozer en la que se amenazaba de muerte a la líder de Ciudadanos en Cataluña y al presidente de la formación. En dos meses la formación naranja ha recibido una docena de ataques contra sus sedes o cargos públicos que, como éste, han sido denunciados ante los Mossos d'Esquadra.

En el PP, por su parte, ha sido Xavier García Albiol quien ha denunciado amenazas contra él en Twitter: en un mensaje un internauta anónimo reclamaba que "vuelva ETA" porque "habría que matarlo a él y a su familia"; en otro se le instaba a salir a la calle sin escolta porque así "uno de los dos no saldrá". También le han amenazado con que en una Cataluña independiente él y su familia "tendrán la entrada prohibida".

Ahora en Portada 

Comentarios