Tensión en el partido republicano

La prisión para Junqueras hunde a ERC: "Nunca tuve a un amigo en la cárcel"

La formación republicana está sumida en una situación de shock. Pensaban que lo máximo a lo que llegaría la juez es a retirar el pasaporte.

La vida en prisión de Junqueras: celdas de 12 metros, visitas y ocio al aire libre
La vida en prisión de Junqueras: celdas de 12 metros, visitas y ocio al aire libre / E.P

Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) vive días de gran conmoción interna. La entrada en prisión del presidente de la formación, Oriol Junqueras, ha sumido a los cúpula del partido y a los cuadros intermedios en un estado de shock. No se esperaban que su carismático líder, y para la gran mayoría amigo, tuviera que entrar en la cárcel. "Yo nunca había tenido un amigo en la cárcel", afirma un cargo del partido que todavía no ha decidido cómo concurrirá a las elecciones del 21D, en coalición o en solitario.

"No está costando mucho digerir todo esto", cuenta un dirigente desde Barcelona. Para muchos en ERC Junqueras no solo era "el jefe", sino también un compañero que sabía escuchar y con el que compartían momentos en la intimidad. Los republicanos no tenían miedo a acabar en prisión, tal y como dijo Joan Tardà a La Información: "Estamos dispuestos a ir a la cárcel por el referéndum". Pero una cosa es comentarlo con los periodistas y otra ver que Junqueras ha acabado entre rejas. 

Una escena que se vivió el pasado jueves en la madrileña Plaza de París, junto a la Audiencia Nacional, refleja la tensión que se respira en ERC. Allí se dieron cita diputados y senadores republicanos a la espera de que la juez decidiera sobre la entrada en prisión, o no, de Junqueras y el resto de exconsellers. "Pensábamos que se les retiraría el pasaporte o alguna medida preventiva, pero no pensábamos que fueran a ir a la cárcel", dice uno de ellos. Fue un momento duro, afirma otro: "Hace unos días estaban en sus despachos y con sus familias, pero ya no pueden. Y, lo que es más grave, ¿hasta cuándo? No nos lo podemos creer", añade un segundo parlamentario. "Cuesta dirigir esto", confiesa.

A alguno le costó contener las lágrimas cuando conocieron la noticia. Reconocen en ERC que más de uno tuvo que tirar de orgullo para no llorar en público, delante de cámaras de televisión o fotógrafos. También hubo quien se desmoronó al llegar a la habitación del hotel en Madrid o camino de Barcelona. O quien habló con sus familias entre sollozos. "¿Qué estarán haciendo con ellos a estas horas? ¿qué se les pasará por la cabeza?", se preguntan sobre Junqueras y el resto de excargos del Govern repartidos en dos prisiones madrileñas.

La palabra que mejor define la situación actual en ERC es "conmoción". "Cabreo", utiliza un diputado. "Ya ves la forma que tiene de dialogar el Estado español", afirma un dirigente en relación a la famosa Operación diálogo impulsada por Soraya Sáenz de Santamaría. También cuentan que viven con una "permanente sensación de inseguridad", la misma que tenía Junqueras y que le llevó a no dormir en su domicilio durante las últimas semanas.

Prisión por rebelión para Junqueras y otros ocho exconsellers
Prisión por rebelión para Junqueras y otros ocho exconsellers / Europa Press

¿Lista unitaria o en solitario?

La siguiente decisión que tendrá que tomar ERC es la forma en la que se presenta a las elecciones del 21D. ¿En coalición con el PDeCAT? ¿Sumando también a Podem? ¿En solitario? Tendrán que dilucidarlo en los próximos días y en eso está la formación en este momento, ya sin Junqueras, pero a quien no descartan presentar como candidato. Podrían hacerlo ya que no ha recaído sobre él ninguna pena de inhabilitación.

El debate está abierto, pero una mayoría de dirigentes del partido se inclina por conformar una coalición similar a la de 2015. Por dos motivos, esencialmente: en primer lugar, por un motivo de imagen, ya que la unidad para los independentistas es importante en un momento como el actual. Y, en segundo lugar, por una cuestión estratégica, ya que la Ley d'Hont premia que los secesionistas se presenten en una única lista.

Desde la sede nacional en la calle Calàbria, 166, comentan que en los últimos días están llegando al partido decenas de peticiones de voluntarios que se ofrecen para ir en las listas el próximo 21D. Abogados, empresarios y profesionales de todo tipo que quieren tener un gesto con ERC. No les importa ir de relleno en la candidatura o en puestos de salida de cara a unas elecciones en las que, según todas las encuestas, los republicanos serían la fuerza mayoritaria.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios