Un 155 duro con el Govern

Hacienda contempla enviar un 'hombre de negro' para fiscalizar a la Generalitat

El desarrollo del artículo 155 abre la puerta a un órgano o autoridad ad hoc para la gestión económica, financiera y tributaria.

Cristóbal Montoro y Oriol Junqueras
Cristóbal Montoro y Oriol Junqueras

El Ministerio de Hacienda contempla nombrar a un delegado en Cataluña. Una vez que el Consejo de Ministros extraordinario de este sábado 21 ha aprobado el desarrollo del artículo 155, entre las medidas adoptadas se encuentra la posibilidad de nombrar a algún órgano o autoridad ad hoc para controlar in situ las funciones que actualmente desarrolla la Consejería de Economía y Hacienda y que, hasta que el Senado apruebe el citado texto, estará dirigida por Oriol Junqueras.

Ese 'consejero en funciones' o también conocido como 'hombre de negro' de Montoro en Cataluña se encargaría de garantizar la legalidad y que la Generalitat cumple sus obligaciones en materia de gestión económica, financiera, tributaria y presupuestaria. Fuentes del Gobierno aseguran a La Información que sería un cargo temporal hasta que el nuevo Gobierno de la Generalitat asumiera sus funciones tras la convocatoria electoral que ha anunciado Mariano Rajoy en su comparecencia.

En Moncloa han contemplado el escenario de que, una vez que el Ministerio de Hacienda asuma las competencias de la Consejería de Economía y Hacienda, exista la posibilidad de que los funcionarios no cumplan sus obligaciones y el Gobierno central se vea obligado a desplegar en la misma a este 'fiscalizador': "Se tomará cualquier medida para volver a la legalidad", aseguró este sábado sin ambages la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría. Sería algo muy similar a lo que ocurrirá en la Consejería de Interior con el consejero Forn y en los Mossos d'Esquadra con el majo Trapero.

El Departamento de Vicepresidencia y de Economía y Hacienda cuenta con una de las estructuras más complejas de todas las consejerías del Govern al abarcar hasta tres carteras. Además de las funciones de vicepresidencia, el departamento se encuentra dividido en dos secretarías: la de Economía, con cuatro direcciones generales y el Instituto de Estadística de Cataluña, y la de Hacienda, que cuenta con tres direcciones generales, además de la Intervención general y la Junta de tributos. A partir de la aprobación en el Senado del 155 todos los funcionarios de este departamento dependerán del Gobierno central.

Montoro y su 155 económico

Montoro lleva tiempo aplicando severas medidas de control a Cataluña. Antes de aplicar el 155, el Ministerio de Hacienda ya está gestionando hasta 1.400 millones de gastos de la Generalitat para abonar los servicios públicos, es decir, sanidad, educación, dependencia, pago de las nóminas de los empleados públicos..., y controlando sus 300 millones de ingresos propios. Después de que el Senado dé el visto bueno al texto, el control ya será total.

En el texto aprobado este sábado en Consejo de Ministros sí que hay una mención expresa a las medidas económicas que se aplicarán en Cataluña en los próximos meses. Así, se puede leer textualmente que "se habilita al Gobierno central, por sí mismo o a través de los órganos previstos en el apartado 'Medidas dirigidas a la Administración de la Generalitat' a ejercer las competencias necesarias en materia económica financiera, tributaria y presupuestaria, para que en beneficio del interés general, se garantice la prestación de los servicios públicos esenciales, al estabilidad presupuestaria y la sostenibilidad financiera".

Y añade: "En especial, se adoptarán las medidas necesarias que permitan garantizar que la totalidad de los fondos que se tengan que se transferir a la comunidad sean controlados para que no se destinen al proceso soberanista. Por otra parte se pretende garantizar que los ingresos que corresponde recaudar o recibir tampoco se destinen con el mismo".

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios