Durante un Barça-Betis

Los yihadistas de Las Ramblas planeaban atentar en el Camp Nou en pleno partido

El comando que atentó en Barcelona y Cambrils tenía planes más ambiciosos, según han las investigaciones llevadas a cabo.

Camp Nou
Los planes del comando que atentó en Barcelona pasaban por el estadio blaugrana / EFE

Va a cumplirse un año del atentado que dejó helada a España y nuevas informaciones al respecto se van conociendo que ponen de manifiesto que los ataques en Las Ramblas y Cambrils eran el plan que menos contemplaban. Era la opción que menos les atraía porque, a fin de cuentas, era la menos grandilocuente, no tenía tanta repercusión. Porque sus macabras ideas querían algo más impresionante y pasaban por uno de los lugares más concurridos y visitados de Barcelona, el Camp Nou.

Así lo revela este miércoles 'El Periódico', que recoge en exclusiva nuevas informaciones de los planes de la célula yihadista liderada por el imán Abdelbaki Es Satty, los cuales han ido desgranando los Mossos d’Esquadra, la Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía en este tiempo. Todas las pruebas llevan a afirmar que el atropello múltiple de Las Ramblas era la opción B más desesperada por una serie de fallos que les llevaron a lanzarse a la masacre sin casi preparación. 

Su objetivo era perpetrar el atentado más grande de Europa y el lugar estaba elegido. Ni la Torre Eiffel parisina ni la Sagrada Familia, como se había barajado. El objetivo era el Camp Nou, el estadio del F.C. Barcelona. E iba a producirse en pleno partido, de modo que se aseguraban el mayor número de víctimas posible. En concreto, el atentado iba a llevarse a cabo el 20 de agosto del año pasado, tres días después de la fecha que finalmente tuvieron que elegir, y cuando se disputó el partido Barça-Betis, que abría la Liga española.

La clave, en un teléfono

Esta información ha sido hallada por los investigadores gracias al teléfono de Mohammed Hichamy, uno de los miembros destacados de la célula. A través de un minucioso análisis, se ha descubierto que las búsquedas en Google a través de este dispositivo estaban relacionadas con el estadio blaugrana. Horarios, accesos, ubicación... Toda una serie de datos y también de imágenes que podían servirles para llevar a cabo el atentado.

Según los investigadores, querían emular los atentados de Saint Denis en París, que fueron en mitad de un encuentro de la selección de Francia. El método no lo tienen claro, ya que podía ser o un atentado con furgoneta bomba o con chalecos explosivos. De este modo, se despeja la incógnita que había en torno a la visita que dos de los miembros del comando hicieron a la tienda oficial del estadio unos días antes del 17 de agosto, en la que compraron productos del equipo, lo que hace pensar que podrían estar intentando entrar al Camp Nou como cualquier otro aficionado más, pero en su caso con explosivos encima.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios