Domingo, 19.05.2019 - 15:17 h

La comisión de investigación sobre la caja B del PP se convierte en un "y tú más"

La comisión de investigación sobre la presunta financiación ilegal del PP echará a andar a finales de junio si los populares no recurren a los tribunales.

El Senado acogerá de forma paralela una comisión de investigación donde se abordará la financiación de Venezuela a Podemos y donde podría citarse a Susana Díaz.

El PP espera que PSOE, Podemos y Ciudadanos no se alíen para convertir la comisión sobre la 'caja B' en una "checa"

"Y tú más". Son las tres palabras que mejor definen los primeros trabajos para que la comisión de investigación sobre la presunta caja B del PP eche a rodar en el Congreso. Este martes se reunieron la Mesa y los portavoces y todo arrancó con lío: el PP amenaza con acudir a los tribunales, el PSOE acusa a los populares de querer dilatar la cita, se busca que el primero en declarar sea Luis Bárcenas... y mientras en el Senado se está montando una comisión de investigación paralela. "No vamos a aceptar una causa general contra el PP". Esta es la opinión de la cúpula de Génova respecto a esta Comisión de investigación. La cúpula del partido ya tiene un informe jurídico y no se descarta recurrir en un juzgado la creación de esta comisión basándose en que no se puede plantear una investigación sin límites contra el PP. Lo que piden es que se pongan límites temporales, territoriales y temáticos a las comparecencias, de forma que no se vean sometidos a un "trato inquisitorial" en la Cámara Baja. Un precedente con Podemos en Madrid les da la razón.

Esta maniobra ha sido vista por el PSOE como un intento de los populares de retrasar la comisión de investigación. La diputada Soraya Rodríguez ha afirmado que el objetivo del PP era "dilatar la puesta en marcha" de la comisión con una "actitud obstruccionista de mala fe". "Se han quedado solos", ha resumido.

Mientras todo esto ocurre, la oposición no se pone de acuerdo sobre hasta cuándo debe remontarse la investigación. "Hay absoluta libertad para avanzar", ha asegurado también la portavoz del PSOE, quien considera que poner ahora puertas al campo sería vulnerar lo que aprobó el Pleno del Congreso. Desde Ciudadanos, Toni Cantó ha acusado al PP de "intentar embarrar el campo de juego" y le ha avisado de que tiene que cumplir los compromisos que adquiere con su formación en temas de regeneración democrática.

Lo que sí está ya claro es que Luis Bárcenas abrirá las declaraciones y Mariano Rajoy las cerrará. Por el Congreso también pasarán los cuatro últimos tesoreros del PP, además de Bárcenas: Carmen Navarro (gerente actual), Ángel Sanchís, Cristóbal Páez y Rosendo Naseiro. Está previsto que la comisión de investigación comience a últimos de junio y se prolongue durante el verano, lo que implica que el PP pasará unos meses complicados a nivel mediático. Para ello la Mesa del Congreso deberá habilitar la cámara para poder trabajar en julio, que es inhábil a efectos parlamentarios.

De forma paralela, el PP tiene previsto lanzar en el Senado una comisión de investigación paralela sobre la financiación del resto de formaciones. Será el momento de poner encima de la mesa el dinero venezolano que recibió Podemos, por ejemplo. En Génova también han avisado que investigarán los ERE de Andalucía y que no descartan que tenga que comparecer la presidenta de la Junta, Susana Díaz.

Ahora en Portada 

Comentarios