Viernes, 15.12.2017 - 19:03 h

MILITARES ESPAÑOLES HAN RESCATADO A MÁS DE 7.600 INMIGRANTES EN EL MEDITERRÁNEO DURANTE 2016

Los militares españoles que se encuentran integrados en la misión de la UE ‘Eunavfor Med Sophia’, de lucha contra el tráfico ilegal de personas en el Mediterráneo, han rescatado durante 2016 a un total de 7.677 inmigrantes que trataban de llegar a Europa huyendo de la guerra, la represión y la pobreza en sus países.
España participa en esta misión con 254 efectivos, 38 de los cuales pertenecen al Ejército del Aire formando parte del ‘Destacamento Grappa’, con sede en la base italiana de Sigonella, mientras que el resto se integra en la fragata ‘Navarra’.
España también aporta un avión ‘VIGMA D-4’, así como doce efectivos del Ejército del Aire y la Armada que trabajan en el cuartel general del comandante de la operación en Roma y en el A cuartel del comandante de la Fuerza establecido en el portaaviones italiano ‘Cavour’.
A lo largo de este año, los militares españoles han rescatado a 7.677 personas, según datos a los que ha tenido acceso Servimedia. Las bajas temperaturas propias del invierno y el mal estado del mar han supuesto un obstáculo para que cientos de miles de personas arriesguen su vida para llegar a Europa en embarcaciones neumáticas y de madera huyendo de la guerra, la represión y la pobreza en sus países.
Prueba de ello son los distintos rescates en los que se han visto involucrados los militares españoles en las últimas fechas. El último de ellos tuvo lugar el jueves 23 de diciembre cuando la ‘Navarra’ rescató a 217 inmigrantes, entre los que se encontraba una mujer embarazada que dio a luz a bordo del buque.
CONTENIDO DE LA MISIÓN
La misión, compuesta por 25 países, nació para actuar contra las mafias que trafican con inmigrantes que intentan llegar a Europa, principalmente de los puertos de Libia. Tiene como objetivo identificar, capturar y eliminar las embarcaciones y todos los medios empleados por los traficantes.
Recibió el nombre de ‘Sophia’ en recuerdo a una niña nacida a bordo de un buque de la operación, que rescató a su madre frente a la costa de Libia el 22 de agosto de 2015. Pese a que la asistencia a personas en situación de riesgo en la mar no se encuentra expresamente incluida dentro de los cometidos de la operación, esto no excluye la responsabilidad inherente a todo buque de actuar en caso de constatar una situación de riesgo para la vida.
El 18 de julio del año pasado el Consejo Europeo establece dicha misión, siendo el día 22 de junio de ese año cuando se aprueba la primera fase de la misión que consiste en intercambiar información y patrullar en alta mar para detectar a los traficantes.
El 15 de julio de 2015 el Congreso de los Diputados autoriza la participación de España en la misión consistente en personal desplegado a los Cuarteles Generales de la Operación: ocho en Roma y tres a bordo del portaeronaves italiano ‘Cavour’, una agrupación aérea táctica destacada en la base aérea de Sigonella, dotada con un avión de patrulla marítima, constituyendo el ‘Destacamento Grappa’ y una fragata con un helicóptero embarcado, un equipo de seguridad de Infantería de Marina y un hospital ‘ROLE 1’ de asistencia sanitaria.
Actualmente, desde el 7 de octubre, la operación se encuentra en su segunda fase. Ésta, limitada a operaciones en alta mar, se encuentra legalmente reforzada con la promulgación, el 9 de octubre, de la Resolución 2240 (2015) del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, que permite realizar operaciones de visita, registro, abordaje e incautación de buques sospechosos de migración ilegal y trata de personas, tanto con el consentimiento del estado del pabellón para los buques que lo tengan, como sobre buques, botes y balsas sin pabellón.
La misión consta de una tercera fase, que no se ha aplicado todavía y que implicaría “tomar las medidas necesarias” contra las embarcaciones y los activos en el territorio del Estado costero concernido.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios