Viernes, 15.12.2017 - 05:42 h

Un avión militar ruso con 92 personas a bordo se estrella en el mar Negro sin supervivientes

El avión despegó de la ciudad de Adler, al sur de la localidad balnearia de Sochi y se dirigía a la base aérea rusa de Hmeimim

Entre ellas más de 60 miembros del coro del Ejército Rojo. Las posibles causas son un fallo técnico o del piloto porque no hubo señal de emergencia. 

Desastres aéreos desde 1999

Un avión militar ruso con 92 personas a bordo se estrella en el mar Negro

Un avión militar ruso que transportaba a Siria a 92 personas, entre ellas más de 60 miembros del coro del Ejército Rojo, se estrelló este domingo por la mañana en el mar Negro poco después del despegue. No hay supervivientes, según el ministerio de Defensa ruso. 

"La zona del siniestro del avión Tu-154 ha quedado delimitada. No se han visto supervivientes", ha asegurado en un comunicado. 

El presidente del país, Vladimir Putin, ha ordenado al primer ministro, Dimitri Medvedev, que abra y lidere una investigación para aclarar las causas del siniestro. El avión se ha estrellado poco después de haber despegado desde Sochi, donde había realizado escala para dirigirse a la base rusa de Latakia, en Siria.

El avión despegó a las 05H40 (02H40 GMT) de la ciudad de Adler, al sur de la localidad balnearia de Sochi, en el mar Negro.

Se dirigía a la base aérea rusa de Hmeimim, cerca de Latakia, en el noroeste de Siria, informó el ministerio de Defensa ruso, citado por las agencias locales.

Los socorristas encontraron un primer cuerpo a seis kilómetros de las costas de Sochi, informó a las agencias rusas el portavoz del ministerio, Igor Konashenkov.

El Tupolev Tu-54 transportaba a 84 pasajeros y ocho miembros de la tripulación, añadió el ministerio.

"Fragmentos del avión Tu-154 del ministerio ruso de la Defensa fueron hallados a 1,5 km del litoral de la ciudad de Sochi, a unos 50-70 metros de profundidad", indicó. Las posibles causas son un fallo técnico o del piloto porque no hubo señal de emergencia. 

Según la lista de pasajeros publicada por el ministerio de Defensa, el avión transportaba a 64 miembros del Ensamble Aleksándrov, conocido por sus giras en el extranjero bajo el nombre de coro del Ejército Rojo.

Iba a participar en las celebraciones de fin de año en la base aérea rusa de Hmeimim en Siria.

En el aparato también viajaban ocho militares, entre ellos el director del Ensamble Valeri Khakhilov, ocho miembros de la tripulación, nueve periodistas, dos altos cargos civiles y la responsable de una organización caritativa muy conocida en Rusia, Elizavéta Glinka.

Las cadenas de televisión públicas Pervy Kanal, NTV y Zvezda informaron tener cada una a tres empleados a bordo.

El portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, indicó a las agencias rusas que el presidente Vladimir Putin fue informado de la situación y de cómo evoluciona la búsqueda.

"Es demasiado pronto para decir algo. El presidente está a la espera de que la situación se aclare", declaró Peskov, citado por las agencias rusas. Añadió que Putin permanece en contacto constante con el ministro de Defensa Serguei Shoigu.Investigación penal

Se ha abierto una investigación penal para determinar si el avión se estrelló por incumplir las reglas de seguridad aérea, informó la comisión rusa a cargo de ella.

Los investigadores interrogan actualmente al personal técnico encargado de preparar el despegue de aparato, precisó la fuente.

Varios Tupolev-154 sufrieron accidentes en los últimos años. En 2010, un aparato de este tipo con 96 personas a bordo, entre ellas el presidente Lech Kaczynski y altos cargos polacos se estrelló cuando intentaba aterrizar cerca de Smolensk (oeste de Rusia). Todos sus ocupantes murieron.

Rusia realiza bombardeos en Siria desde septiembre de 2015, en respaldo al régimen del presidente sirio Bashar al Asad, aliado suyo desde hace tiempo.

Alrededor de 4.300 soldados rusos están desplegados en Siria, donde Rusia sigue reforzando su presencia militar.

El viernes, Putin ordenó este viernes agrandar las instalaciones militares en la ciudad portuaria de Tartús, en el noroeste de Siria, que supuestamente se convertirán en una base naval permanente en este país en guerra desde 2011.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios