Lunes, 20.11.2017 - 09:07 h

Macron aboga por "refundar" la UE estrechando lazos a nivel militar, fiscal y migratorio

El presidente de Francia quiere un Ejército común y pasos hacia la "convergencia" en materia de impuestos

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha presentado este martes un plan de "refundación" de la UE, mediante el cual pretende construir "una Europa soberana, unida y democrática" que estreche lazos en diversos ámbitos como el militar, el fiscal o el migratorio.

Frente a los nuevos desafíos, "no podemos permitirnos mantener las mismas políticas, las mismas costumbres, los mismos procedimientos, el mismo presupuesto", ha dicho Macron, durante un discurso en la Universidad de la Sorbona en la que ha hablado flanqueado por las banderas de Francia y la UE. "Ya no podemos elegir la vía del repliegue nacional", ha advertido.

Con esta premisa, Macron ha planteado una Europa "soberana" que, en el ámbito militar cuente con "una fuerza común de intervención, un presupuesto de Defensa común y una doctrina común". También es partidario de un mayor acercamiento para mejorar la lucha contra el terrorism, por ejemplo creando "una academia europea de información".

El mandatario galo, que ha evitado entrar en detalles sobre sus principales propuestas, ha abogado por "un espacio común de fronteras, de asilo y de migraciones", para lo cual es partidario de avanzar hacia "una policía de fronteras europea" y crear "una oficina europea de asilo". En el ámbito humanitario, ha planteado un programa de formación e integración para refugiados.

La lista de tareas para lograr una Europa "soberana" se completa, además, con un llamamiento al desarrollo sostenible y a la innovación digital.

CONVERGENCIA FISCAL

La Europa "unida" de Macron pasa por una "convergencia social y fiscal" que permita acercar "progresivamente" los modelos de los distintos Estados miembro y por consensuar una horquilla dentro de la cual se moverían los impuestos de sociedades. El mandatario galo quiere "garantizar a atodos un salario mínimo adaptado a la realidad económica de cada país".

En el ámbito educativo y cultural, ha planteado la creación de centros educativos transnacionales y que "cada joven europeo pase al menos seis meses en otro país europeo", con el objetivo de que en el año 2024 un 50 por ciento de la población de un determinado rango de edad haya cumplido este requisitos. Para ese año cada estudiante debería hablar al menos dos idiomas del continente.

MÁS DEMOCRACIA

Una Europa "democrática" pasa, en opinión de Macron, por fomentar los debates nacionales y locales "sobre la base de cuestiones comunes", así como por reforzar el papel del Parlamento Europeo creando, por ejemplo, listas transversales que permitan a los ciudadanos "votar por un proyecto coherente y común" aprovechando los huecos que dejarán vacantes los eurodiputados británicos en 2019.

Macron, que ya planteó una reforma de la UE en la campaña que terminó llevándole al Elíseo, ha reconocido que, para sacar adelante su batería de propuestas, "el impulso francoalemán será decisivo", si bien ha tendido la mano a todos los líderes del continente para crear en las próximas semanas "un grupo de la refundación europea".

Esta alianza reunirá a representantes de los Estados que, de forma "voluntaria", quieran participar en una serie de debates con vistas a precisar y proponer nuevas medidas en verano de 2018.

Ahora en portada

Comentarios