Miércoles, 12.12.2018 - 00:17 h

Empresas privadas de inteligencia. ¿Información o Inteligencia?

En España, y me reafirmo en ello, aún estamos lejos de comprender que el trabajo de una Empresa Privada de Inteligencia no es un gasto sino, y repito de nuevo, una inversión.

Para conseguir Información, los medios de comunicación son el mejor camino, el más preparado, con mejores profesionales, y con más recursos; para conseguir Inteligencia es necesario contar con verdaderos profesionales de este mundo.

El Gobierno dota con 60 millones más al CNI para renovación tecnológica en la lucha contra el terrorismo

Leyendo un poco lo que pasa por el mundo en la tarde-noche de ayer, me encontré con una información que publicaba en su cuenta de una conocida red social, una Empresa norteamericana que se anuncia como “Intelligence Group”. La información estaba referida a un comunicado de la Agencia de Noticas A´maq, la tristemente famosa organización para-periodística dirigida por Estado Islámico y que protagoniza los comunicados de los atentados que se cometen, entre otros lugares, en Europa.

Para esta Empresa Privada de Inteligencia, lo importante de la información era el número de muertos; sin embargo, una hora antes la Empresa que yo dirijo había publicado una Alerta de Inteligencia a sus Clientes, entre los que se encuentra este periódico, en la que lo realmente considerado importante era la fotografía y lo que esta transmitía en cuanto a control territorial de Estado Islámico en el norte de la Península del Sinaí, un hecho grave y peligroso, por otra parte.

Este hecho, las dos formas de aproximar un mismo acontecimiento, las dos formas de hacer Inteligencia me hizo reflexionar sobre el papel de las Empresas Privadas de Inteligencia y el por qué algunas venden más que otras.

Según los manuales editados al efecto, Inteligencia es el producto final de una información que ha sido procesada, analizada, elaborada y valorada. Inteligencia es darle al Cliente un producto final basado en informaciones de diferentes Fuentes sobre un hecho, una situación o una previsión de acontecimientos, de tal manera que facilite su capacidad de decisión, el famoso decision making process. Esa es la diferencia entre Información e Inteligencia.

Para conseguir Información, los medios de comunicación son el mejor camino, el más preparado, con mejores profesionales, y con más recursos; para conseguir Inteligencia es necesario contar con verdaderos profesionales de este mundo, gente con capacidad de análisis, de integración espacio-temporal de los acontecimientos y con los conocimientos necesarios para poder ajustar la valoración y proyección a las formas de operar del contrario, partiendo de su profundo conocimiento de ese contrario.

Son dos formas de encarar la misma Información pero que tienen grandes diferencias si queremos llamarnos Empresa Privada de Inteligencia.La Inteligencia como gasto y no como inversión

En España, a diferencia de lo que ocurre en otros países, generalmente anglosajones, las Empresas Privadas de Inteligencia, y los productos que de estas emanan, son vistos como un gasto, prescindible por otra parte, y del que si se puede se evita derivar un céntimo. Como digo, a diferencia de otros países, donde este concepto no se percibe como un gasto sino como una inversión. Las grandes empresas norteamericanas, británicas o canadienses, tienen desarrollados Departamentos de Seguridad en los que existe una Sección de Análisis que recibe Inteligencia de Empresas Privadas y que incluyen en sus procesos operativos. Cuán importante es saber que va a ocurrir en determinado país a corto y medio plazo puede determinar la expansión de esa Empresa, o su retirada temporal. Es Inteligencia proporcionada por Empresas Privadas, como la que yo dirijo y que no vengo a promocionar a pesar de ser la única en España.

De la misma manera, también es Inteligencia el proporcionar a los medios de comunicación, Instituciones Oficiales o Clientes posicionados en órganos directivos nacionales, las herramientas necesarias para poder interpretar amenazas, fotografías, grabaciones de vídeo o mensajes de audio. A este respecto, recuerdo el revuelo que causó hace un año aproximadamente un poster editado por Estado Islámico amenazando con estrellar aviones en monumentos relevantes de algunas ciudades entre las que se encontraba la Basílica de la Sagrada Familia de Barcelona. Para Empresas de Inteligencia como la citada al principio, la noticia era el poster, para una Empresa de Inteligencia con profesionales de Inteligencia, lo importante era el mensaje transmitido que, por cierto, distaba mucho de ser el que parecía de los aviones estrellándose en la Sagrada Familia. Inteligencia, la que proporciona una Empresa Privada debe ir más allá. Debe ser una interpretación del mensaje, con su análisis basado en las formas de actuar del contrario, y todo ello integrarlo en su correspondiente contexto social. En ese caso en particular, y a petición de determinada Institución Oficial mi Empresa tuvo que publicar un análisis de urgencia del citado poster para tranquilizar a la población. Estado Islámico no iba a estrellar ningún avión en ningún sitio y menos aún en la Sagrada Familia.

Inteligencia es saber explicar a los Clientes el verdadero alcance de una amenaza, como por ejemplo hiciese el Director de Operaciones de AICS, Luis Fernando, en el pasado Seminario para Fuerzas y Cuerpos de Seguridad impartido en Madrid, con los ataques con drones que ahora tan de moda están. Detallar la amenaza, las formas de actuación y las posibles contramedidas a aplicar, lejos de planteamientos futuristas, hollywoodienses o fantásticos es la clave del trabajo. La imagen del drone es interesante, llamativa, pero eso no es Inteligencia eso es Información. Inteligencia es saber el potencial de una amenaza, como hiciese la Analista de esta casa, Nora, cuando valoró las posibles consecuencias del empleo de paragliders por parte de Estado Islámico, algo publicado en este periódico hace unos días.

Sin embargo, parece que eso no tiene tanto valor. Es más importante la fotografía, el titular, que lo que estos esconden. Esa es la diferencia entre una agencia de noticias especializada y una Empresa de Inteligencia.

En España, y me reafirmo en ello, aún estamos lejos de comprender que el trabajo de una Empresa Privada de Inteligencia no es un gasto sino, y repito de nuevo, una inversión. Poder desplazar ejecutivos, trabajadores especializados o personal en general a cualquier lugar del mundo sabiendo de antemano la situación que se van a encontrar, las costumbres del país, las formas de actuar en caso de acciones hostiles, no es un gasto es una inversión, más aún cuando eso se hace en el idioma propio y no se reduce a recibir un correo electrónico con documentos estandarizados y muchas veces desfasados.

Empresas Privadas de Inteligencia, ¿son medios de Información o Inteligencia? Pues en general son medios de información y, para ser sinceros, tienen más aceptación que la que tenemos los que nos dedicamos a hacer Inteligencia. Recuerdo cuando los trágicos atentados de Bruselas que en AICS fuimos capaces 48 horas después de los mismos dar el nombre del famoso “hombre del sombrero”, describir su función en los atentados y su lugar en el grupo terrorista (el Gobierno belga tardó un mes),. Eso es Inteligencia. Como cuando dimos una Alerta de Seguridad sobre la posibilidad de un atentado en un avión tunecino concretando el día, o cuando alertamos con tres días de antelación sobre el atentado en Sousse, Túnez, contra los hoteles uno de ellos de la Cadena Ríu. Eso es Inteligencia, no Información. O cuando avisamos a determinado Servicio norteamericano del atentado en la exposición de caricaturas de Mahoma con 24 horas de anticipación especificando el número de terroristas, armas a emplear y forma de actuación. Eso es Inteligencia no Información. Sin embargo, eso no vende, no se valora y no se tiene en cuenta.

Informar es necesario y en España tenemos muy buenos profesionales para ello, pero hacer Inteligencia es algo distinto y, conforme avanza el mundo, con amenazas cada vez mayores, y la saturación de los medios oficiales, va a ser más necesario que se tome en cuenta el trabajo de la Empresas Privadas de Inteligencia, más allá de las que se dedican al titular.

Ahora en Portada 

Comentarios