Martes, 23.04.2019 - 04:47 h
Tras otra negativa del president 

El Gobierno avisa a Torra: si no retira los lazos podría incurrir en desobediencia 

La ministra portavoz Isabel Celaá dice Moncloa "está a lo que diga la JEC, es competente y será la que decida si hay sanción o lo lleva a Fiscalía". 

Celaá Consejo Ministros
El Gobierno avisa a Torra: si no retira los lazos podría incurrir en desobediencia. / EFE 

Moncloa se planta. La ministra de Educación y ministra portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, ha advertido este miércoles al president de la Generalitat, Quim Torra, de que si no retira los lazos amarillos como ha ordenado la Junta Electoral Central (JEC) rebasaría la "raya de la desobediencia" que, hasta ahora, ha dicho, no había pasado.

En una entrevista en RNE, recogida por Europa Press, Celaá ha atribuido el desafío lanzado por el líder catalán a que está en "permanente búsqueda de conflicto". Así, entiende que mantiene los símbolos independentistas pese a la orden de la JEC para "hacer campaña". "Es muy penoso", ha resumido.

De esta forma, ha avisado que Torra si no retira los lazos, estaría cruzando la raya de la desobediencia. "Hasta ahora ha mantenido una retórica muy molesta, a veces inaceptable, pero no ha pasado la raya de la desobediencia, con esto lo haría", ha advertido.

Resolverá la JEC 

No obstante, preguntada por las medidas que podría tomar el Gobierno, Celaá ha dejado este asunto en manos de la JEC, ya que entiende que es el órgano jurisdiccional al que le corresponde decidir. "El Ejecutivo está a lo que diga la JEC, es competente y será la que decida si hay sanción o lo lleva a Fiscalía", ha explicado la titular de Educación. 

Así, la JEC puede decidir si traslada los hechos al fiscal o si ordena a las fuerzas de seguridad quitar los símbolos de los inmuebles de la Generalitat, misión de la que se tendrían que encargar los Mossos d'Esquadra. Previamente, la Delegación del Gobierno en Cataluña tiene que informar a la propia Junta "del grado de cumplimiento de su orden de retirar lazos amarillos en los edificios públicos dependientes de la Generalitat", según informaban el pasado martes fuentes del Gobierno que dirige Pedro Sánchez. 

"Trata de reflejar heroicidad y victimismo" 

Según ha subrayado, la actitud de Torra se trata de "una forma de entrar en la contienda electoral". "Es un gesto que trata de reflejar, de cara a los más fieles, heroicidad y victimismo", ha remachado la ministra portavoz del Ejecutivo.

"Esperemos que en el plazo mas corto esta situación se subsane", ha expresado Celaá. "Debería dar ejemplo, estamos en periodo de elecciones y todos estamos bajo la tutela de la Junta Electoral Central", ha señalado sobre el president de la Generalitat.

El plazo para retirar los lazos amarillos vencía este martes por la tarde sin que Torra accediese a retirar la simbología alusiva a los políticos presos, de manera que en la fachada del Palau de la Generalitat seguía colgando la pancarta con el lema "Libertad presos políticos y exiliados", junto a un lazo amarillo. Alguna consellería, como la de Empresa, sí que ha dormido sin simbología ya en su exterior.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios