Martes, 18.06.2019 - 19:26 h
Vuelven a hablar también de Franco

El independentismo se desata: Rufián recuerda la cal viva y querella a Soraya

Junts per Catalunya (JxCat) llevará a la fiscalía a la vicepresidenta por decir que Rajoy ha descabezado a los independentistas.

Raül Romeva, Lluís Salvadó y Gabriel Rufián en un mitin de ERC
Raül Romeva, Lluís Salvadó y Gabriel Rufián en un mitin de ERC / EFE

Las encuestas han sido un duro revés para los independentistas que han pasado de poner en duda los futuros resultados electorales y empezar la campaña a la defensiva tras la huida de Puigdemont, el encarcelamiento de Junqueras y la puesta en marcha del 155, a lanzar una ofensiva en toda regla con vistas a lograr una nueva mayoría que, por ahora, se les escapa.
No podía faltar en esta tesitura otra 'rufianada'. Esta vez el objeto de sus chanzas ha sido Borrell. 

​ERC ha cargado hoy contra el exministro del PSOE Josep Borrell por haber dicho que "antes de coser las heridas en Cataluña hay que desinfectarlas", lo que ha llevado a Antoni Castellà a tildarle de "miserable" y "fascista", mientras que Gabriel Rufián le ha recomendado usar "cal viva, el mejor desinfectante. Tiene que escuchar siempre a los expertos", ha afirmado Rufián en alusión al GAL mientras gobernaba Felipe González. Pablo Iglesias también se lo recordó en su día al PSOE en el Congreso.

Rufián ha lanzado una dura ironía a Borrell: "Le deseamos que en Navidad, cuando esté comiendo gambas en algún reservado de un restaurante de Madrid con su familia, se acuerde de que nuestro candidato seguirá en la cárcel". Obvia Rufián comentar que Borrell, hasta el momento, no ha intentado dar un golpe de Estado, aunque verdades, mentiras y victimismos se mezclan en esta campaña. 

El candidato de Catalunya en Comú-Podem a la presidencia de la Generalitat, Xavier Domènech, también ha acusado de "indignos" a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y al socialista Josep Borrell por hablar de "descabezar" o "desinfectar" a una parte de Cataluña.

"Ya no es ni el bloque de José María Aznar, es el bloque de la indignidad", porque es "indigno" que un gobernante como Saénz de Santamaría diga que "cada día se abre la persiana de la Generalitat gracias a M. Rajoy, o que hable de descabezar a una parte del país. Miquel, ¿qué es lo que queréis desinfectar? ¿una parte del país? ¿cómo podéis decir que sois transversales? Vergüenza".

JxCat acusará a Santamaría de prevaricar y resucita a Franco

Junts per Catalunya (JxCat) ha ido más allá y llevará a la Fiscalía, por presunta "prevaricación", las palabras de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, por decir que Mariano Rajoy había "descabezado" a JxCat y ERC y su partido era el único que podía seguir liquidando el independentismo". Lo cierto es que no estuvo muy sutil la vicepresidenta, aunque acusar de prevaricación al Gobierno y de mandar a gente a la cárcel al presidente, lo es aún menos. No ha faltado tampoco la referencia al franquismo, más vivo que nunca gracias a los independentistas, que han pedido el voto para dejar a la vicepresidenta 
con la "misma cara que Arias Navarro la noche del 20N de 1975, cuando falleció el dictador".

Los disparates de campaña no han acabado aquí Puigdemont, que sigue a la fuga en Bélgica, ha pedido 
"persistir" en la independencia y ha pedido que las elecciones del 21-D no sirvan para "blanquear el golpe de Estado" a través del artículo 155 de la Constitución.

Puigdemont ha intervenido como es habitual en otra videoconferencia  en una "butifarrada solidaria" y ha pedido a los suyos que demuestren en las urnas que "este país no se rinde ni se amolda, sino que persiste en sus decisiones -a favor de la independencia- porque sabe que lo conseguirá por la vía democrática y por la vía pacífica". El ex presidente de la Generalitat ha dejado claro que "si el 155 es rechazado en las urnas, deberé volver" a Cataluña, aún pendiente de rendir cuentas ante la justicia tras su deriva unilateral.

Entre los constitucionalistas, Arrimadas ha pedido el voto de los indecisos porque las elecciones se decidirán por un puñado de votos, mientras que Rivera ha 'imitado' al PP y ha puesto a Cs como el voto útil porque Iceta "no sabemos lo que hará". Es el mensaje continuo de un Albiol que ha vuelto a sacar pecho por poner en marcha el 155. El líder del PSC, por su parte, mantiene su lema: o es presidente él, aunque quede cuarto, o lo será un independentista. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios