Lunes, 22.07.2019 - 23:23 h
Medidas para paliar el déficit de las pensiones

El PSOE recaudaría 1.100 millones más para pensiones subiendo las cotizaciones

Los socialistas apuestan por elevar el tope actual sobre las bases máximas de cotización al Sistema, medida que rechazan los empresarios

Fotografía de Pedro Sánchez
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez

El Partido Socialista ha lanzado una serie de propuestas con las que pretende solucionar el agujero existente en las cuentas de la Seguridad Social y que este año podría alcanzar los 10.500 millones de euros, en torno al 1,3% del PIB. La formación que lidera Pedro Sánchez ya ha puesto sobre la mesa la posibilidad de crear un impuesto a las transacciones financieras (la conocida como 'Tasa Tobin'), así como un tributo específico sobre los beneficios de la banca del 8%. Pero además, el PSOE se plantean también elevar el tope sobre las bases máximas de cotización al Sistema.

El secretario de Política Económica del PSOE, Manuel Escudero, ha asegurado a La Información que esta medida, sumada al impuesto a las transacciones y al tributo sobre los beneficios de las entidades financieras permitirían recaudar 2.745,28 millones de euros al año. En su propuesta, los socialistas cifran el impacto de la Tasa Tobin en unos 800 millones de euros anuales y aseguran que obtendrían otros 800 millones del otro impuesto extraordinario a las entidades. Por ello y según sus propios cálculos, el destope de las bases máximas permitiría a la Seguridad Social recabar algo más de 1.100 millones por ejercicio.

Actualmente, la base máxima de cotización está situada en 3.751,2 euros mensuales, de forma que todo el salario que un trabajador percibe por encima de esa cantidad no cotiza al Sistema. Destopar las bases máximas tendría un coste mayor para las empresas, como aseguran desde la patronal, que se ha mostrado muy reacia a este tipo de iniciativas.

Los socialistas aseguran que la Seguridad Social podría ingresar otros 3.500 millones de euros adicionales por la vía de las políticas de empleo, es decir, mejorando las condiciones salariales de los trabajadores para poder beneficiarse del alza del empleo y de un ciclo económico más próspero.  

Los de Pedro Sánchez no solo se plantean medidas por el lado de los ingresos. Acabar de una vez por todas con el déficit en las pensiones supondría también volcar parte de los esfuerzos en el lado de los gastos y en este punto también consideran que existe margen suficiente de maniobra.

En concreto, la formación apuesta por abonar vía Presupuestos Generales del Estado las tarifas planas, la reducción de cotizaciones por las políticas activas de empleo, así como los gastos de personal, los gastos corrientes y la inversión de los organismos de la Seguridad Social. De este modo el Sistema se ahorraría 4.300 millones al año

Una propuesta que ya abanderaron los sindicatos

La propuesta de elevar el tope a las bases máximas de cotización no es nueva y viene siendo una demanda, entre otros, de los sindicatos. Hace apenas unos meses, CCOO publicó un informe donde situaba su impacto económico en unos 8.626 millones. La medida afectaría a 1,5 millones de trabajadores y sería progresiva: si la base máxima se fuera elevando progresivamente hasta su destope definitivo en 2020, el efecto recaudatorio alcanzaría esos 8.626 millones en el último año.

En su simulación, que parte de 2016, la base de cotización subiría el primer año casi un 14,5%, para después incrementarse un 31,08% en 2017, un 49,44% en 2018 y un 33,51% en 2019, llegando a 2020 con la base máxima destopada. Para entonces, ninguna cantidad quedaría exenta de cotización, frente a los 30.479 millones de euros anuales por los que no se cotizaba en el año 2015.

La banca apuesta por medidas a medio y largo plazo

Los expertos inciden en que la situación de la Seguridad Social requiere tomar medidas y lo cierto es que estas últimas propuestas han creado un cierto revuelo, sobre todo las dos que afectan directamente a la banca. Fuentes del sector inciden en que el problema de la sostenibilidad no afecta solo a España y recuerdan que en Europa se están buscando soluciones a medio y largo plazo.

Hacen hincapié, además, en que lo importante es que la economía crezca y que esto pasa por tener entidades "rentables", "competitivas" y que puedan dar financiación, por lo que deberían valorarse muy bien las consecuencias de todo aquello que pueda repercutir negativamente en esa competitividad. Por último, recuerdan que nuestro país está dentro de la Unión Bancaria, por lo que cualquier decisión como una tasa a las transacciones o un impuesto a los beneficios de las entidades debería mirarse antes a nivel europeo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios