Ban Ki Moon apela a la "integración política" en medio de la discordia por el escándalo de corrupción

Ban habría pronunciado estas declaraciones en un encuentro con Chung Jin Suk, del Partido Saenuri --formación de la presidenta--, en Nueva York, en el que le habría expresado la necesidad del país de hallar no sólo esta integración política sino también ciertos compromisos sociales y económicos.

"El país se enfrenta a una crisis", ha indicado Ban a Chung, según recoge la agencia surcoreana de noticias, Yonhap. "En este tipo de crisis, los grupos vulnerables como los jóvenes, las mujeres o la gente mayor se enfrentan a los mayores desafíos", ha añadido.

El jefe de la ONU, cuyo mandato finaliza este mismo sábado, ha indicado que el país debe buscar soluciones en el ámbito político para esta crisis, si bien no ha dado ningún detalle sobre su futuro en el país. En anteriores ocasiones, Ban ha sugerido que podría presentar su candidatura a las próximas elecciones.

Precisamente según el último sondeo elaborado por Real Meter y publicado este jueves, Ban es el favorito de cara a los comicios presidenciales, que tendrían que celebrarse en diciembre de 2017 pero podrían adelantarse debido a la crisis interna que vive el país por el polémico caso de corrupción actual.

A mediados de octubre, Ban ya confirmó que volvería a su país y admitió que estudiaría qué papel podía desempeñar en el futuro de Corea del Sur, sin descartar una candidatura a las elecciones presidenciales.

Sin embargo, la situación entonces era mucho menos tensa ya que en la actualidad, la presidenta del país, Park Geun Hye, ha sido apartada del cargo y está siendo investigada por varios delitos.

Ban aseguró el pasado 17 de diciembre que 15 días después se tomaría "un descanso" y regresaría a Corea del Sur. "Entonces, trataré de reunirme con el mayor número de personas posible, entre ellas líderes políticos y líderes de la comunidad, sociedades y con mis amigos", añadió.

"Y consideraré seriamente cómo puedo contribuir y qué puedo hacer por mi país", señaló.

"Como ya sabéis, la situación (actual) es muy, muy difícil. En cierto sentido, (Corea del Sur) está en crisis. Puedo entender y comprender la ansiedad del pueblo sobre el futuro de su país, ya que este es uno de los mayores desafíos a los que se ha enfrentado el pueblo surcoreano", concluyó.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios