Valenciano (PSOE) avisa de que el éxito de un líder no depende del método de elección sino de su capacidad

Valenciano (PSOE) avisa de que el éxito de un líder no depende del método de elección sino de su capacidad

La vicepresidenta del Grupo Socialista en el Parlamento europeo, Elena Valenciano, defiende el sistema de primarias para elegir al secretario general del PSOE, pero avisa de que el "éxito electoral o de liderazgo" no lo da la fórmula de elección, sino la capacidad y el fondo político del elegido.

"El éxito no te lo da quién te elija ni cómo te elija sino lo que tú des, tu capacidad de liderazgo, tu capacidad de sumar, de convencer, el fondo político que tengas, tu capacidad política e intelectual, tu cultura, tu imagen", defiende Valenciano, en una entrevista con Europa Press.

La eurodiputada socialista cree puede haber "mil fórmulas" para elegir a un secretario general, pero insiste en que "no es la fórmula lo que da el éxito".

De hecho, recuerda que a los expresidentes de Gobierno socialistas, Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, les eligieron compromisarios y a Sánchez, por primarias. "Lo que da el éxito es lo que tú des de ti, lo que dé de sí ese líder", insiste.

Así responde también cuando se le ha preguntado por la posibilidad de ir a un modelo de 'bicefalia', es decir, con un secretario general que no sea candidato a La Moncloa, tal y como defendió recientemente el expresidente de Castilla-La Mancha José María Barreda. A su juicio, este modelo no tiene por qué ser bueno o mejor que el actual.

Para la que fuera 'número dos' del PSOE con Alfredo Pérez Rubalcaba, lo importante ahora es que el PSOE haga un buen congreso y "recupere su unidad", porque si no lo hace "no va a ser eficaz" para los ciudadanos.

Y recalca que esto no significa que necesite una candidatura única, como defienden algunos dirigentes del partido. "La cuestión es que el PSOE tiene que recuperar su unidad perdida y eso lo puede hacer a través de varios candidatos", afirma, recordando que en el Congreso que ganó Zapatero había otros tres candidatos --José Bono, Rosa Díez y Matilde Fernández-- y "hubo unidad".

"NI CANDIDATURA ÚNICA NI UNIFORMIDAD, UNIDAD"

"Yo creo que lo que tiene que haber es unidad, ni candidatura única ni uniformidad", insiste Valenciano, que cree que el PSOE "nunca va a ser un partido uniforme, pero sí tiene que recuperar su unidad".

En su opinión, éste es el "gran mensaje" que tiene que lanzar el PSOE en su 39 Congreso, independientemente de los candidatos que, subraya, todavía no se sabe ni quiénes ni cuántos van a ser.

Eso sí, a priori, apunta que el futuro líder podrá ser alguien que haya encabezado algunos de los dos sectores que se enfrentaron en la crisis que acabó con la dimisión de Pedro Sánchez. "La unidad no va a venir a hacerla uno que venga de fuera del PSOE, tendrá que hacerlo alguien de los que ha estado en el PSOE... Y quien más y quien menos ha estado posicionado en los últimos meses", señala Valenciano, que, por tanto, cree que sí puede liderar el partido "alguno de los que estuvo en un lugar o en otro".

Pero, por lo pronto, no quiere hablar de nombres. Así, declina opinar si Sánchez tiene oportunidades de volver a los mandos de Ferraz -"Eso lo van a decidir los militantes"-- o si la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, dará el paso o si habrá una 'tercera vía', en la que algunos sitúan al exlehendakari Patxi López.

"La gente da nombres y si tú todavía no lo has decidido no lo vas a desmentir, pero podía haber otros. Francamente, hasta que no haya candidatos, todo lo que digamos con respecto a esto es un brindis al sol y yo prefiero no hacerlo", señala.

Eso sí, también aprovecha para lanzar un aviso a quienes puedan pretender hacer una campaña con malas artes. Así responde cuando se le pregunta por el documento interno que ha circulado en los últimos días argumentando por qué consideran que Díaz no debería ser secretaria general.

ATAQUES DE "SOCIALISTAS COBARDES"

"Prefiero pensar que no lo ha hecho un socialista. Y si lo ha hecho un socialista, afirmo que es un socialista cobarde, porque no ha firmado el documento", dice rotunda Valenciano que, además, advierte de que "la guerra sucia siempre perjudica al que la lanza".

Pero es que, además, está convencida de que lo que quiere "la inmensa mayoría de los militantes y cuadros del PSOE" es "la paz". "Y hay que trabajar para eso, porque es lo que demanda la sociedad española, que no está para enfrentamientos de los partidos políticos", añade.

De lo que se trata, abunda, es de "arreglar el partido" para "poder ser eficaces para la gente" y eso hay que hacerlo "con generosidad, integrando a cuanta más gente mejor".

Además, admite que, para ello, también van a tener que "reflexionar" sobre su proyecto y su ideario. Y defiende que esto hay que hacerlo antes de elegir al líder. "Una vez que tengamos eso trabajado y el partido se haya tranquilizado un poco, que la gente esté más tranquila, pues entonces podemos tratar de buscar una solución, con varios candidatos si es necesario, pero que se busque finalmente la unidad", dice.

En este sentido, no le da mucha importancia a las plataformas de críticos que están surgiendo en muchas federaciones pidiendo que el congreso se celebre cuanto antes y criticando a la Gestora. A su juicio, es "normal" que en momentos como el que atraviesa el PSOE, "antes de un congreso y después de una crisis" como la que ha pasado, "la gente se reúna y unos vean las cosas de una manera y otras las vean de otra".

Eso sí, ha apuntado que lo que le parece "bastante original" es "escuchar a gente que no es del PSOE decir a los militantes del PSOE lo que tiene que hacer el PSOE". Aunque sin mencionarla, Valenciano se refería así a excomandante y diputada Zaida Cantera, que está visitando muchas agrupaciones socialistas para participar en actos de estas plataformas de críticos.

CAMBIOS EN LAS NORMAS INTERNAS

Al margen de esto, y de cara al futuro, Valenciano apunta que habrá que introducir cambios en sus normas internas derivadas del nuevo sistema de elección del secretario general. Las primarias, afirma, no se van a cambiar, pero sí hace falta "compensar" su poder con el de los órganos internos del partido.

"Cuando se abrió este debate siempre lo supimos. El problema es que no tuvimos tiempo, porque no era un congreso ordinario y no teníamos margen para introducir en una ponencia de estatutos otros cambios. Pero es evidente que hay que hacerlo. Siempre supimos que si tú eliges al secretario general por el voto directo de los militantes tienes que compensar la legitimidad del Comité Federal y de los órganos de control", explica.

Y admite que no haberlo tenido resuelto puede haberles generado algún problema. "Siempre que no tienes del todo acabada la obra, si cae una lluvia, haces goteras. Es lo que nos ha pasado. Nos ha hecho una gotera", afirma, para después subrayar que, en todo caso, no cree que los problemas del PSOE vengan de la elección de su líder en primarias. "Ojalá fuera ése el único problema, no lo creo para nada", remacha.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios