La dimisión del ministro de Justicia debilita al Gobierno holandés

Van der Steur ha informado al Parlamento de que dimitirá tras las críticas recibidas en relación a su mayor o menor conocimiento de un acuerdo sellado por la Fiscalía de Países Bajos y un narcotraficante detenido. Dicho pacto data del año 2000.

Rutte, que lidera una administración de coalición, encara sin garantías las elecciones del 15 de marzo, debido a la progresiva fragmentación del escenario político --más de 80 partidos se han registrado-- y al auge del Partido por la Libertad (PVV) del ultraderechista Geert Wilders.

El PVV parte, de hecho, como favorito para los comicios, si bien parece seguro que el futuro gobierno pasará por lo que decidan las distintas formaciones en negociaciones postelectorales. Los miembros del actual Ejecutivo han descartado 'a priori' una alianza con Wilders.

Ahora en portada

Comentarios