Domingo, 24.03.2019 - 15:27 h

La burocracia convierte a los CETI de Ceuta y Melilla en bombas de relojería

  • Sirios y subsaharianos de distintos países y distintas religiones conviven a diario en las instalaciones de los Centros de Estancia Temporal de Inmigrantes.
  • Desde la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) se espera que se tomen nuevas medidas para facilitar una inmigración legal.
Cuatro heridos en una pelea entre inmigrantes sirios en el CETI de Melilla

Sirios, subsaharianos de distintos países y distintas religiones conviven a diario en las instalaciones de los Centros de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. Sus residentes buscan un lugar mejor en el que vivir y en multitud de ocasiones solicitan que se agilicen sus salidas de estos centros para poder lograr lo que buscan, una vida mejor lejos de los países en crisis o en guerra de los que llegan.

En Ceuta, el número de residentes es de 560, una cifra que, según fuentes consultadas por lainformacion.com, no supera el cupo máximo.

La situación en Melilla es bastante más preocupante. Y es que, la capacidad oficial del centro de inmigrantes melillense es de 480, aunque se construyeron espacios internos expeditos tendentes a podeer crear estructuras "transitorias" en las que se albergara a un mayor número de acogidos. Cuando el delegado del Gobierno de Melilla, Abdelmalik El Barkani tomó posesión de su cargo el 2 de enero de 2012, el CETI contaba con unos 1.000 ocupantes, cifra que se convirtió en crónica, salvo cuando logró reducirse a unos 600 ese mismo 2012 -antes de que se recrudecieran los asaltos masivos a la valla-.

A partir del verano de 2013, se incorporó un nuevo flujo de inmigración, con un perfil bastante distinto al de los subsaharinos: los inmigrantes de origen sirio beneficiados, con una orden de protección internacional, según señalan desde la Delegación de Gobierno melillense.

A pesar de que miles de familia sirias estén llegando a diferentes puntos de Europa, la burocracia está provocando que se 'mezcle' su situación con la de otros inmigrantes que entran de forma irregular en los países de llegada. En este caso, España.Temporadas 'interminables' en los CETI

El presidente de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA), Rafael Lara, ha señalado a este periódico que serían necesarias tomar una serie de medidas para evitar que tanto sirios como subsaharianos pasaran temporadas interminables en ambos CETI.

En un primer momento, Lara defiende la necesidad de mejorar la acción política y diplomática por parte de la Unión Europea, lo que significaría liderar los procesos de pacificación de las distintas zonas en conflicto de las que vienen los migrantes. En algunos de estos conflictos, Lara recuerda que Occidente tiene "mucha responsabilidad".

Repartir un cupo de visados entre los países de la UE

Para el máximo representante de APDHA es necesario "facilitar los procesos de inmigración legal hacia la Unión Europea". Y propone: "repartir en los diferentes países europeos un cupo de visados para atender a unas 150.000 personas al año".

Además de para dar agilidad a los procesos administrativos, serviría para "desactivar el papel de las mafias", recuerda Lara. "Hay que tener en cuenta que se debe respetar el derecho de asilo y la Convención de Ginebra, algo que no se está haciendo", lamenta.

"Se está tratando con personas que huyen de la guerra y de la opresión, las cuales deberían estar amparadas por el sistema de protección de las Naciones Unidas".

Para Lara, la UE "está olvidando ese factor importante; se debe de facilitar la llegada de inmigrantes", añade, para poner el ejemplo de Turquía, país que "está acogiendo a miles de refugiados". Aunque, evidentemente, las condiciones de acogida de inmigrantes deberían mejorar en el país. "Lo que se tendría que hacer aquí es similar", incide.Una UE "decidida" a facilitar el asilo anual de 150.000 personas

El presidente de ADPHA considera que la inmigración y por ende los flujos migratorios se están dejando en "manos de las mafias". "Estamos dejando el derecho de asilo en manos de las mafias; en muchas ocasiones es lo que impide la ayuda humanitaria porque las mafias son las que están ganando dinero en enormes cantidades a costa de una política de la UE cruel e inhumana", lamenta.

Si la UE "fuera decidida y facilitara la llegada de inmigrantes y refugiados de forma estable, desactivaría este papel de las mafias", insiste, para finalizar: "Lo que no se puede es enviar militares a Libia para desactivarlas. Es algo ridículo. ¿Qué se va, a ocupar el país? ¿Se va a bombardear? Eso solo sirve para favorecer al Estado Islámico".

Lara cree necesaria una acción europea "mucho más decidida para afrontar los conflictos en esos países, y no por intereses económicos, sino para buscar soluciones que pacifiquen la zona y posibiliten su desarrollo", apostilla.A España llegó en 2014 un 50% más de inmigrantes que en 2013

El informe de balance migratorio en España de la APDHA del año pasado recoge un incremento del 50% de entradas de inmigrantes con respecto a las de 2013. Según el presidente de la asociación son cifras "pequeñas" con respecto a las entradas registradas en el resto de Europa.

En España han sido casi 12.000 las personas que han decidido jugarse la vida para encontrar un futuro mejor. "Es una cantidad pequeña con respecto a la de gente que está llegando a las costas de Grecia e Italia", comenta Lara.

Ceuta y Melilla copan los primeros puestos en lo que respecta a llegadas de migrantes. Sin embargo, Lara recuerda que estos aumentos se han debido sobre todo a la llegada de refugiados sirios. Además, recordó que en el mes de agosto, durante tres días, Marruecos retiró "todo tipo de vigilancia en el Estrecho y lo anunció en los barrios de Tánger donde suelen asentarse los inmigrantes", lo que provocó llegadas de entre 1.300-1.400 personas.

¿Cuáles son las previsiones para este año?

Lara ha vaticinado que la cifra de llegada de inmigrantes para este 2015 si aumenta, no lo hará de forma significativa. "Se está haciendo un esfuerzo inversor muy grande, por ejemplo, en Melilla, con la construcción de una cuarta valla en territorio marroquí, la cual está muy avanzada".

El presidente de ADPHA recuerda que mientras haya un acuerdo fuerte como existe con Marruecos, la gestión migratoria estará controlada. Y es que, según Lara, Marruecos se está "volcando y está impidiendo que lleguen pateras y que los inmigrantes lleguen a las vallas, sobre todo a la de Melilla".

Después de salir de sus países de origen, el futuro en Marruecos de estas personas tampoco es nada halagüeño. De ahí que intenten por todos los medios cruzar a España. "Los inmigrantes están padeciendo mucho; mucha violencia y mucho racismo"."Ese es el panorama", lamenta.

Además, Lara considera que en España "estamos matando moscas a cañonazos porque la inversión, el número de esfuerzos y de dinero y personal, además de tecnológicos, es muy superior a lo que necesita el país".

"Sería perfectamente asumible la situación si se regularizara la situación de los inmigrantes", comenta. El presidente de APDHA recuerda que desde los años 2005 y 2006, cuando llegaron miles de inmigrantes a las costas, sobre todo a las Canarias, Ceuta y Melilla, el número de migrantes que han elegido la ruta española se ha ido reduciendo: la ruta de Libia"comenzó a absorber la mayor parte de la inmigración".Una migración que no va a cesar

"Conflictos en Malí, Eritrea, Sudán, Siria, Irak, Yemen... van a producir importantísimos movimientos de población, los cuales van a asumir básicamente los países del entorno del propio país del conflicto", señala Lara, para agregar que en España hay que olvidarse de ese 'miedo' al migrante.

"Nuestro país podría encajar perfectamente cifras de inmigrantes que pudieran gestionarse con los países de origen en lo referente a los visados y se evitarían las tragedias que se están viendo en el Estrecho", dice.195.000 peticiones más de asilo en la UE

Tras haber alcanzado su máximo en el año 1992 -672 mil solicitudes en la UE de los 15- y de nuevo en el año 2001, con 424 solicitudes en la Europa de los 27, el número de peticiones de asilo se ha reducido en los años sucesivos. El pasado año el número de solicitudes de asilo se incrementó en casi 195.000 con respecto a 2013.

En parte, se ha debido, según un informe de Eurostat, de solicitantes procedentes de Siria, Eritrea, Kosovo, Afganistán y Ucrania, y en menor medida de Irak, Serbia, Nigeria y Gambia.

El número de solicitantes de asilo procedentes de Siria se elevó a 122.000 en la UE de los 28, lo que equivale al 20% del total, mientras que los ciudadanos afganos representaron el 7% del total, seguidos de los kosovares y los eritreos, con el 6 y el 5% respectivamente.

También se registraron, según Eurostat, aumentos considerables en términos relativos en el número de solicitantes de varios países africanos: Gambia, Eritrea, Senegal, Malí, Sudán y Nigeria, junto a dos países de Oriente Medio, Siria e Irak, y Afganistán, así como de los países de los Balcanes Occidentales, Albania y Bosnia y Herzegovina.La UE pide ayuda a la ONU

La Unión Europea solicitó el pasado lunes el respaldo a su plan para actuar contra el tráfico de inmigrantes por el Mediterráneo ante el Consejo de Seguridad de la ONU, donde algunos de los países no ven con buenos ojos la operación militar contra las mafias que preparan los Veintiocho:"Estamos asumiendo responsabilidades y trabajando duro y rápido, pero no podemos hacerlo solos", dijo la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, ante el máximo órgano de decisión de Naciones Unidas.

La diplomática italiana intervino primero de forma pública ante el Consejo y después mantuvo una reunión a puerta cerrada con los embajadores de sus quince miembros con el propósito de tratar de convencerles de la necesidad de aprobar una resolución que respalde las acciones de la UE ante la crisis migratoria en el Mediterráneo.

El punto más controvertido del plan es la idea de usar la fuerza para inutilizar los barcos que utilizan las redes de tráfico de personas, tal y como pactaron el mes pasado los líderes comunitarios. El pasado abril, el presidente francés, François Hollande, ya dejó claro que esa operación militar sólo se puede hacer con el aval de la ONU.

Ahora en Portada 

Comentarios