Martes, 26.03.2019 - 22:55 h
Total sintonía con Fomento

García-Legaz rompe con la era Vargas en Aena y descarta privatizar la compañía

El nuevo presidente confirma que no continuará con la privatización al ser una empresa estratégica para el Estado. Prioridad: la internacionalización.

Aena.
Aeropuerto Madrid-Barajas.

Aena seguirá estando, en su mayoría, en manos del Estado. El nuevo presidente de la sociedad público-privada que gestiona 46 aeropuertos españoles e internacionales y dos helipuertos, Jaime García-Legaz, rompe así con el proyecto de su predecesor, el dimitido José Manuel Vargas, que pretendía que el Gobierno continuara haciendo caja y avanzara en la privatización del 51% de las acciones que conserva Enaire. Nueva cúpula y nueva etapa en una compañía que ha ganado 965,5 millones en los nueve primeros meses de año.

García-Legaz lleva un mes y una semana instalado en su despacho de Aena y una de las primeras decisiones que ha tomado ha sido la de confirmar que no continuará adelante con el plan de Vargas de seguir desprendiéndose de una participación mayor, según explican a La Información fuentes del gestor aeroportuario. "Lo tiene claro, la privatización no entra en la hoja de ruta de la nueva Aena", añaden desde la sociedad. En estos cuarenta días en el cargo García-Legaz ha mantenido contactos con el sector, con portavoces de la oposición, con los gestores de los aeropuertos... Y a todos les ha transmitido su total sintonía con la línea del Ministerio de Fomento en este aspecto. El equipo Iñigo de la Serna también se ha mostrado en todo momento contrario a perder el control sobre la sociedad y, de hecho, la salida de Vargas, calificado en el Gobierno como "un verso suelto", se interpretó en esa clave.

Las razones de García-Legaz para decir 'no' a una nueva privatización de Aena se basan, principalmente, en que se trata de una compañía estratégica para España: el 11% del PIB depende de un turismo que llega a nuestro país a través, principalmente de los aeropuertos. Hay que tener en cuenta, además, que el Gobierno no tienen ningún apoyo parlamentario si decide perder el control mayoritario de la compañía ya que PSOE y Ciudadanos son contrarios a continuar con el 'plan Vargas', según explican a La Información los portavoces de Fomento de ambos partidos, César Ramos y Fernando Navarro.

Jaime García-Legaz.
Jaime García-Legaz.

Fuentes cercanas a García-Legaz añaden que en este momento el Gobierno no necesita medidas adicionales para cuadrar el déficit. La situación, aseguran es diferente a la de febrero de 2015 cuando tuvo que sacar a la venta el 49% de Aena en una polémica OPV. Ahora España crece a un ritmo del 0,8% en el tercer trimestre del año y no está previsto que el Ministerio de Hacienda exija nuevos esfuerzos en forma de venta de activos.

El ministro De la Serna ha experimentado un giro en su posición acerca de continuar privatizando Aena. Cuando tomó posesión de su cargo sí que afirmó que no lo descartaba, confirmando que era una opción que estaba "encima de la mesa", al igual que iniciar un proceso de expansión internacional. "Puede que este proceso esté íntimamente ligado a lo primero, y que sin un mayor grado de privatización sea difícil competir con otros en el exterior", llegó a decir el bilbaino. Era la misma línea que el expresidente Vargas. Sin embargo, en sus primeros seis meses en el cargó cambió de opinión y dijo: "Aena ha pasado de tener números rojos a ser una de las empresas más solventes, cotizando de una forma asombrosa para el poco tiempo que lleva desde la privatización".

Una de las joyas de la corona del Estado

Jaime García-Legaz también ha decidido imprimir un cambio de visión a Aena en el que se incluyen importantes novedades. Su primer objetivo era pacificar algunos aeropuertos, especialmente el de El Prat, donde el caos por la huelga de vigilantes de seguridad obligó al Gobierno a movilizar a la Guardia Civil. Objetivo conseguido. En segundo lugar, ha puesto en marcha la mayor operación inmobiliaria con la venta de hasta 2.000 hectáreas de terrenos adyacentes a los aeropuertos para levantar hoteles o centros comerciales. Pero, sobre todo, el que fuera presidente de CESCE buscará internacionalizar la compañía, un plan que ya tenía en la cabeza Vargas.

Aena una compañía que ha disparado su valor desde que se estrenó en Bolsa en febrero de 2015. El inversor que compró ese día ha obtenido una plusvalía del 177% en algo más de dos años, convirtiéndose en una de las empresas más rentables del Ibex. La acción salió con un precio de 58 euros y este jueves 23 de noviembre cerró a 161,5 euros. Unos títulos imparables. Los grandes beneficiados de esta OPV han sido los grandes fondos de inversión que invirtieron en su día. Es decir, TCI, que controla el 11,321% de la sociedad, y HSBC Holdings, que cuenta con un 5,249 %, tal y como consta en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Se calcula que estos fondos ganaron en una sola jornada hasta 800 millones de euros.

La gestora de los aeropuertos obtuvo un beneficio neto de 965,5 millones de euros en los nueve primeros meses del año, un 2,2% más respecto al mismo periodo de 2016. Hasta septiembre, los ingresos totales de llegaron a los 3.048,4 millones de euros, lo que supone un incremento del 7,1%, 203,4 millones más, con respecto a los mismos meses del año anterior. El ebitda se Aena alcanzó en este tiempo los 1.949 millones, un 10,8% más que 2016.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios