50 exaltos cargos y ex ministros del PSOE de Felipe se reúnen para parar los pies a Sánchez

  • Solchaga, Eguiagaray, José María Maravall, Corcuera y Leguina, entre los comensales.
  • Los socialistas del expresidente González quieren impedir un pacto con Podemos a toda costa.
Felipe González no ve una mayoría progresista y pide a PSOE y PP que no impidan que el otro gobierne

Entre 50 y 60 ex ministros y altos cargos que ejercieron responsabilidades, incluso en el gabinete de Gobierno de Felipe González se han reunido este jueves en Madrid con el objetivo de "parar los pies a Pedro Sánchez", actual secretario general del PSOE, al que ven obsesionado con llegar a la presidencia del Gobierno a toda costa. La cita ha tenido lugar en el Restaurante Café y Tapas Puerta de Toledo, cerca de la Puerta del mismo nombre,de la capital.

La última filtración que conocen fuentes socialistas es que Pablo Iglesias dejaría a un lado el objetivo de ser vicepresidente en un acto de generosidad en el marco de un acuerdo con el PSOE. En su lugar propondría a los socialistas como vicepresipente al general del Ejército del Aire José Julio Rodríguez, que fue número dos de Podemos por Zaragoza y antes Jefe del Estado Mayor de Defensa (JEMAD) con Carme Chacón como ministra de Defensa, según fuentes socialistas.

Los exministros y altos cargos no tienen representación suficiente en el Comité Federal del PSOE de este sábado pero su voz y su voto serán recogidos por la Federación Andaluza que preside Susana Díaz y podría ser seguido por otras comunidades afines a estas ideas.

Cierto es que entre los 50 excargos hay divisiones. Unos son partidarios de que el PSOE se abstenga para dar vía libre a un gobierno del PP y C's, como prefiere Felipe González, pero otros no comparten esa fórmula. En lo que sí coinciden todos es en su negativa a pactar con Podemos "porque nos quiere matar", según refleja un pata negra socialista. Y en esto coinciden también los competidores del PSOE. El núcleo duro de González busca un perfil para sustituir a Pedro Sánchez si este no acepta las condiciones del Comité Federal. Varios hablan de él ya como el "saliente", por su empecinamiento aunque creen que "hay que buscarle una salida".

Hay dos motivos principales que esgrime la vieja guardia socialista: la deriva imprevisible de Podemos, que ha alcanzado ya una hegemonía social y el deterioro progresivo de la coyuntura económica y los mercados, con los toques de atención de Bruselas. Este núcleo subraya que de los 70 municipios más grandes de España, el PSOE solo ha ganado tres y de los 11,2 millones de votantes de 2008 se ha pasado a 5,5 millones en 2015. "La espiral es suicida", lamentan.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios