Rajoy se refiere a Renzi sin siquiera citar su nombre como "uno que ya no está"

Es conocida la mala relación que tuvieron Rajoy y Renzi desde que el italiano desbancara en febrero de 2014

Con Renzi los Gobiernos de España e Italia no llegaron a celebrar una cumbre bilateral

Rajoy se refiere a Renzi sin siquiera citar su nombre como "uno que ya no está"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha reivindicado este viernes la oportunidad que tiene España ante así de ejercer una mayor influencia en el seno de la UE una vez superado el bloqueo político interno, como demuestra su participación el pasado 18 de noviembre en una cumbre de los grandes países de la UE para despedir al presidente saliente de EEUU, Barack Obama, reunión en la que representó a Italia "uno que ya no está".

Así, sin siquiera citarlo por su nombre, Rajoy se ha referido al exprimer ministro italiano, Mateo Renzi, que dimitió semanas después tras perder el referéndum sobre la reforma constitucional que había impulsado.

Es conocida la mala relación que tuvieron Rajoy y Renzi desde que el italiano desbancara en febrero de 2014 sin pasar por las urnas a su compañero de filas Enrico Letta, contra el que promovió una votación de reprobación, que forzó a Letta a presentar su dimisión tras diez meses como primer ministro de Italia.

Con Renzi los Gobiernos de España e Italia no llegaron a celebrar una cumbre bilateral -cuya periodicidad habitual suele ser más o menos anual-- e incluso tardaron tiempo en entablar contactos de alto nivel, algo completamente inusual entre dos socios europeos.

Rajoy ha manifestado la voluntad de su Gobierno de contribuir a que en la UE se adopten decisiones que favorezcan a los ciudadanos y, como ejemplo de que España está en condiciones de hacer aportaciones sustantivas a la Unión, ha recordado que la política de inmigración por la que apostó España desde la crisis de los cayucos en 2006 -que pasa por ayudar política y económicamente a los países origen de la inmigración que cooperen en el control de los flujos-- es la que ha asumido recientemente la UE.

Preguntado por las elecciones que este año se celebrarán en Países Bajos, Francia y Alemania, ha expresado su deseo de que traigan "Gobiernos estables" porque es algo que tiene una enorme influencia en la economía de los países y, por tanto, en el bienestar de las personas.

Así, ha subrayado la importancia de que los países europeos sigan estando dirigidos por las fuerzas políticas "moderadas" que han construido Europa en las últimas décadas (populares, socialistas y liberales) porque las "novedades" que representan movimientos populistas de extrema derecha o comunistas pueden parecer la solución en situaciones de caos, pero en la práctica se demuestra que alimentan un caos mayor.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios