La mayoría de los líderes sudamericanos acude a una cita para reforzar los lazos con los países árabes

Doha, 30 mar (EFE).- Las naciones árabes y sudamericanas se reúnen mañana al máximo nivel en Doha con el fin de continuar los esfuerzos iniciados en el 2005 para unir a dos regiones que, a pesar de sus semejanzas, hasta hace poco vivían de espaldas.

Doha, 30 mar (EFE).- Las naciones árabes y sudamericanas se reúnen mañana al máximo nivel en Doha con el fin de continuar los esfuerzos iniciados en el 2005 para unir a dos regiones que, a pesar de sus semejanzas, hasta hace poco vivían de espaldas.

La respuesta de los jefes de Estado y de gobierno sudamericanos a la reunión bautizada como ASPA (América del Sur-Países Árabes) ha sido abrumadora, ya que se espera la presencia de al menos nueve de ellos, sobre doce países que componen la región.

Según fuentes de la organización, tan sólo el ecuatoriano Rafael Correa, el colombiano Álvaro Uribe y el uruguayo Tabaré Vázquez estarán ausentes de la cumbre, la segunda de estas características que celebran árabes y sudamericanos después de la de Brasilia, en 2005.

A lo largo del día de hoy han ido llegando los líderes americanos, aunque se mantiene la incógnita sobre la presencia del venezolano Hugo Chávez, quien, aunque ha asegurado que asistirá a la cumbre, todavía no ha arribado a Doha.

Entre los asuntos prioritarios en la agenda de la reunión figuran una respuesta coordinada a la crisis financiera, el aumento de los intercambios comerciales y la cooperación.

El comercio bilateral entre las dos regiones ha experimentado un notable impulso desde la reunión de Brasilia, ya que, si hace cinco años ascendía a 11.000 millones de dólares, en 2008 alcanzó los 25.000 millones de dólares.

Sin embargo, como explicó una fuente diplomática brasileña a Efe, casi el 80 por ciento de estos intercambios tuvieron a Brasil como destinatario, con alrededor de 20.000 millones de dólares.

Sobre la mesa estará también el acuerdo de libre comercio que negocia el Mercosur (Paraguay, Uruguay, Argentina y Brasil) con el Consejo de Cooperación del Golfo (Kuwait, Arabia Saudí, Bahrein, Omán, Qatar y Emiratos Árabes Unidos).

Está previsto, señalaron las mismas fuentes, que se anuncien nuevos avances en las negociaciones, si bien no se espera que se cierre todavía el acuerdo.

La cita, que dará comienzo a las 15.00 hora local (12.00 GMT) estará precedida por varias reuniones bilaterales de los líderes sudamericanos con sus homólogos árabes.

En declaraciones a la prensa, el canciller argentino, Jorge Taiana, explicó que el documento final de la cumbre incluirá una mención a la reivindicación por parte de su país de la soberanía sobre las islas Malvinas.

Asimismo, el argentino insistió en que la cooperación sur-sur siempre ha sido 'un eje' de su gobierno, por lo que espera que la cumbre de mañana sirva para 'consolidar una relación política y un rumbo claro de avanzar en la relación entre las dos regiones'.

El titular de la diplomacia argentina agregó que esta cooperación ha contribuido a que en los últimos años se hayan 'profundizado los lazos económicos, pero también los políticos y culturales'.

En los cuatro años que han transcurrido desde la pasada cumbre de Brasilia, se han celebrado nueve reuniones ministeriales y se ha inaugurado la llamada Biblioteca ASPA.

Respecto a la polémica despertada en torno a la presencia en Doha del presidente sudanés, Omar Al Bachir, sobre quien pesa una orden de detención de la Corte Penal Internacional, fuentes sudamericanas señalaron que es poco probable que se elabore un posible comunicado sobre este asunto.

Un asesor de la Presidencia brasileña señaló a Efe que la práctica totalidad de países sudamericanos, salvo Chile, son signatarios de la CPI, por lo que no pondrán en duda su jurisdicción sobre este asunto.

Tras la cumbre ASPA, los dignatarios de Brasil, Argentina y Arabia Saudí pondrán rumbo a Londres, donde participarán en la reunión del G-20 para abordar la crisis económica internacional.

Ahora en portada

Comentarios