Las cinco caras de los candidatos republicanos que aspiran a la Casa Blanca

  • Una vez conocidos los resultados de las elecciones legislativas de EEUU, los partidos buscan ya candidato para suceder al demócrata Barack Obama.

  • Arranca la campaña para 2016 con pocas caras en la bancada demócrata y muchos aspirantes en el partido republicano.

El Congreso de EE.UU. logra un acuerdo preliminar para evitar otro cierre del Gobierno

La derrota de los demócratas en las miterms ha dado vía libre a los republicanos de cara a presidir en 2016 la Casa Blanca. Cinco son los rostros que intentarán pujar por un sitio que les enfrente al líder demócrata, que puede ser Hillary Clinton. Ryan, Paul, Rubio, Christie y Bush serán los candidatos que opten a encabezar la futura lista.

Una vez conocidos los resultados de las elecciones legislativas de EEUU, los partidos buscan ya candidato para suceder al demócrata Barack Obama. Arranca la campaña para 2016 con pocas caras en la bancada demócrata y muchos aspirantes en el partido republicano.

Para el analista y director de Hispanic Council,Daniel Ureña "los republicanos salen favorecidos de estos comicios.". En su opinión, los republicanos han ganado con contundencia y superado las expectivas. En ese sentido, apunta queel fenómeno Tea Party desinfló a los Republicanos pero tras las elecciones salen con impulso y reforzados".

Asegura que "es el comienzo del fin de la época Obama" y el inicio de una nueva contienda electoral, la lucha por la presidencia en 2016. Una refriega política que tendrá protagonistas republicanos como Rand Paul, Paul Ryan, Marco Rubio o Chris ChristieRand Paul, favorito de los conservadores

El senadorRand Paul, un republicano que se define como "libertario", ganó enKentuckyy es uno de los claros favoritos republicanos a la Casa Blanca en 2016.

Hijo de Ron Paul - que se presentó tres veces a las primarias presidenciales del partido republicano-, Rand Paul cuenta con una base de jóvenes partidarios muy motivados, muchos de los cuales llevaban camisetas con su imagen.

En 2013, también ganó esta consulta, una muestra no representativa de los militantes,tradicionalmente más conservadores que el resto de los votantes republicanos.

Rand Paul, elegido senador en noviembre de 2010 con el apoyo del Tea Party, está muy implicado en asuntos relativos a los derechos individuales.Es uno de los críticos con los programas de vigilancia electrónica de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) y se enfrenta con frecuencia con sus colegas republicanos.Jeb Bush, ¿el cuarto Bush en la Casa Blanca?

El exgobernador de FloridaJeb Bushdecidirá a finales de este año si finalmente se presenta o no a las primarias republicanas para ser candidato a la Presidencia en 2016.

Bush, hijo y hermano de expresidentes de Estados Unidos, afirmó además que su decisión para presentarse o no a la candidatura republicana para 2016 no se verá influenciada por el contexto político actual debido a la volatilidad de lapolítica."(La posibilidad de) no presentarme ha generado más interés que si dijera que lo estaba haciendo", puntualizó, y agregó que el aumento de la atención sobre su persona no había sido buscado. "No soy tan inteligente", dijo.Paul Ryan, un político aferrado al conservadurismo fiscal

El congresistaPaul Ryan, es uno de los candidatos republicanos que más posibilidades tiene de enfrentarse a Rand Paul en su carrera por la Casa Blanca.

Paul Ryan, es un joven político en ascenso aferrado alconservadurismo fiscal,líder de una nueva generación de ideólogos económicos dentro de su partido y querido entre el movimiento derechista 'Tea Party'.

Ryan es una de las voces más influyentesen temas económicos dentro del Partido Republicano. Dirige el Comité de Presupuestos de la Cámara de Representantes y ha sido el ideólogo de un plan para reducir el elevado déficit público.Nacido en Janesville (Wisconsin) hace 44 años, representa a ese estado en el Congreso desde 1999, cuando tenía 28 años, y actualmente preside el Comité de Presupuestos de la Cámara de Representantes.Chris Christie, el hombre que abrazó a Clinton

Chris Christie, gobernador de Nueva Jersey, representa la gran esperanza para 2016 de un ala moderada cada vez más acorralada por los más conservadores del partido republicano en EE.UU, un rol al que le ha aupado su carácter sin tapujos pero que por ahora ha evitado abrazar por completo.

La misma impresión manifiestan otros representantes del ala moderada, que, inquietos ante el alza del movimiento ultraconservador Tea Party, confían en la varita mágica de un republicano que ha conquistado dos veces un bastión demócrata como Nueva Jersey.

Sus duras recetas para rebajar el desempleo y equilibrar el presupuesto en el estado le han valido la admiración de todo el partido, si bien el ala más conservadora sigue sin perdonar su aparición junto al presidente, Barack Obama, seis días antes de las elecciones de 2012, cuando el huracán "Sandy" azotó la costa este.

Muchos ven al huracán como el momento definitorio de Christie, el que transformó su imagen en ocasiones brusca o pendenciera en la de un ciudadano de a pie que lloraba con sinceridad los daños a la costa de su juventud, como la definió en una ocasión en su cuenta de Twitter.

Marco Rubio podría convertirse en el primer latino

El senador republicano de Florida Marco Rubio no se jugaba nada en estas elecciones. No todos los estados votaban a sus gobernadores y el suyo era uno de los 24 que no lo hacía. Aún así,empieza su carrera hacia la Casa Blanca.

"Lo estoy", dijo en el mes de mayo Rubio a la cadena de televisión ABC en respuesta a la pregunta de si creía estar preparado para ser el primer presidente latino de EEUU. "Creo que eso es cierto de varias personas que querrán competir", indicó el senador de 43 años, quien recordó queha ocupado cargos públicos durante la mayor parte de los últimos 14 años.

Sus colegas republicanos consideran que Rubio cuenta con los principios conservadores que caracterizan al partido, pero al mismo tiempo con lasideas progresistas que conducen a alcanzar el verdadero sueño americano. Además, el conservador Rubio forma parte del grupo bipartidista de ocho senadores que delinearon recientemente los principios para alcanzar una reforma migratoria en Estados Unidos.

Ahora en Portada 

Comentarios