Viernes, 21.09.2018 - 20:12 h
Apela a su mensaje pacífico

Guardiola ve muy injusto comparar a los independentistas con la kale borroka

Ha vuelto a lucir en la rueda de prensa el lazo amarillo en solidaridad por los políticos independentistas catalanes encarcelados.

Guardiola con el lazo amarillo en un encuentro de la Premier (Foto: FA)
Guardiola con el lazo amarillo en un encuentro de la Premier (Foto: FA)

El entrenador del Manchester City, Pep Guardiola, ha calificado de "gran injusticia" el hecho de que desde algunos ámbitos se estén comparando el movimiento independentista y favorable al referéndum catalán "con la kale borroka" o "con ETA", y ha resaltado que precisamente se ha caracterizado por el "pacifismo", algo que demuestran las imágenes, que "no engañan".

"Cuando dicen que somos generadores de violencia se equivocan de lleno. Puedes estar de acuerdo o no, ya sabemos que las ideas son de cada uno y que los jueces pueden hacer su trabajo. Creo que es una gran injusticia que nos comparen con la kale borroka o que podemos parecer la banda terrorista ETA", declaró en la rueda de prensa previa al duelo de este sábado en casa del Everton.

En este sentido, el técnico catalán destacó que lo que ha caracterizado precisamente al movimiento a favor del referéndum ha sido su fondo "pacífico". "Estoy como toda la gente que no quiere el mal para los demás ni para sus familias. Todo lo que hemos hecho seis millones de personas saliendo a la calle en estos años lo hemos hecho de manera pacífica", resaltó.

"Sólo hay que ver lo que pasó el 1 de octubre. Las fotografías y los vídeos no engañan; hace años podía hacerlo, pero ahora no. Todos los mensajes, desde el president Puigdemont hasta el vicepresidente Junqueras, al presidente de la ANC o de Òmnium Cultural, siempre los han dicho a través del pacifismo", continuó.

El preparador de Santpedor ha vuelto a lucir en la rueda de prensa el lazo amarillo en solidaridad por los políticos independentistas catalanes encarcelados, una acción por la que ya fue multado con 22.500 euros por parte de la Federación Inglesa (FA) por "exhibir un mensaje político".

En aquella ocasión, el presidente de la FA, Martin Glenn, sembró la polémica al equiparar la cinta amarilla con "una esvástica o la hoz y el martillo", un comentario por el que luego se disculpó, recalcando que sancionaron al entrenador aplicando "las leyes del juego de manera equitativa".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios