Miércoles, 13.11.2019 - 19:10 h

El 'sí' a la independencia se disparó tras la sentencia del Estatut y pinchó por Podemos

En el último estudio oficial de la Generalitat el 'no' a la independencia se impone por 4 puntos al sí.

El voto independentista se disparó en 2010, tras la sentencia del Estatut, y se desinfló con la irrupción de Podemos.

Qué opinan Le Pen, Sturgeon, Geert Bourgeois o Matteo Salvini de la independencia de Cataluña

Los catalanes no apuestan, en su mayoría, por la independencia de Cataluña. Los partidarios del 'sí' y los del 'no' están a día de hoy equilibrados, si bien en los últimos meses los contrarios a la secesión han aumentado en detrimento de los separatistas. El último CEO de la Generalitat, publicado este jueves, indica que el 48,5% de los catalanes votarían hoy en contra de la independencia, mientras que el 44,3% votarían a favor de la secesión.Con estos datos en la mano, parece que el 'no' a la independencia empieza a recuperar la ventaja que tuvo durante 2015. Ahora son cuatro puntos de ventaja, pero en junio de 2015 llegó a 7,1 puntos.Mientras, se observa una tendencia a la baja de los partidarios del sí. En junio de 2016 sacaron más de 5 puntos al no, siendo la mayor ventaja conocida. Sin embargo, en los últimos sondeos esta opción ha caído, como se puede observar en el siguiente gráfico.Se podría concluir, por tanto, que referéndum independentista unilateral en Cataluña no obtendría un respaldo mayoritario ni por parte de los partidarios de la secesión ni por la de los que apuestan por continuar de la mano del Estado. Echando la vista atrás, en el histórico del CEO (el equivalente al CIS en Cataluña) se puede observar que el sí a la independencia y el no se han repartido a partes iguales. Desde que este instituto realiza la pregunta "¿Quiere que Cataluña se convierta en un Estado independiente?" (en febrero de 2015 comenzó a utilizar esta formulación) ninguna de las dos opciones destacan. Se podría hablar, en definitiva, de un empate técnico.El sondeo del ICPS (Instituto de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad de Barcelona) arroja algo más de luz sobre la evolución del voto a favor o en contra de la independencia. Esta encuesta se realiza una vez al año. A continuación se reproduce su histórico de resultados desde 2007:Se pueden extraer varias conclusiones de este estudio que ofrece varias posibilidades a los encuestados sobre el modelo que quieren para Cataluña. En primer lugar se observa una evolución del voto independentista a partir del año 2007-2008. Hace quince años los partidarios de un Estado independiente eran el 15%. Ahora rondan el 45%.También se puede observar cómo tras la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatut, en 2010, los partidarios del independentismo se disparan hasta niveles similares a los actuales.Sin embargo, en 2014 y 2015, los catalanes favorables a un Estado propio descendieron debido al llamado efecto Podemos. La irrupción de Pablo Iglesias y sus referencias al Estado plurinacional alejaron a algunos de la independencia y confiaron en las soluciones al conflicto que aportaba el líder de la formación morada.Desde la Asamblea Nacional Catalana (ANC) se observa que existe a día de hoy una base clara de catalanes a favor de la independencia. La cifra se encontraría en ese 45%, experimentando un crecimiento exponencial de esta opción en los últimos quince años. La ANC recuerda también que, a pesar de que los partidarios del 'sí ' y del 'no' se repartirían si hubiera una consulta a día de hoy, los que no quieren independencia son una masa de catalanes más inestable en base al histórico de los sondeos publicados.

Ahora en Portada 

Comentarios